La inversión hotelera en España se disparó un 52% en el primer semestre

Se sitúa como el tercer país receptor en la UE, por detrás de Reino Unido y Alemania, gracias a la venta de hotel Edition por 220 millones

Interior del Nhow Berlín, una de las dos grandes operaciones de venta realizadas en el primer semestre en Europa.
Interior del Nhow Berlín, una de las dos grandes operaciones de venta realizadas en el primer semestre en Europa.

El frenazo del turismo desde marzo ha obligado a los inversores a echar el freno de mano. Entre enero y junio de 2020 se cerraron en Europa 169 operaciones por un valor de 5.700 millones de euros, lo que supone un ajuste del 55% con respecto a la cifra registrada en el mismo período de 2019, según un informe elaborado por la consultora Cushman & Wakefield. El impacto, sin embargo, no ha sido igual entre los principales receptores de inversión.

España ha sido uno de los grandes beneficiados. En el pirmer semestre de 2020 atrajo 700 millones de euros, lo que representó un crecimiento del 55% con respecto al mismo período de 2019, situándola en tercera posición, tan solo por detrás de Reino Unido, con 1.800 millones y un recorte del 55% anual, y Alemania, con 900 millones y un ajuste del 42%. Esto se puede atribuir en gran parte a la notable adquisición del hotel Madrid Edition por parte de Archer Hotel Capital a KKH Property Investors por un montante de 220 millones de euros. Ese inmueble será operado por Marriott. El crecimiento más importante en ese semestre, sin embargo, se ha producido en Grecia, que atrajo 300 millones de euros, con un un crecimiento del 2.140%, gracias a la compra de dos resorts, lo que la aupa a la sexta posición del ranking europeo, por delante de Holanda o Irlanda.

"El valor de los activos hoteleros se está manteniendo, con mínimos ajustes por el momento. Como consecuencia, los inversores siguen mostrando interés, pero están a la espera de obtener mayores descuentos para actuar, lo que puede pasar a finales de este mismo año y principios de 2021”, recalca Albert Grau, socio y codirector de Cushman & Wakefield Hospitality en España. Buena prueba de ello es, a su juicio, las dos transacciones cerradas en la epoca posterior a la irrupción del coronavirus, con la compra del Ritz de Londres, con 136 habitaciones, por un inversor de Qatar, o la adquisición de hotel Nhow de Berlín por Eastern Property Holdings.

El informe destaca que frente al menor flujo inversor, el precio medio por habitación vendida escaló un 26% hasta los 239.000 euros, y lo justifica por la naturaleza de los hoteles vendidos en el primer semestre de 2020, que se ha centrado en activos principales en ubicaciones céntricas y donde la fluctuación de precios por el Covid es menor.

 

Normas
Entra en El País para participar