Tecnología

Arranca una nueva guerra de consolas ¿ganará la PS5 o la Xbox Series X?

Sony buscará ganar por los juegos y Microsoft combinando sus servicios de suscripción

A la izquierda, la nueva Xbox Series X, y la derecha, la nueva PS5.
A la izquierda, la nueva Xbox Series X, y la derecha, la nueva PS5.

Sony y Microsoft arrancarán en pocas horas una nueva batalla para dominar el negocio de las consolas de nueva generación. Este martes la empresa estadounidense lanzará la Xbox Series X, y solo dos días después, el jueves, será la japonesa quien estrene su nueva PlayStation 5. Aunque la expectación es máxima entre los aficionados a los videojuegos, pues han pasado siete años desde que se estrenaran las versiones anteriores, no se prevé que haya colas en las tiendas, como sí ocurrió con las PS4 y Xbox One, debido a la pandemia por el Covid-19. Lo que sí hay ya en eBay son revendedores de pre-reservas que están haciendo el agosto, con máquinas por 800 y hasta 1.500 euros.

Ambas compañías lanzarán fuertes campañas publicitarias para liderar la industria del videojuego, que se estima mueve globalmente unos 145.000 millones de dólares al año. Saben que la crisis sanitaria ha impulsado el entretenimiento en los hogares, mientras siguen cerrados o con fuertes limitaciones de aforos, cines, salas de conciertos o estadios deportivos.

Tanto la PS5 como la Xbox Series X costarán lo mismo, 499 euros, pero por primera vez Sony y Microsoft lanzan también versiones de sus consolas sin unidad lectora de discos. Así, la PS5 digital valdrá 399 euros, mientras la Xbox Series S saldrá por 299 euros, aunque ofrece gráficos de menor resolución que la Serie X. Los modelos de PS5, en cambio, son iguales en hardware salvo el lector.

Aunque parte del modelo de negocio desde siempre de Sony y Microsoft ha sido vender consolas perdiendo dinero y ganándolo con el software, en esta nueva generación algunos analistas calculan que, dados los desafíos de construir y distribuir su nueva máquina en la crisis actual, Sony podría perder hasta 170 dólares por cada PS5 que venda, y puede que no alcance el punto de equilibrio en el hardware durante tres años, informa el Financial Times. Igualmente, apunta este medio, Microsoft ha advertido a los inversores que el lanzamiento de la Xbox será un lastre para los márgenes brutos generales este trimestre.

La consola de Microsoft se lanzará en 37 países en la fecha señalada y estará disponible en 41 para Navidad (la Xbox One solo se lanzó en 12) y Sony ha elegido seis países clave para el estreno de la PS5 (EE UU, Japón, Corea del Sur, Canadá, Australia y México), pero llegará al resto del mundo, incluida España, el 19 de noviembre.

Sony fue el líder en la guerra de consolas de la generación anterior. Según Ampere Analysis, la firma habría vendido 111 millones de PS4 por 51 millones de Xbox One. Pero algunos analistas de la industria creen que Microsoft podría explotar una ventaja en esta próxima batalla al combinar el precio más económico de la Xbox Series S y el coste de la suscripción a Xbox Game Pass, su servicio de suscripción de juegos, que ofrece más de 100 juegos.

No se verán colas en las tiendas por la pandemía, pero ya hay en eBay revendedores de pre-reserva haciendo su agosto: máquinas por 800 y 1.500 euros

Como apuntan desde Microsoft, los juegos de Xbox Game Studios llegan al servicio de suscripción, que ya suma 15 millones de suscriptores, el mismo día que se lanzan en las tiendas. Mientras, PlayStation Now, el servicio de suscripción de Sony, se limita a los principales lanzamientos anteriores. Y el nuevo servicio de suscripción PlayStation Plus Collection para PS5 parece centrarse en los grandes éxitos de la PS4, incluidos Last of Us Remastered, God of WaryBloodborne, en lugar de ofrecer las novedades para la PS5, según la BBC.

