Banca

Dancausa (Bankinter): "No tiene ni pies ni cabeza que la banca pague a los clientes por las hipotecas"

"La sociedad está teniendo un comportamiento ejemplar" frente al Covid

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa. EFEVíctor LerenaArchivo
La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa. EFE/Víctor Lerena/Archivo EFE

La consejera delegada de Bankinter, Dolores Dancausa, ha sido muy clara, como casi siempre. Al ser preguntada sobre la gestión que está realizando el Gobierno y comunidades autónomas sobre la pandemia ha asegurado: "Yo no soy nadie para decir como hay que hacer las cosas y mi opinión no es relevante, pero creo que tampoco es necesario que diga nada. Los datos sobre la gestión de la pandemia están ahí".

Dancausa ha defendido a la población española frente a los políticos y otras voces que argumentan  que los rebrotes de la pandemia se debe a la irresponsabilidad de los españoles. "La sociedad está teniendo una actitud ejemplar, por supuesto siempre hay excepciones, pero es que somos 48 millones de habitantes, y los políticos están sin embargo fomentando una división que no corresponde con los tiempos que corren y lo que se necesita. Los políticos deberían dar ejemplo y ser capaces de estar unidos ante esta situación", ha recalcado.

La ejecutiva ha rechazado que la actual crisis sanitaria, ya convertida en crisis económica, pueda derivar en una crisis financiera, tal y como ha venido advirtiendo el Banco de España en sus últimas
intervenciones públicas.

Para la consejera delegada de Bankinter, esta crisis "no tiene nada en común con la de 2008", sino que está basada en la paralización global y completa de una parte muy importante de la actividad económica.

PAGO POR LAS HIPOTECAS

Dancausa ha asegurado en la presentación de resultados que el debate actual sobre que la banca pague a los clientes por las hipotecas, ante los tipos de interés negativos, no es factible. "Que una persona que pide una hipoteca a una entidad, además reciba un interés, no tiene ni pies ni cabeza". Sus declaraciones contrastan con la idea de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), que considera que la banca debe pagar a los clientes en los casos en los que su hipoteca tenga tipos de interés negativos.

Como publicó Cinco Días el pasado 14 de octubre, el presidente de la EBA, José Manuel Campa defiende que estos créditos generarán intereses si no hay restricciones jurídicas. El hundimiento del euríbor al -0,5% fuerza esta situación.

 NO A LAS FUSIONES

La banquera, que hoy ha dado la sensación de que se despedía aunque más tarde ha comentado que ella estará hasta que el consejo decida lo contrario, ha declarado que Bankinter no se encuentra presionado para fusionarse o llevar acabo ajustes. Somos un banco mediano y queremos seguir igual. Hay cierta insistencia por parte de los reguladores para la consolidación pero en Bankinter no nos sentimos afectados. Tenemos capacidad para seguir creciendo de manera rentable porque no tenemos problemas de rentabilidad y una ratio de capital holgada. Tenemos la tasa de morosidad más baja del sistema, tenemos un retorno al capital que es el mejor. En fin, tenemos unas ratios de solvencia que nos dan mucha seguridad y mucha confianza para afrontar tiempos difíciles", explicó durante la presentación de resultados del banco de los nueve primeros meses del año.

La primera ejecutiva del banco ha reconocido, no obstante, "cierta insistencia" por parte de los reguladores para avanzar en la consolidación financiera.

LÍNEA DIRECTA

También ha insistido en los planes de Bankinter de sacar a Bolsa Línea Directa antes de la junta de accionistas del banco, que se celebrará en julio. Aunque ha recordado que la decisión la tienen los supervisores. 

VETO AL DIVIDENDO

Dancausa, ha lamentado el daño que ha producido el veto al reparto de dividendos sobre el sector
bancario, el cual se había ganado la confianza de los inversores, que durante estos meses han tenido que buscar otras empresas que les pudieran dar una mayor rentabilidad.

