La tasación de vivienda cae un 45% entre abril y junio, pero el valor de los inmuebles crece un 6%

La patronal de las tasadoras sugiere que durante el confinamiento se valoraron más casas cotizadas de lo habitual

Tasaciones Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Entre abril y junio, los meses más duros de la crisis sanitaria y económica del Covid-19, la tasación de vivienda con finalidad hipotecaria cayó en casi la mitad respecto al mismo periodo de 2019. Así, según los datos recopilados por la Asociación Española de Análisis de Valor (AEV), en el segundo trimestre se registraron poco más de 60.000 valoraciones de viviendas, entre pisos y unifamiliares, lejos de las 108.600 del segundo trimestre del ejercicio anterior (una caída del 45% interanual) y de las 117.200 de 2018.

En contraste, recuerda la patronal de las tasadoras, el importe promedio de tasación experimentó un incremento del 5,8%, lo que podría significar que las transacciones cerradas durante el confinamiento presentasen una proporción mayor de lo habitual de inmuebles de valores altos. Así, explican fuentes del sector, durante los meses de paralización económica, quienes siguieron adelante con sus planes de compra fueron, en su mayoría, perfiles de cierto poder adquisitivo que pudieron optar a hacerse con inmuebles de más valor, frente a la paralización puntual de buena parte del conjunto del mercado.

De esta forma, el importe tasado medio ascendió entre abril y mayo de este año hasta los 212.900 euros, por encima de los 202.200 del mismo periodo del año anterior. El valor de las viviendas, no obstante, ha crecido de manera sostenida desde 2014, si bien, recuerdan estas fuentes, "sorprende" que haya mantenido el mismo ritmo en las alzas durante los meses de confinamiento.

Esto no quiere decir, sin embargo, que haya habido una subida de los precios, explica Paloma Arnaiz, secretaria general de la AEV. "Hay que tener en cuenta que cada trimestre se tasan conjuntos de inmuebles diferentes, con lo cual la oscilación del valor medio de lo tasado no implica que exista subida o bajada de precios". Así, si un trimestre, por alguna razón o mero azar, se valoran inmuebles más caros y, en otro, inmuebles más pequeños, más baratos o ubicados en localizaciones de precios más bajos, se producen oscilaciones en la estadística que no tienen nada que ver con la evolución de los precios a nivel general. "Tal vez por causa del confinamiento haya habido una proporción mayor de tasaciones en ciudades de mercado muy activo, generalmente más caras, que en zonas rurales o inactivas".

El segmento de las tasaciones para viviendas con hipoteca, explican desde la AEV, ha sufrido "una de las caídas más bruscas", debido a la progresiva ralentización del mercado de compraventa que tuvo lugar durante los meses de confinamiento y que, si bien no llegó en ningún momento a paralizar las operaciones, "sí tuvo un importante impacto en el volumen de las mismas". 

También han sufrido un frenazo las tasaciones hipotecarias de inmuebles en proyecto o de obra nueva (con un 31% menos de proyectos tasados que en el segundo trimestre de 2019). Las intervenciones de rehabilitación, por el contrario, aumentaron un 14,5% en volumen y hasta un 73,5% en importe tasado.

El volumen del agregado de las tasaciones hipotecarias, que incluyen otro tipo de usos además de la vivienda, ha descendido casi un 36% en el segundo trimestre, caída que contrasta con el aumento de las tasaciones elaboradas con finalidades contables a solicitud de las entidades de crédito, las cuales han aumentado en volumen un 10,7% y un 26,85% en importe.

En suma, el conjunto de las tasaciones completas, que incluyen las hipotecarias, las contables y otros tipos de tasaciones (como las periciales o las de asesoramiento, entre otras) ha descendido en el segundo trimestre un 23,27% con respecto al mismo periodo de 2019, mientras que el importe total tasado lo ha hecho en un 15%. Durante estos meses se han emitido en total unas 213.000 tasaciones, cifra similar al volumen tasado en el segundo trimestre del año 2015 y bastante lejano a las casi 300.000 tasaciones realizadas entre abril y junio de los años 2017 o 2018.

Los datos reflejan una caída intensa de las operaciones respecto a años anteriores, explica Arnaiz. Si bien, recuerda, "es muy destacable que, incluso en condiciones de confinamiento, se realizaran hasta 115.000 tasaciones hipotecarias", de las que 60.000 fueron en vivienda. 

Normas
Entra en El País para participar