Pullmantur afronta la devolución de 50 millones por viajes cancelados

La compañía se comprometió a abonarlos antes de finalizar 2020. Las agencias de viajes confirman no haber recibido ni un euro.

Richard J.Vogel, consejero delegado de Pullmantur.
Richard J.Vogel, consejero delegado de Pullmantur.

La administración concursal de Pullmantur ya trabaja para tratar de sacar adelante a la crucerista. Y uno de los primeros escollos que va a tener que afrontar es la devolución de los viajes cancelados por la quiebra de la compañía. La Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) y la Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas (Fetave) redoblan la presión para cobrar antes de que acabe el año y estiman que el montante podría llegar a 50 millones de euros.

Santiago Méndez, vicepresidente de Fetave, aclara que el pacto financiero sellado con Royal Caribbean aporta seguridad a las agencias de viaje, pero que es vital que se empiecen a gestionar con rapidez la devolución a clientes individuales y colectivos.”Han agilizado los bonos para viajar con Royal o Celebrity, pero tienen que acelerar las devoluciones por una cuestión de supervivencia”. Méndez calcula que hasta marzo se podrían haber vendido 85.000 plazas de crucero y que es imprescindible devolver las reservas pagadas por los clientes que llevan meses reclamándolas. “Si no lo hacen antes de marzo, las tendremos que pagar las agencias de viaje y eso puede ser la puntilla tras muchos meses cerrados sin ingresos”.

Para rebajar la cantidad a devolver, la crucerista ha ofrecido como alternativa a la devolución del importe un bono por valor del 125% del precio del viaje para realizar otro en embarcaciones de Royal Caribbean o Celebrity Cruises desde el 31 de diciembre de 2021 al 30 de abril de 2022. “Queremos tranquilizar a aquellos clientes que se hayan acogido al Future Cruise Credit [el programa de devoluciones lanzado en julio] para que sepan que estamos trabajando duro para que cada uno de ellos obtenga la compensación acordada tras las cancelaciones de sus reservas”, precisó Francisco Vera, administrador del concurso de Pullmantur, en un comunicado remitido el pasado jueves

Fetave calcula que se habrían vendido 85.000 plazas antes de marzo

En el mismo también se aludía al acuerdo de cooperación con Royal Caribbean para poner en marcha el plan de viabilidad y a un compromiso adquirido “para la obtención de dos embarcaciones de clase Millenium a disposición de Pullmantur en los términos que se deriven del plan de negocio, con la idea de mejorar la oferta, apostar por un diseño más moderno y con un mayor número de cabinas con balcón”.

Una propuesta que remitía directamente a la alternativa de contar con dos embarcaciones de Celebrity Cruises, una de las seis marcas de cruceros de lujo de Royal Caribbean. Una posibilidad desmentida ayer por la propia Celebrity Cruises en un comunicado de prensa. “Mientras que apoyamos completamente los esfuerzos para reorganizarse de Pullmantur y seguiremos trabajando para que pueda desarrollar su nuevo plan de negocio, es importante aclarar que no hemos alcanzado ningún acuerdo para alquilar o vender ninguno de nuestros barcos, incluidos ninguno de la clase Celebrity, a Pullmantur”.

CEAV acumula impagos por 320 millones

Las cancelaciones en cascada de viaje a partir de marzo por el coronavirus dispararon los impagos a las agencias de viajes, las encargadas de devolver el dinero a los clientes que contrataron esos viajes. La Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) calcula que acumula deudas por 320 millones, de los que 250 millones corresponden a las aerolíneas. Por ello ha empezado a mandar requerimientos a sus principales deudores, entre ellos Ryanair, reclamándoles por burofax la devolución de las deudas bajo la amenaza de denunciarlos ante los tribunales. Fuentes cercanas al proceso concursal de Pullmantur confirman que la crucerista también habrá recibido una solicitud similar.

Normas
Entra en El País para participar