Alemania sale por tercera vez al rescate de TUI con una ayuda de 1.300 millones de euros

El Ejecutivo de Merkel ya ha inyectado 4.300 millones al turoperador, que ampliará capital por 500 millones en enero de 2021

Pasajeros desembarcando de un avión de TUI.
Pasajeros desembarcando de un avión de TUI.

TUI será rescatada por tercera vez por el Ejecutivo presidido por Angela Merkel. El mayor turoperador europeo sigue sin tocar fondo y ha alcanzado un nuevo acuerdo con el gobierno alemán para recibir una ayuda de 1.300 millones de euros, que se verá complementada con una ampliación de capital de 500 millones de euros en enero de 2021. Los 1.800 millones se unen a los 3.000 millones recibidos desde marzo y sitúan a TUI como la tercera firma alemana que más apoyo público ha recibido, por detrás de Lufthansa y Adidas.

Las negociaciones con el Ejecutivo alemán, iniciadas tras el verano, han fructificado en la utilización del Fondo de Estabilización (WSF, por sus siglas en alemán) para entrar en el capital de TUI, aunque sin derechos de voto por ahora. Esa participación tendrá un primer importe de 420 millones de euros, que podrá convertirse la ayuda en acciones de la compañía, y otro posterior de 280 millones en una segunda, que podrá servir para compensar las pérdidas futuras. Adicionalmente, el turoperador recibirá avales por valor de 400 millones de euros para la solicitud de préstamos o como alternativa podrá elevar la participación en TUI que compense las pérdidas, así como una facilidad de crédito por valor de 200 millones a través del Banco de Desarollo de Alemania (KFW). Un acceso privilegiado a la financiación que ya recibió en otro de los rescates y cuyo vencimiento se ha visto ampliado hasta julio de 2022.

El pacto alcanzado ayer también incluye la obligación de que dos personas designadas por el Fondo de Estabilización ocupen un puesto en el Consejo Directivo de TUI. Los fondos obtenidos con la ampliación de capital se utilizarán, entre otros propósitos, para la devolución de 300 millones de deuda senior, que vencen en octubre de 2021.

El apoyo del Banco de Desarrollo de Alemania le impedirá a TUI repartir dividendos o la recompra de acciones para compensar a sus accionistas y a ello se le unen las restricciones que impone la participación del Fondo de Estabilización. De esta manera, el turoperador no podrá elevar su participación en el capital de otras compañías mientras no haya devuelto el importe íntegro de las ayudas recibidas por ese mecanismo, dotado con 100.000 millones.

Normas
Entra en El País para participar