La batalla por el Senado se retrasará hasta enero y dependerá de Georgia

Los demócratas retienen el Congreso pero la carrera se posterga por conquistar la Cámara Alta

La senadora republicana Joni Ernst (Iowa) celebra su victoria este martes.
La senadora republicana Joni Ernst (Iowa) celebra su victoria este martes. AFP

La carrera electoral de este martes para los demócratas se jugaba más allá de las paredes de la Casa Blanca. Joe Biden se había propuesto retomar el control en el Senado y ganar la mayoría en la Cámara de repersentantes. Para conquistar la Cámara Alta, tras seis años de mayoría republicana, los demócratas debían anotarse tres escaños más y la presidencia de Biden. Pero las victorias republicanas de escaños vulnerables como en Iowa, Joni Ernst, y en Montana, Steve Daines, han complicado las expectativas demócratas que solo han logrado sumarse un asiento.

Las esperanzas demócratas por hacerse con la cámara pasan por una carambola. En Georgia, de tradición conservadora y donde Biden y Trump pugnan por ganar el Estado por un estrechísimo margen, se dirimen sus dos senadores. A diferencia de la mayoría de los territorios, si ninguno de los contendientes supera el 50% de los votos los dos candidatos más apoyados se enfrentarán en una segunda vuelta, que se celebrará el 5 de enero.

Es seguro que currirá así en una de las contiendas, que enfrentará al reverendo demócrata Raphael Warnock con el republicano Kelly Loeffer. Y es casi seguro que lo haga también en la otra, donde el republicano David Perdue ha caído por debajo del 50% de los votos y batallará en dos meses con su rival demócrata Jon Ossoff.

Desde 2018, los republicanos controlan una mayoría con 53 escaños, frente a los 47 demócratas. Si Biden es elegido presidente, la senadora Kamala Harris será también vicepresidenta y presidenta del Senado. Un cargo que en principio no tiene muchas atribuciones, pero que en caso de empate a 50 senadores de cada partido, puede desempatar.

El candidato demócrata al Senado Jamie Harrison se dirige a los votantes tras su derrota en Carolina del Sur.
El candidato demócrata al Senado Jamie Harrison se dirige a los votantes tras su derrota en Carolina del Sur. AP

En ese caso, para ganar el Senado los demócratas necesitan demorar a enero las dos contiendas en Georgia y ganar las dos. O arrebatar a los republicanos el escaño en liza en Carolina del Norte, para lo que necesitan unos 100.000 votos más. Más complicado parece que ganen un senador por Alaska, el tercer estado aún por decidir, de tradición republicana.

Pero en general, el partido no alcanzó las expectativas planteadas por las encuestas que auguraban una conquista arrolladora del Senado. La tolda de Biden se hizo con los escaños antes respublicanos de Colorado y Arizona, pero falló en asegurar otros estados que tenía en la mira para obtener la mayoría, como Texas y Kansas. Además, se anotó pérdidas en Alabama, antes en manos del demócrata Doug Jones, y en Maine, arrebatado por la republicana Susan Collins.

El veredicto sigue sin ser definitivo. El volumen de votos enviados por correo este año, unos 100 millones, ha demorado los resultados de la Casa Blanca y del Senado. Aun así, las proyecciones no sugieren cambios, al menos legislativos, en Estados Unidos. Este panorama, del Congreso controlado por los demócratas y el Senado con mayoría republicana, trae un dejá vù para el país que ahora debe evitar que se repita el cierre parcial del Gobierno Federal en EE UU de 2018 que resultaría catastrófico en medio de la crisis del coronavirus.

La confrontación constante de ambas cámaras no suma un alivio para las últimas semanas de este año. El Congreso ha estado trabajando desde el 1 de octubre con un presupuesto temporal que vence el 11 de diciembre y el Senado no aprobó ninguno de los 12 proyectos de ley de gastos necesarios para ejecutar las actividades gubernamentales. Con el resultado de la elección presidencial en duda, podría ser imposible que el Congreso sea productivo, lo que plantea la posibilidad de un cierre parcial del gobierno después del 11 de diciembre.

Normas
Entra en El País para participar