Los ayuntamientos se vuelcan para reactivar el consumo

La hostelería advierte que el 40% del sector podría cerrar; las grandes ciudades impulsan planes de choque

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, durante la presentación de la Tarjeta Familias, una herramienta para
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, durante la presentación de la Tarjeta Familias, una herramienta para El País
Madrid / A Coruña

El sector de la hostelería y la restauración ha sido uno de los que más ha sufrido la pérdida de actividad durante el estado de alarma. La desescalada, que se percibía como una luz al final del túnel, no ha conseguido frenar las pérdidas. Las medidas de prevención con las que se han reforzado las comunidades para frenar el aumento de casos y brotes, que muchos presidentes autonómicos han tachado de “segunda ola” –reducción de aforos, prohibición de fumar en las terrazas, limitación la hora del cierre– o el parón en el turismo están lastrando la reactivación de los comercios y empeoran las previsiones.

Los datos son graves. La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) advierte de que el 40% de la hostelería corre el peligro de cerrar. También indica que 200.000 empleos están en la cuerda floja si no se adoptan medidas adicionales. La patronal Hostelería de España prevé, por su parte, que la pandemia destruya en torno a 400.000 empleos en el sector en 2020, lo que equivaldría a perder cerca de uno de cada cuatro puestos de trabajo. Para frenar el desplome económico y evitar que cierren más negocios, los ayuntamientos se han puesto manos a la obra para activar el comercio de proximidad.

Madrid

El consistorio ha movilizado 1,5 millones de euros en ayudas a la digitalización del pequeño comercio y 2,5 millones destinados a modernizar los mercados municipales, además de reducir la tasa de las terrazas durante 2020. También destinará 27 millones de euros para poner en marcha una “tarjeta de familias” dirigida a las personas que más han sufrido la crisis sanitaria. Los Servicios Sociales entregarán entre 125 y 630 euros al mes a unos 27.000 hogares para que compren alimentos y productos de higiene a partir del 1 de septiembre. En el área cultural, además de la bajada del 25% del IBI y del impuesto de actividades económicas, podrán optar a subvenciones los cines, teatros, salas de música y compañías para financiar hasta un 70% del alquiler durante siete meses (plazo que finaliza en septiembre). El plan está dotado de 7,5 millones de euros.

Barcelona

La campaña para reactivar el comercio de proximidad tiene dos patas. Una inversión de un millón de euros para cubrir la rebaja fiscal del 75% de la tasa de terrazas y ayudas a los propietarios que rebajen el alquiler de los locales comerciales. En concreto, desde 600 euros si el recorte es de entre el 25% y el 50%, hasta 1.200 si es superior al 50%. Además, el plan prevé una ayuda complementaria a la del Gobierno de 300 euros para los autónomos que han tenido una reducción del 75% de las ventas o hayan tenido que cerrar sus negocios. Barcelona ha movilizado cinco millones de euros para estas subvenciones y los trabajadores pueden solicitarla hasta el 30 de septiembre. También ha dispuesto seis millones en un plan de choque de empleo y ha activado 200.000 bonos culturales para fomentar el consumo por valor de otros dos millones.

A Coruña

La ciudad herculina ha dispuesto hasta el 30 de noviembre 105 euros para cada ciudadano, que podrá gastarlos en tres tipos de bonos: para comercio de proximidad (compras de al menos 30 euros), en hostelería (al menos 20 euros) y un bono cultural que ofrece descuentos del 40% en gastos superiores a 10 euros. Cada establecimiento de hostelería y comercio tiene un tope de 3.000 euros; los de cultura de 5.000. El consistorio estudia ampliar la medida por la buena acogida que ha tenido. Para los bonos, ya se han dado de alta 5.591 ciudadanos. Por parte de las empresas, se han producido unas 1.485 descargas de la 'app' con la que se validan los cupones.

Bilbao

El Ayuntamiento ha activado 15 millones de euros para cumplir con un plan dirigido a tres ámbitos: cohesión social (2,2 millones para ayudar a las personas especialmente afectadas por la crisis), empleo (11,4 millones en incentivos fiscales para empresas y otros estímulos) y cultura (1,3 millones destinados a bonos y promoción de actividades). Las medidas se aplicarán durante el ejercicio 2020. Además, Bilbao también se acoge al programa del departamento de Turismo del Gobierno vasco dotado de 3,5 millones para mejorar la competitividad del comercio en la ciudad.

Sevilla

El ayuntamiento ha puesto en marcha un plan de choque para la reactivación social y económica de la ciudad tras la crisis provocada por el Covid-19. Incluye medidas para reflotar el comercio y la hostelería que flexibiliza la ampliación de ocupación de espacios en la vía pública, además de campañas municipales de promoción del comercio local. También ha movilizado 400.000 euros para sostener citas culturales de gran impacto económico como la Bienal de Flamenco. Dentro del programa de inserción laboral para este último cuatrimestre del año, el consistorio ha destinado 12 millones para formación, microcréditos y becas para jóvenes.

Comunidad Valenciana

Xàtiva destinará 400.000 euros al comercio local. Los establecimientos tendrán que haberse visto afectados por el estado de alarma, ser un pequeño comercio del casco urbano y estar dentro de los epígrafes del impuesto sobre actividades económicas (IAE) permitidos. Cada vecino podrá acceder a dos bonos. La iniciativa está en marcha desde el 1 de julio y acabará el 31 de octubre.

Ontinyent, por su parte, dedicará 500.000 euros a cheques con importes de 20, 50, 100 y 200 euros, de los que el consumidor solo pagará la mitad. En este caso, el requisito que deben cumplir los locales que se quieran adherir consiste en no superar los 10 empleados. Este tope sube hasta los 15 trabajadores para hostelería y servicios.

Normas
Entra en El País para participar