Paula Conthe, una funcionaria poco común en el meollo de la banca

Dirigir la salida del Estado de Bankia será la principal tarea de la próxima presidenta del FROB

Paula Conthe, próxima presidenta del FROB.
Paula Conthe, próxima presidenta del FROB.

A Paula Conthe (Madrid, 1981), la vocación de servicio público en el campo de la abogacía y la economía le viene de familia. Será la próxima presidenta del FROB, Autoridad de Resolución Ejecutiva bancaria, de la que ahora es directora de resolución, con el reto de llevar a cabo la retrasada salida de Bankia.

El Gobierno ha comunicado a los supervisores la propuesta para sustituir a Jaime Ponce, cuyo mandato finalizó en julio, pero se prolongó sine die, teóricamente por la crisis sanitaria, aunque luego se supiera que el motivo principal era la fusión de Bankia y CaixaBank. Ponce se incorporará al área de mercados monetarios y de capital del FMI. Una vez escuchados a los supervisores y previa comparecencia de Conthe en el Congreso de los Diputados, el Consejo de Ministros aprobará el nombramiento.

De pequeña, cuenta, quería ser abogada. “Mi abuelo era abogado de oficio y contaba historias apasionantes de los juzgados. También me influyó mucho la película Algunos hombres buenos" (drama judicial de 1992 con guion de Aaron Sorkin). Sus padres eran funcionarios, “aunque no funcionarios al uso”, y fueron también una gran influencia. “He visto lo apasionante y bonito que es el trabajo en el sector público”. A su padre, el expresidente de la CNMV Manuel Conthe, lo veía en todo caso más como economista, puesto que casi no ha ejercido la abogacía.

Cuando Paula Conthe tenía cuatro meses, su familia se mudó a Estados Unidos, por el trabajo de su padre, técnico comercial y economista del Estado. A los cinco años de edad volvió a España; inicialmente fue al colegio americano, para mantener el inglés que había “tenido la suerte” de aprender de forma tan fácil, aunque luego se cambió a un colegio español, porque la idea era seguir en España (su padre ejerció como director general del Tesoro y como secretario de Estado de Economía).

Pero “por cosas de la vida” (en 1996 hubo cambio de Gobierno) destinaron a su padre a Bruselas. A Paula, en lugar de matricularla en un colegio internacional, la apuntaron directamente a un instituto belga, para que aprendiera bien francés; y holandés, de paso.
La carrera la hizo ya en Estados Unidos, adonde regresó Manuel Conthe como vicepresidente para el sector financiero en el Banco Mundial. “Mi hermana pequeña [tiene también una mayor] iba con él, así que opté por acompañarla en la aventura americana”.

Hizo un Bachelor of Science in Foreign Service (grado en Asuntos Internacionales), con especialización en economía internacional en la Universidad de Georgetown. “Las carreras de Estados Unidos están menos acotadas, son más amplias”, señala Conthe. “El Foreign Service es una escuela para formar diplomáticos americanos, ahí es donde me centré más en temas de economía y financieros, que me gustaron mucho.”

En esa línea, a su regreso tenía la intención de opositar al Cuerpo Superior de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado (como su progenitor), pero para eso tenía que homologar su título con el español de Económicas, un proceso “muy complicado, que hay que mejorar” y que duró cuatro años. En ese tiempo trabajó en el Grupo Analistas-Analistas Financieros Internacionales (Afi) como consultora en proyectos de organismos multilaterales dirigidos a pymes.

Tras aprobar el examen público en 2009, entró en la Secretaría de Estado de Comercio y luego pasó a la Subdirección General de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE de la Secretaría General del Tesoro y Política Financiera, “en un momento muy intenso”, con el programa europeo de asistencia financiera para sanear la banca.

En 2013 la nombraron presidenta de la Task Force on Coordinated Action, subcomité del Eurogrupo. En sus casi dos años al frente, se acordó el instrumento de recapitalización directa del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) y se empezaron a negociar los instrumentos de financiación del Mecanismo Único de Resolución. “Fui testigo privilegiado de cómo se cocía el marco de resolución y la unión bancaria”. En 2015 fue nombrada jefa del departamento de resolución II (policy) del FROB, el organismo creado para gestionar el rescate de las cajas de ahorros, y en abril de 2019, directora de resolución del organismo.

Vida personal

A su esposo lo conoció haciendo un voluntariado en Kenia (aunque fueran vecinos en Madrid). Dedica su tiempo libre a sus hijos, una niña de cinco años y un niño de tres, así que tiene poco para aficiones, salvo quizá la cocina, sobre todo desde el confinamiento. “Me permite no sentirme culpable por no estar ocupándome de la casa y de los niños.”

Le gusta “muchísimo” viajar. En Georgetown hizo amigas “jordanas, indias, de Hong Kong...”, cuyas bodas le permitieron también conocer mundo, al igual que el trabajo en Afi. Pero eso quedó atrás: “A mi marido le digo que desde que le conozco solo he ido a dos sitios nuevos. Pero hay etapas en la vida, y estoy encantada con todas.” Estudió tres años de árabe en EE UU, aunque no tuvo mucha ocasión de practicarlo entonces, porque coincidió con el 11S. En todo caso, “era árabe formal, clásico, equivalente al castellano del Quijote; y en cada país se habla un dialecto”.

El futuro del FROB

Aunque Jaime Ponce fue una elección del PP, sus relaciones con la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, eran bastante buenas. El presidente saliente del FROB daba hace unos días prácticamente por perdidos los 24.000 millones de euros inyectados en Bankia, de donde la empresa pública tiene intención de ir saliendo poco a poco. El FROB tendrá el 16,11% del grupo combinado con CaixaBank. El resto de las ayudas a las cajas, que suman 40.000 millones, también tienen pocos visos de recuperarse.

Paula Conthe ha trabajado en todos esos procesos desde sus puestos en el organismo, y ahora será la responsable máxima de las decisiones.

Sus conocimientos

Habla inglés, francés y algo de alemán, holandés y árabe. Está aprendiendo italiano, porque tiene una hermana en Italia. “Ese es más fácil”.

Además de su grado en Asuntos Internacionales, tiene un máster en Dirección de Entidades Financieras por el Instituto de Estudios Bursátiles (2015).