La caída del turismo en plena temporada complica la recuperación del consumo

Los pagos con tarjeta extranjera bajan un 54% del 20 al 26 de julio, según un estudio de BBVA Research

La caída del turismo en plena temporada complica la recuperación del consumo pulsa en la foto

El consumo de los españoles sigue renqueante y en vías de desconfinamiento. La evolución del gasto semanal con tarjeta seguía por debajo del nivel previo a la crisis —tanto en establecimientos como en comercio electrónico— en la semana del 20 al 26 de julio. Según revela un estudio de BBVA Research, durante esa semana las discretas cifras de gasto se asocian, principalmente, a la fuerte bajada del gasto con tarjeta extranjera (-54%) debido a la menor afluencia de turistas foráneos. Esto, junto a la más leve caída del gasto con plástico español (-8% de compras), ralentizó hasta el 0,5% interanual el gasto presencial con tarjeta y al -20% interanual vía online.

En concreto, la recuperación de las compras con tarjetas extranjeras se detuvo en las provincias limítrofes con Francia, excepto en Navarra. El golpe más duro lo sufrieron los comercios de Gipuzkoa, Girona y Lleida. En los destinos urbanos afectados por brotes de Covid-19, como Zaragoza y Barcelona, el descenso se aceleró entre el 20 y el 26 de julio. En Madrid, la caída del gasto con tarjetas foráneas superó el 80% durante el mismo periodo. Sin embargo, las restricciones impuestas por países extranjeros —como la cuarentena obligatoria decretada por Reino Unido y Suiza a los viajeros que lleguen de España— no han influido en la recuperación de las islas Canarias y Baleares, Málaga y Alicante, que continúan con su proceso de convergencia con las cifras de 2019 tras el desplome por el cierre de fronteras en marzo.

Por sectores, la lectura es diferente. La facturación con tarjetas extranjeras descendió en todos los sectores la última semana de julio, una caída mayor que con tarjetas españolas, muy condicionada por el incremento de los contagios. Los gastos en alimentación y las compras en duty free, estancos, bazares y máquinas de vending son los ámbitos que más caen tras coger ritmo una vez extinguido el estado de alarma. Sin embargo, el alojamiento, el transporte, la moda y los bares y restaurantes pierden importancia y continúan bajo mínimos.

Cae el comercio online

La disminución de las compras por internet, tras vivir su época dorada en medio del pico de la pandemia, se acentuó hasta el 20% interanual durante la última semana de julio. El peso del gasto online se redujo en cuatro puntos, hasta el 15% en el mismo periodo de 2019.

Por sectores, el gasto por internet en bares y restaurantes y en alimentación fue el que más descendió. El leve repunte de la demanda de libros, moda, salud, deportes, tecnología, alojamiento y grandes superficies no fue suficiente para detener el deterioro reciente del comercio electrónico.

Descenso del gasto en provincias con grandes brotes recientes

El incremento de los contagios también ha condicionado la evolución de las compras presenciales en Murcia (-3 puntos hasta el 9%) y Navarra (-3 puntos hasta el 13%). En la región murciana localidades como Totana regresaron a la fase 1 del confinamiento por el aumento de la incidencia del Covid-19. La comunidad foral, por su parte, sufrió un repunte entre población joven en un brote de la capital, Pamplona, relacionado con la celebración de los ‘no sanfermines’, que deja hasta ahora 224 positivos.

Sin embargo, la excepción se encuentra en Lleida, que en las últimas semanas sufrió las consecuencias de un aumento de infectados asociados a trabajadores de la alimentación: en la provincia leridana el gasto repuntó hasta el 12%. En las restantes provincias, la recuperación del consumo siguió su curso.

Normas
Entra en El País para participar