Política monetaria

El BCE incluye el cambio climático en la revisión de su estrategia

Inicia la ronda de consulta pública antes de anunciar los cambios

La presidenta del BCE, Christine Lagarde.
La presidenta del BCE, Christine Lagarde. Europa Press

Al BCE se le amontonan las tareas. En un momento en el que todas las miradas están puestas en la reunión de la próxima semana de la que se espera que la institución dé pistas sobre las decisiones que podría adoptar en el corto plazo, en parelero la entidad trabaja en la revisión de su estrategia de política monetaria, la primera desde 2003. Después de que en las últimas semanas las declaraciones efectuadas por algunos de sus miembros, incluida su presidenta Christine Lagarde, dejarán entrever un cambio similar al acometido por la Fed, el organismo se ha impulsado una consulta pública con la sociedad civil antes de los cambios.

En la primera ronda de conversaciones mantenida este jueves Lagarde ha asegurado a los representantes de las organizaciones en defensa del medioambiente que en la revisión de su estrategia el organismo "va a prestar atención al cambio climático", alineándose así con la estrategia de la Unión Europea de cara a la recuperación económica. La preocupación del BCE por la sosteniblidad no es algo nuevo.

La institución que en desde 2015 inició la compra de bonos verdes de emisores públicos, ampliando el abanico a la deuda privada de este tipo en 2016, dio un pasó en su estrategia de sostenibilidad el mes pasado. Como parte esto la institución ya acepta como colateral este tipo de activos. Es decir, las entidades que quieran acceder a la liquidez del organismo que preside Christine Lagarde pueden presentar este tipos de deuda como garantía en las operaciones de refinanciación.

En la reunión mantenida este jueves entre el BCE y las asociaciones en representación de la sociedad civil, el economista jefe, Phiplip Lane, apuntó que el objetivo que persiguen con esta revisión es lograr un punto óptimo entre el crecimiento de precios demasiado alto y demasiado bajao. Como muestra de ello es que en las últimas intervenciones, los miembros de la institución se han mostrado favorables a compensar periodos de baja inflación con otros en los que el indicador se sitúe por encima del 2%. Hasta hora el BCE se marcaba como objetivo mantener los precios en el 2%. Estos niveles están lejos de la realidad. En la actualidad la inflación se sitúa por debajo de cero por primera vez en cuatro años, una muestra más del impacto de la pandemia en la economía.

Normas
Entra en El País para participar