IAG, Ryanair y Easyjet inician acciones legales contra la cuarentena en Reino Unido

British Airways amenaza con despedir a todos sus pilotos

Un avión de British Airways en vuelo.
Un avión de British Airways en vuelo.

British Airways ha elevado el tono en sus negociaciones con los sindicatos sobre una controvertida propuesta de recortar 12.000 empleos al tiempo que ha comenzado, junto a Ryanair y Easyjet, un proceso legal para bloquear el requisito de cuarentena del Reino Unido para las llegadas, una orden que socavaría aún más un sector devastado por la crisis del coronavirus.

La aerolínea advirtió a su sindicato de pilotos que despediría a sus 4.300 pilotos y los volvería a contratar con contratos individuales a menos que se pueda llegar a un acuerdo sobre nuevas condiciones de empleo, según dijo el sábado el sindicato Balpa. British Airways está negociando un plan de reducción de 1.130 puestos representados por Balpa, y ha tratado de eliminar 125 puestos adicionales, dijo el sindicato.

"Esto ha socavado seriamente nuestras conversaciones, que ahora penden de un hilo", dijo Brian Strutton, secretario general del sindicato, en un correo electrónico. "Pone en duda si BA es incluso capaz de llevar a cabo las relaciones laborales correctamente y si se puede confiar en cualquier cosa que digan".

Cuarentena

El enfrentamiento con la plantilla está aumentando al tiempo que se establecen nuevas reglas de cuarentena, que arrancan este lunes. Preocupado porque el requisito de cuarentena de 14 días bloquearía sus planes de reiniciar los servicios en julio, el grupo de British Airways, IAG, ha enviado una carta al Ministerio del Interior para iniciar un proceso para bloquear la medida, lo que podría conducir a un litigio, según una copia de la carta vista por Bloomberg News.

La carta, también firmada por las compañías de bajo coste Ryanair y EasyJet, subraya cómo se aplicarían esas reglas a viajeros de países con tasas de infección más bajas que el Reino Unido, y afectaría desproporcionadamente más a Inglaterra que a Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

Más estricto

La cuarentena para los viajeros también es más estricta que la de los propios enfermos que dan positivo para el test del virus, según la carta. Las aerolíneas también argumentan en contra de que Reino Unido imponga el autoaislamiento a las llegadas de países que tienen una tasa de infección más baja que el Reino Unido.

"En nuestra opinión, el Gobierno no ha podido identificar una justificación válida para el carácter general de las regulaciones, especialmente dada la naturaleza extremadamente severa de las disposiciones de cuarentena que se aplican", según la carta.

El Ministerio del Interior se negó a comentar sobre la posible acción legal. El viernes, James Slack, portavoz del primer ministro Boris Johnson, dijo a los periodistas que el Gobierno quiere trabajar con el sector a medida que el país pasa por la pandemia.

La cuarentena se está introduciendo en un momento en que las aerolíneas intentan salvar la temporada de verano, normalmente de alta actividad. El presidente ejecutivo de IAG, Willie Walsh, escribió la semana pasada a los miembros del Parlamento que las medidas de cuarentena torpedearían los planes de BA de reanudar alrededor del 40% de sus vuelos programados en julio, y obligarían a la aerolínea a continuar quemando 20 millones de libras (22 millones de euros) al día. Las acciones de IAG han perdido casi la mitad de su valor este año.

Revisión judicial

Si British Airways y las aerolíneas siguen adelante con su acción, se llevará a cabo un procedimiento judicial conocido como revisión judicial en el Tribunal Superior de Londres. A principios de este año, el procedimiento se usó para obligar al Gobierno a tener plenamente en cuenta los acuerdos sobre cambio climático sobre sus planes para una tercera pista en el aeropuerto de Heathrow.

El procedimiento permite a los ciudadanos y las empresas pedir cuentas al Gobierno sobre sus decisiones políticas. El proceso está diseñado para sopesar la legalidad de cómo se ha tomado una decisión del Gobierno, en lugar de si la decisión es correcta o incorrecta. Los organismos públicos que pierden casos de revisión judicial pueden volver a tomar la misma decisión siempre que lo hagan utilizando los procedimientos correctos.

Al igual que las aerolíneas de todo el mundo, IAG está recortando costes para lidiar con una caída histórica en los viajes. Las aerolíneas europeas han anunciado planes para eliminar más de 50.000 puestos desde el inicio de la pandemia de coronavirus, incluidos 10.000 el miércoles por la alemana Lufthansa.

En un correo electrónico, British Airways dijo que la aerolínea está "actuando ahora para proteger la mayor cantidad de empleos posibles", y agregó que "la industria de las aerolíneas se enfrenta al cambio estructural más profundo de su historia, así como a una economía global severamente debilitada".

Normas
Entra en El País para participar