Para Joan Arnedo, director del Máster Universitario de Diseño y Desarrollo de Videojuegos de la UOC, es difícil declarar de antemano un vencedor. “A nivel técnico, la consola de Microsoft presenta algunas ventajas, aunque mínimas, pero la mayoría de la gente termina eligiendo la consola que se compra porque es fan de una marca y se mantiene fiel en todas las generaciones, porque sus amigos juegan con una plataforma concreta y, sobre todo, por los juegos. Mi política concreta es: olvídate de la GPU, del almacenamiento, del procesador, elige los juegos que te interesan y, a partir de ahí, elige la consola”.

Ambas compañías buscarán, sin duda, jugar la baza de los juegos exclusivos, pero según dijo el analista de juegos de Omdia Louise Shorthouse a la cadena británica, “es posible que PS5 lance tres títulos exclusivos para consolas antes de que Xbox Series X haga su primero, Halo Infinite, que aún no tiene fecha establecida para 2021”.

Sony presume de contar con un sólido catálogo de juegos para el lanzamiento de la PS5, con títulos como Marvel’s Spider-Man: Miles Morales, God of War: Ragnaroky el remake del Demon’s Souls. “Solo Demon’s Souls es un juego que puede vender consolas. Es una killer application”, dice Arnedo, que destaca que las nuevas máquinas llegan en un momento clave para el sector del videojuego, pues hay fenómenos que están cambiando las reglas de juego de esta industria.

“Llegan en un momento de doble salto al producto digital. Por un lado, llegan con fuerza los servicios de streaming (con jugadores relevantes como Google, Amazon o Nvidia, y donde también pretenden estar Microsoft y Sony) y, por otro, se estrenan modelos de Xbox y PS5 que solo te permiten comprar juegos digitales”.

Arnedo destaca cómo en este contexto Microsoft buscará explotar las opciones que le brinda su servicio de suscripción Game Pass Ultimate, que suma las suscripciones de consola y PC, entre otras cosas. “Podrá hacer un vínculo entre la Xbox y el PC, y Sony en este punto no tiene nada parecido, aunque es cierto que ha empezado a portar juegos exclusivos importantes de PlayStation a PC, como Horizon Zero Dawn o Death Stranding. Algo inaudito hace pocos años”.

¿Serán la PS5 y la Xbox Series X las últimas consolas que lancen Microsoft y Sony ahora que va ganando poder la nube? “No lo creo. La tecnología seguirá evolucionando y continuarán estrenando modelos. Sí es posible que la próxima generación sea solo digital, sin Blu-ray, porque las empresas empiezan a apostar por los modelos de negocio de suscripción, donde se garantizan que sus clientes pasan por caja cada mes”, señala Arnedo.

Paso a modelos digitales y compatibilidad

Tiendas. Joan Arnedo cree que uno de los efectos buscados con el paso a modelos digitales “es la eliminación del mercado de segunda mano, con el que Sony y Microsoft no ven un euro, pero ello puede tener un efecto demoledor en las tiendas de videojuegos que en parte viven de ese mercado secundario”.

Compatibilidad. El experto de la UOC destaca igualmente otro tema clave: la retrocompatibilidad. “Esta vez ambas compañías han hecho una apuesta importante por ella (para que los juegos de la generación antigua puedan jugarse en la nueva), porque si hacen borrón y cuenta nueva, sus clientes empezarían desde cero y podrían elegir pasarse a la competencia. Así se garantizan fidelidad”.

Costes. Los fuertes costes logísticos y de marketing para el lanzamiento impactarán en las ganancias operativas de las divisiones de juego de Sony y Microsoft. Según aseguró al FT el analista de Ace Research Institute, Hideki Yasuda, los precios del transporte aéreo han aumentado durante la pandemia, algo que golpeará especialmente a Sony debido al tamaño de la PS5, una de las consolas más grandes de la historia.

Juegos más caros. Con la nueva generación de consolas también hay una subida de precios en los videojuegos de cara a 2021. El precio estándar de los videojuegos subirá a 70 euros, poniendo fin a 15 años de juegos de 60 euros.

Segunda mano. Según Milanuncios, la oferta de PS4 en el mercado de segunda mano se ha duplicado en España ante la llegada de la PS5, y se están vendiendo a un precio medio de 200 euros. En el caso de la Xbox, la oferta también ha subido, pero mucho menos.

Normas
Entra en El País para participar