La producción española de coches vuelve a crecer seis meses después

Aumenta un 12% en septiembre, con 262.589 unidades ensambladas

Fábrica de Seat en Martorell (Barcelona).
Fábrica de Seat en Martorell (Barcelona). EL PAÍS

La producción española de vehículos comienza a respirar tras los peores meses de la pandemia. En septiembre se ensamblaron 262.589 coches en España, lo que supone un incremento del 12,2% en comparación con el mismo mes de 2019 y volver a la senda del crecimiento seis meses después, tras registrar históricas caídas de hasta un 98% en abril por el Covid-19.

No obstante, según datos publicados este jueves por la patronal de fabricantes, Anfac, las factorías de vehículos españolas acumulan un retroceso del 27,7% hasta septiembre, con 1,53 millones de coches fabricados.

Anfac ha explicado que la subida en el noveno mes ha sido posible gracias a la recuperación de las ventas en los principales mercados europeos. Aún así, la asociación ha recalcado que la recuperación de las matriculaciones en España “es una pieza fundamental” para lograr la reactivación total de la producción española, ya que uno de cada 4 coches vendidos en el país es de producción nacional.

“Aunque con ritmos diferentes, los mercados europeos muestran mejores signos de recuperación que el mercado interno, que se va quedando a la cola de la recuperación. En el mes de septiembre, Italia y Alemania han logrado un crecimiento de mercado del 9,5% y 8,4%, respectivamente, mientras que Francia (-3%) y Reino Unido (-4,4%) han sufrido leves contracciones, pero mucho menores que España, donde las ventas se redujeron un 13,5%”, han señalado desde la patronal.

Antes del estallido de la pandemia, la producción de las cadenas de montaje españolas subió un 3,3% en febrero, pero con el cierre temporal de las plantas debido al estado de alarma, llegó a bajar un 45% en marzo; un 98% en abril; un 68% en mayo; un 19% en junio; un 2,6% en julio y un 27,9% en agosto.

Anfac mantiene su previsión anual: bajada de entre un 20% y un 25% en comparación con el año pasado, cuando se ensamblaron 2,82 millones de unidades.

Las plantas españolas volvieron a la actividad tras el verano con perspectivas halagüeñas gracias al alto grado de exportación de los modelos made in Spain. En este contexto, se prevé que se dejarán de ensamblar unos 600.000 automóviles frente a 2019.

En concreto, las plantas españolas produjeron en septiembre 206.638 turismos, un 13,1% más en la comparativa interanual; 55.785 vehículos comerciales e industriales, un 15% más, y 166 todoterrenos y pickups. Desde enero ensamblaron 1,2 millones de turismos, un 27,4% menos; 5.870 todoterrenos y pickups, un 80,8% menos, y 322.503 vehículos industriales, un 25,2% menos.

En cuanto a la exportación, las factorías nacionales enviaron al exterior 235.133 vehículos en el noveno mes del curso, un 20,1% más, aunque acumulan un descenso del 24% hasta septiembre, con 1,31 millones de unidades.

Normas
Entra en El País para participar