Así lo ha puesto de manifiesto Dancausa en la rueda de prensa posterior a la presentación de los resultados de la entidad correspondientes al tercer trimestre de 2020. "No hay más que ver las cotizaciones de la banca", ha señalado.

Ha subrayado que sería una magnífica decisión que el Banco Central Europeo (BCE) revirtiera esta medida. Aunque ha reconocido que igual fue necesaria durante unos meses, defiende que esta temporalidad debería acabar.

"Las entidades lo acogeríamos de forma muy positiva, aunque somos un sector regulado y no se nos pasaría por la cabeza no cumplir con lo que se nos dice, pese a no estar de acuerdo", ha añadido. Ha destacado el caso de Bankinter, el cual suele ser un banco "bastante previsible en resultados, al ser muy recurrentes y con ausencia de altibajos, sin sobresaltos".

Reconoce que no se debe tratar a todos los bancos por igual, ya que algunos tienen más dificultades que otros. "Se tiene que diferenciar entre quien tiene capacidad y quien no, y Bankinter claramente la tiene", ha declarado.

RESULTADOS

Bankinter tiene acostumbrado al mercado a ganar trimestre a trimestre más que un año antes, pero la pandemia, como al resto del sector financiero, le está afectando negativamente en su cuenta de resultados. Eso sí, como explicó ayer su consejera delegada, María Dolores Dancusa, Bankinter sigue ganando dinero. Bankinter cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio neto de 220,1 millones de euros hasta septiembre, lo que supone un descenso del 50,5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Esta caída es consecuencia de las “fuertes” provisiones realizadas para prevenir el empeoramiento del escenario macroeconómico y a la ausencia de extraordinarios. En total, el banco ha dotado 243,5 millones, de los que 51 millones corresponden al tercer trimestre. El banco, no obstante, espera que en el último trimestre no tenga que realizar nuevos esfuerzos, aunque lo mismo consideró en junio. El problema es que el azote de la pandemia en la economía está siendo más prolongado y virulento de lo previsto antes del verano.

El resultado de la actividad bancaria recurrente, es decir, sin tener en cuenta dichas provisiones ni el extraordinario que la entidad se anotó el año pasado por efecto de la compra de Evo (de 57,3 millones de euros), sería solo un 7,6% inferior al de septiembre de 2019, hasta alcanzar los 396,8 millones de euros. El resultado antes de impuestos de Línea Directa alcanzó los 132,9 millones, un 22,9% más.

El banco destacó el buen comportamiento de los márgenes con crecimientos “significativos” que evidencian que la actividad se ha mantenido a buen nivel en este periodo “tan complicado”. Bankinter destaca el crecimiento de su inversión crediticia en un 7%. También señaló que se encuentra “en mucha mejor situación” que sus competidores, con una ratio de morosidad que ha mejorado en 22 puntos básicos respecto a la de hace un año, situándose en el 2,51%.

Su cobertura se ha incrementado en casi 11 puntos porcentuales, hasta el 61,7%. Su rentabilidad sigue siendo de las más altas del sector, pero ha bajado de los dos dígitos (no volverán hasta 2022 como pronto). Su ROE ahora es del 7,1%.

La ejecutiva ha señalado que "la banca tiene aún años complicados por delante. Si se prorrogan las líneas ICO se evitará que aflore la morosidad en 2021, aunque lo acabará haciendo en 2022".

El banco explica que la ausencia de extraordinarios también se ha notado en sus cuentas y destaca que la ratio de solvencia CET1 fully loaded -que incluye todos los requisitos de capital- se situó en el 12%, por encima del mínimo del 7,7% que exige el BCE.

Llama la atención que el ratio de depósitos sobre créditos se sitúa en el 101,3%, dos puntos más que hace tres meses, un porcentaje que solo se puede comparar a los vigentes antes de la crisis de 2008. La cifra responde a la paralización de la inversión crediticia tras el fin de las líneas ICO impulsadas por el Gobierno en marzo pasado y a la gran captación de nóminas que ha logrado el banco mediante su última campaña publicitaria.


Normas
Entra en El País para participar