Antonio Catalán pignora un hotel de 14,3 millones para aplazar el pago de una deuda tributaria

También provisiona 9,5 millones para el pago de una inspección iniciada en 2016

 Antonio Catalán, presidente de AC Hotels by Marriott.
Antonio Catalán, presidente de AC Hotels by Marriott.

Los desencuentros entre Hacienda y el empresario Antonio Catalán se repiten año tras año desde que el empresario navarro figura en la lista de los morosos que el fisco publica desde finales de 2015. Uno de los últimos encontronazos arrancó meses después en mayo de 2016, cuando se inspeccionó el pago del impuesto de sociedades de Belagua 2013, la sociedad patrimonialista de Antonio Catalán, y su grupo de consolidación fiscal correspondiente a los ejercicios 2013 y 2014. En febrero de 2018, la firma hotelera recibió acuerdos de liquidación por parte de la Agencia Tributaria que, basándose en el criterio de la ruptura indebida del grupo de consolidación fiscal en 2012, arrojaban una deuda tributaria de 7,77 millones de euros y 1,73 millones con los intereses de demora acumulados hasta el 31 de diciembre de 2019. En total, 9,5 millones de euros.

Catalán recurrió ante el Tribunal Económico Administrativo de Madrid esos acuerdos de liquidación. La demanda fue desestimada y ahora está presentada ante el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) y pendiente de resolución. Pese a ello, el empresario mantiene en las cuentas de Anca Corporate, la sociedad de la que es administrador único, una provisión de 9,5 millones de euros, que equivale a la deuda pendiente con Hacienda, “siguiendo un criterio de prudencia ante la complejidad y previsible duración del proceso de recurso iniciado y las diferentes interpretaciones que pudieran adoptar, en su caso, los órganos competentes”.

No ha sido el único movimiento que ha realizado Catalán para blindar a su sociedad patrimonialista. Las cuentas de Anca Corporate, correspondientes a 2019 y depositadas recientemente en el Registro Mercantil, revelan que el empresario ofreció en 2018 a la Agencia Tributaria un hotel valorado en 14,3 millones de euros como garantía, a través de una hipoteca unilateral constituida a favor de Hacienda, para obtener “la suspensión del pago de las cantidades adeudadas”. Una garantía que no se ha extinguido y que tendrá una duración indefinida hasta que no se resuelva la reclamación presentada contra el acuerdo de inspección.

En el último listado de morosos con la Agencia Tributaria, correspondiente a 2019, Anca Corporate figura como la undécima persona física o jurídica en España que más dinero adeuda a Hacienda, con 81,93 millones de euros. La relación de deudores de este ejercicio debería haberse publicado en el primer semestre, pero la irrupción de la crisis del coronavirus ha obligado a Hacienda a retrasar su publicación. El listado de 2019 incluyó a 4.028 deudores que debían más de un millón de euros a Hacienda, con un pasivo total de 14.100 millones de euros.

La venta de AC a Marriot en 2018 hunde el beneficio en 2019

Las cuentas de Anca Corporate en 2019, desde la que Antonio Catalán dirige su imperio hotelero (46 hoteles en España, 10 en Italia y 1 en Portugal) muestran una fuerte divergencia entre la cifra de negocio de la compañía y el resultado de ese ejercicio. Mientras que la facturación creció un 5,5% desde los 190,9 hasta los 201,4 millones de euros, el beneficio se desplomó un 78% desde los 118,1 hasta los 37,1 millones de euros.

La razón de esa aparente contradicción se encuentra en que el resultado de 2018 fue inusualmente alto, porque en ese ejercicio se contabilizó la venta de la participación de Belagua 2013, S.A. en la Joint Venture con el Grupo Marriott, por la que se embolsó 100 millones, de los que 79 millones fueron solo por la venta de la marca AC a Marriott.

En 2019 ya cobró 34 millones por este último concepto y quedan dos pagos pendientes por la venta de la marca: uno de 20,8 millones el 31 de diciembre de 2020 y otro de 24,2 millones el 31 de diciembre de 2021.

Normas
Entra en El País para participar