Teletrabajo: una oportunidad para la ciberdelincuencia. ¿Cómo prevenir?

Se incita a las pymes a favorecer el teletrabajo. Más aún a causa de la pandemia. Pero, ¿cómo evitar los riesgos que esto conlleva para la organización?

teletrabajo pymes

La pandemia ha provocado un auge del teletrabajo. Sin embargo, esta nueva modalidad de trabajo, que es mucho más flexible, permite a las empresas continuar con su actividad, pero también puede suponer una oportunidad para la ciberdelincuencia. El Informe sobre ciberseguridad en el teletrabajo 2020 de Fortinet muestra que el 60% de las organizaciones ha detectado brechas de seguridad durante su transición al teletrabajo.

Esto supone una preocupación añadida a las empresas que ya no solo deben molestarse por mantener la productividad en su compañía, sino que también deben mantener intactos los sistemas de seguridad e implementar nuevas medidas para hacer frente a posibles ciberataques.

Uno de los principales problemas del teletrabajo, advierte dicho informe, es que desde casa se puede trabajar con distintos dispositivos, que pueden utilizar varias personas, por lo que se incrementan, así, los posibles fallos de seguridad en las empresas.

En ese sentido, las empresas deben proporcionar a los empleados dispositivos corporativos para teletrabajar, que tengan instalados los programas de seguridad y garantizar conexiones de red seguras a la página web de la compañía y a la información de la propia empresa.

Formar a los empleados

Una manera de evitar las brechas de seguridad es a través de la formación de los empleados. La empresa deberá informar a sus trabajadores de la importancia de la privacidad y de las tácticas y peligros asociados a la ciberdelincuencia. Los empleados deberán tener claro que que los dispositivos de trabajo no son para uso personal y asegurar que nadie más los utilice en casa.

Entre las recomendaciones destaca el uso de solo dispositivos USB de la empresa o impedir la descarga de archivos de redes sociales que sean de procedencia desconocida. Tampoco se debe utilizar el email personal en el ordenador del trabajo. Se aconseja cerrar las sesiones de los equipos al terminar la jornada en todos los programas utilizados y apagar después el ordenador.

Por otro lado, hay que informar a la empresa de cualquier incidente, no descargar software externo y gestionar de manera correcta contraseñas y permisos, entre otros.

Normas
Entra en El País para participar