Financiación

El euríbor repunta por el 'efecto Pfizer'

El índice a 12 meses sube 11 milésimas, pero sigue por los suelos en el -0,472% en tasa diaria

El euríbor repunta por el 'efecto Pfizer' Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La expectativa de una reactivación económica más rápida de la esperada ante las buenas noticias de las vacunas contra el Covid, en especial por la revelación de la gran efectividad anunciada de la de Pfizer, han provocado una corrección de los activos refugio. El oro y el yen japonés caen, y los inversores venden renta fija, cuyo precio se mueve de forma inversa a su rentabilidad. El interés del bono español a 10 años se duplicó desde el 0,097% del viernes hasta cerca del 0,2%. Y este martes reaccionó el euríbor a 12 meses, al repuntar en tasa diaria 11 milésimas, hasta el -0,472% desde el -0,483% del lunes.

No un cambio sustancial, pero, si los bancos centrales bajan el ritmo de inyección de liquidez y comienza a atisbarse una normalización de la política monetaria al calor de una mayor inflación, el mercado interbancario lo notará también. Está por ver su evolución.

El límite que fijan los expertos para el euríbor a 12 meses, que es utilizado como referencia para la mayoría de las hipotecas en España, está fijado en el -0,5%, la tasa que cobra el BCE a los bancos por mantenerles guardado el dinero. Aunque se prevé que el tipo hipotecario por excelencia continúe en negativo durante un tiempo prolongado por el exceso de liquidez en el sistema financiero, los analistas ven difícil que pueda perforar a la baja el mencionado umbral.

En septiembre de 2019, el entonces presidente del BCE, Mario Draghi, recortó la tasa que cobra a los bancos por sus depósitos del -0,40% al -0,50%, donde se encuentra desde entonces. Se ha especulado con la posibilidad de que el Banco Central desincentive aún más que las entidades dejen allí su liquidez con una bajada extra del tipo de depósito, pero no ha llegado a ocurrir. Todo depende de cómo se comporte la economía y el mercado de crédito.

Con todo, el nivel sigue por los suelos, y las expectativas de inflación sostenida están muy alejadas. El mínimo histórico de este indicador se marcó a finales de octubre en el -0,489%, y la media en lo que va de noviembre se sitúa en el -0,483%, muy inferior al -0,272% de noviembre del año pasado. La liquidez sigue disparada, gracias a las subastas de todo tipo del BCE. En especial, con la efectuada el pasado junio, bonificada hasta con un 1% para aquellas entidades que solicitaran liquidez con el objetivo de dar crédito.

El pasado junio, la institución monetaria les prestó 1,3 billones que deben devolver en 2023, a los que se sumaron otros 174.000 millones en septiembre. Quedan además otras dos subastas: en diciembre y en marzo de 2021. Solo en junio las entidades del Ibex pidieron unos 180.000 millones.

Normas
Entra en El País para participar