Aerolíneas

La pandemia 'arrasa' con la primera línea ejecutiva del sector aéreo

Una cuarta parte de las 100 mayores aerolíneas han cambiado de presidente o CEO

Una técnica de operaciones (TOAM) señaliza a un avión en el aeropuerto brasileño de Guarulhos.
Una técnica de operaciones (TOAM) señaliza a un avión en el aeropuerto brasileño de Guarulhos.

El sector aéreo mundial acude mañana martes a su cumbre anual, la asamblea de la asociación Iata, en medio de la peor crisis vivida por la aviación y con un sinfín de cambios de cara al frente de importantes aerolíneas.

La pandemia ha acelerado reestructuraciones y también relevos. Según información recopilada por Flightglobal, las salidas en los primeros puestos ejecutivos afectan a 25 de las 100 mayores referencias desde el pasado mes de marzo.

Los últimos en anunciar su marcha han sido Calin Rovinescu, presidente de Air Canada durante 12 años; Brad Tilden, que deja la presidencia ejecutiva del quinto grupo aéreo estadounidense, Alaska Air Goup, y Vitaly Saveliev, que suelta los mandos de la rusa Aeroflot.

La asociación de aerolíneas Iata aborda la crisis del sector aéreo mañana martes en su cumbre mundial

Rovinescu, que se une al consejo de Bank of Nova Scotia, se irá en febrero y será su segundo, Mike Rousseau, quien se haga cargo de la presidencia de la canadiense. Las pérdidas de Air Canada al cierre del tercer trimestre alcanzan los 3.486 millones de dólares canadienses (2.230 millones de euros).

Brad Tilden va a permanecer como presidente del consejo de Alaska Air Group, pero el poder ejecutivo del holding lo toma el jefe de Alaska Airlines, Ben Minicucci. Será el 31 de marzo y el relevo se ha enmarcado en la transición hacia un nuevo mercado post pandemia.

La emergencia de una nueva ola de ayudas

Las mayores aerolíneas estadounidenses han reclamado apoyo a su Gobierno para soportar el arranque de 2021 aún sin la vacunación generalizada. Las compañías urgen la extensión de sus particulares despidos temporales, al tiempo que podrían precisar nueva financiación pública.

En Europa las cosas no están mejor. Francia estudia ampliar su respaldo económico a Air France; Air Europa ha sido rescatada por el Ejecutivo español, y Norwegian se ha acogido en Irlanda a una figura similar al concurso de acreedores.

El sector urge la armonización de medidas sanitarias en el Viejo Continente para reactivar, como mínimo, los vuelos entre países de la UE. También defienden los test de antígenos sobre las PCR, por su menor coste, para evitar las cuarentenas.

Respecto al largo radio, escasas esperanzas hasta que llegue el antídoto contra la Covid-19. Las británicas British Airways y Virgin Atlantic presionan a los Gobiernos de EE UU y Reino Unido para que permitan nuevas conexiones una vez firmado el protocolo de cielos abiertos que imperará entre eambos países tras el Brexit.

Vitaly Saveliev, por su parte, se convierte en ministro ruso de Transportes y la aerolínea estatal será dirigida por Mikhail Poluboyarinov, procedente de la firma pública de leasing para el transporte GTLK.

En general se está imponiendo la promoción interna, como fue el caso del ascenso de Luis Gallego, ex presidente de Iberia, al puesto de CEO de IAG en sustitución de Willie Walsh. Este conglomerado apostó por ejecutivos de sus aerolíneas para poner nuevos nombres al frente de British Airways, Vueling, Aer Lingus y la propia Iberia. IAG, que aplazó la anunciada marcha de Walsh, prefirió no tocar la cúpula de sus aerolíneas hasta avanzado el verano para asentar los planes de contingencia.

Históricos del sector

La cascada de sucesiones en este fatídico 2020 arrancó en marzo con la renuncia del líder de Latam Airlines Group Enrique Cueto, artífice de la fusión de la chilena LAN y la brasileña TAM en 2012. Hoy es Roberto Alvo, que había desempeñado altas responsabilidades comerciales y financieras en el grupo, quien trata de sacar a la compañía de la situación concursal.

Otro de los salientes es Tim Clark, quien ha pilotado Emirates en los últimos 17 años. Dubái ha inyectado 2.000 millones de dólares a la aerolínea, que ha registrado las primeras pérdidas en sus 35 años de vida. Ahora se confía en que la vacuna pueda devolver a Emirates a beneficios en 2022.

En mayo se produjo el nombramiento de Óscar Muñoz como presidente ejecutivo de United Airlines Holding, en lugar de Jane Garvey, de 75 años, y las riendas de la aerolínea recaían en Scott Kirby, hombre que había pasado ya por las presidencias de American Airlines y US Airways.

La empresa en dificultades Virgin Australia ha confiado la gestión a Jayne Hrdlicka (ex Jetstar) tras la toma de control por parte de Bain Capital y la renuncia del CEO Paul Scurrah. Y la nacionalización de TAP Air (72,5% pública) para sacarla a flote de la crisis sanitaria hizo que el Estado luso reemplazara a finales de septiembre a Antonoaldo Neves, representante de los accionistas privados, por el joven Ramiro Sequeira (39 años), anterior director de operaciones.

La promoción interna se impone en la irrupción de los nuevos jefes de la aviación

Thai Airways, Air India, South African Airways, Garuda Indonesia, Air New Zeland o el baile de directivos entre las aerolíneas de Lufthansa, en la que el CEO de Swiss, Thomas Klühr, ha pedido salir a final de año, también ilustran cómo el sector busca fuerzas renovadas en todos los rincones del mundo.

La última que podría anunciar nuevo primer ejecutivo es Air Europa, que tras acogerse a la ayuda del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, capitaneado por la SEPI, verá cómo el Estado nombra un consejero delegado.

Normas
Entra en El País para participar