Movilidad

Zity recurre a un desinfectante creado por Ferrovial para que sus coches estén libres de Covid

El nuevo producto se adhiere a los materiales a nivel molecular y permanece activo entre cuatro y ocho semanas, según la porosidad de la superficie

Un coche de City circulando por Madrid.
Un coche de City circulando por Madrid.

Zity, la empresa de carsharing propiedad al 50% de Renault y Ferrovial, lucha por recuperar la actividad que tenía antes de que se desatara la pandemia por Covid-19. La compañía, que tras el estado de alarma en España reabrió en mayo su servicio en Madrid, con alquiler de hasta tres días, y se estrenó en París, ha aplicado a toda su flota de Madrid un nuevo desinfectante de larga duración, que ha sido desarrollado por un equipo de químicos, biólogos e ingenieros de Ditecpesa, filial de Ferrovial.

“Cualquiera de los desinfectantes usados para combatir el coronavirus, como el hidroalcohol o el jabón tradicional, al entrar en contacto con el virus lo que hacen es romper su membrana exterior y lo destruyen. El nuevo desinfectante, llamado Long Clean Surface (LCS), hace lo mismo, pero lo que le hace novedoso y le da valor es que se adhiere a los materiales a nivel molecular y permanece activo entre cuatro y ocho semanas, según la porosidad de cada superficie”, explica Javier Mateos, CEO de Zity.

La aplicación en la flota de coches se hace mediante nebulizadores eléctricos que crean una nube de producto desinfectante. “Esto nos da garantía de que llega a todas las partes del vehículo [también se aplica exteriormente] y de que estamos ofreciendo al cliente un espacio Covid free”, continúa el directivo, que cuenta cómo, aunque han recuperado negocio frente a los meses del estado de alarma, el nivel de actividad de Zity este mes de noviembre está a un 60%-65% del que tenían el mismo mes de 2019, un mes que fue récord para la compañía.

Las restricciones a la movilidad con el toque de queda, la vuelta al teletrabajo de muchos profesionales y el temor de mucha gente a usar el carsharing por temor a contagiarse están penalizando el negocio de la compañía, que arrancó en Madrid hace tres años y donde suma ya 370.000 usuarios. En París, donde las medidas anti Covid son más duras que en Madrid, con cierre de establecimientos y mucho menos ocio, su actividad ha caído un 50% desde mayo. Allí tienen 25.000 usuarios, y prevén aplicar el nuevo desinfectante en los próximos meses. “En cuanto tengamos la certificación que ya tenemos aquí”, dice Mateos.

El directivo resalta que el producto, que ha sido probado durante meses, “es totalmente seguro para las personas” y destaca que Zity es la primera empresa en usarlo. “Ferrovial aún no lo ha lanzado comercialmente, pero gracias a que es nuestro accionista, hemos podido trabajar juntos varios meses y ser el estandarte de entrada del producto en producción”.

“No sé si llegará hasta los estantes de los supermercados, pero las aplicaciones del nuevo desinfectante son infinitas: En medios de transporte, centros deportivos y comerciales, cines... En cualquier instalación donde haya trasiego de personas”, añade Mateos, que reconoce que por mucho esfuerzo que venían haciendo hasta ahora en cuanto a limpieza de los vehículos, no siempre se podía hacer una higienización del coche entre usuario y usuario.

“Ahora ese riesgo desaparece, incluso aunque el usuario que nos preceda tenga el virus. Tampoco hay riesgo si un usuario limpia el volante con hidroalcohol porque este desinfectante se adhiere a nivel molecular y la única forma de eliminarlo sería lijar la superficie donde se ha adherido, así que admite que sigas limpiando los vehículos con otros productos de limpieza”.

Mateos señala que el nuevo producto, del que tienen garantía de disponibilidad durante los próximos 12 meses para las dos ciudades en las que opera, no es barato y que aplicarlo como planean cada 3-4 semanas conlleva un coste, “pero vamos a ahorrar en las patrullas itinerantes que iban limpiando los coches, que eran ineficientes y nos estaban disparando los costes”. Zity dispone de una flota de 800 Renault Zoe en Madrid y 500 en París.

Long Clean Surface forma parte del proyecto CD Clean, que se incluye dentro de las iniciativas desarrolladas por la UE en colaboración con instituciones de diversos países europeos, y con la participación del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología, para luchar contra la pandemia. También forma parte de esta propuesta el CDTI, que depende del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

El CEO de Zity explica que la compañía ha recuperado los precios que tenía y que rebajaron desde mayo a septiembre; también ha vuelto a su cobertura previa (al pasar de los 200 a los 100 Km2). “Hemos vuelto a la normalidad en cuanto al servicio, porque teníamos viajes a prácticamente 20 euros el día que eran insostenibles”.

Zity cerró 2019 con una facturación de 8,5 millones de euros. La compañía no ofrece detalles de sus cuentas, pero asegura que siguen en pérdidas. Su previsión era ser rentables este año en Madrid, pero la pandemia se lo ha impedido. Entre sus planes futuros está desembarcar en tres nuevas ciudades europeas durante el segundo semestre de 2021, cuando esperan que la crisis sanitaria esté controlada.

Normas
Entra en El País para participar