La Fed se compromete al máximo con la creación de empleo en su nueva estrategia

Hace una declaración de principios con un nuevo objetivo de inflación más flexible, de media del 2%

Powell Fed
Jerome Powell, presidente de la Fed Reuters

El presidente de la Reserva Federal Jerome Powell ha dado un nuevo paso al frente en el lanzamiento de medidas con las que combatir la crisis y ha anunciado un renovado compromiso de la institución con la creación de empleo. En su intervención inaugural del simposio de bancos centrales que se celebra en Jackson Hole, en esta ocasión de carácter virtual, Powell ha reconocido que los riesgos sobre el desempleo y el control de precios se han incrementado, ante lo que la Fed ha decidido reaccionar con una nueva estrategia que augura un largo período de tipos de interés bajos.

El banco central estadounidense se marcará el objetivo de que la inflación se sitúe en un nivel medio del 2% a largo plazo, con períodos en que pueda estar bien por debajo o por encima de ese nivel, y de asegurar que el empleo no se aleja de sus niveles máximos. La Fed adopta así un objetivo de inflación más flexible, con el que aceptar niveles superiores al 2% con tal de favorecer el empleo y el crecimiento y de tener un mayor margen de maniobra en la aplicación de estímulos. Así, ante un nivel de precios más elevado, la respuesta no sería necesariamente un endurecimiento de la política monetaria. Y a pesar de que la inflación hoy por hoy esté lejos de ser un problema. La Fed contempla de hecho que “después de períodos en los que la inflación ha estado de forma persistente por debajo del 2%, una política monetaria apropiada deberá aspirar a una inflación moderadamente por encima del 2% durante algún tiempo”.

“Nuestra declaración refleja nuestra apreciación de los beneficios de un mercado laboral fuerte, especialmente para las comunidades de ingresos bajos y medios, y un mercado laboral robusto puede ser sostenible sin causar un indeseado incremento de la inflación”, ha explicado Powell en su discurso.

En lo que ha presentado como una nueva estrategia para el largo plazo, el presidente de la Reserva Federal ha asegurado que “el máximo nivel de empleo es un objetivo amplio e inclusivo”. Una prueba de la firme voluntad de combatir la profunda crisis económica actual desde la política monetaria y con la que se desmarca de declaraciones del pasado en las que advertía de que un bajo nivel de desempleo podía causar un exceso de inflación. Powell ha calificado estos cambios como “una robusta actualización de nuestro marco de política monetaria”. Pero también ha reclamado el respaldo de la política fiscal en un "objetivo nacional" como es la solidez en el empleo. 

Con las declaraciones de hoy, la Fed no solo pone el foco en el problema actual de desempleo causado por la crisis sino que adapta su estrategia al entorno de bajos tipos de interés que impera desde hace una década a nivel global, herencia de la anterior crisis. “En Estados Unidos y en todo el mundo, es más probable que los tipos de interés de la política monetaria se vean más constreñidos por su límite inferior efectivo que en el pasado”, explica la institución.

Al BCE el estallido de la presente crisis le sorprendió en el inicio de su revisión estratégica, cuyo anuncio ha quedado aplazado para el próximo año y en la que uno de los puntos de debate es precisamente el objetivo de inflación. La estabilidad de precios es el mandato supremo del Banco Central Europeo, si bien la posibilidad de una horquilla de objetivo de precios alrededor del 2%, también por encima, es uno de los temas sobre la mesa. 

El compromiso de la Fed con el empleo y el crecimiento en el largo plazo ha sido bien recibido por los inversores, con alzas en la Bolsa. Aunque su mayor tolerancia con la inflación está provocando las subidas de rentabilidades en la deuda, después de una primera reacción inicial de descensos. De hecho, la ingente batería de estímulos monetarios ha contribuido a crear cierta expectativa de inflación en el largo plazo y estaba haciendo temer a los inversores por la pérdida de rentabilidad real en los activos de deuda a más largo plazo, lo que explica el alza de rendimientos de las últimas jornadas.

 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar