TUI desviará viajeros alemanes desde Baleares a Canarias para evitar cancelaciones masivas

El turoperador está ofreciendo esa alternativa a los turistas germanos. Las hoteleras del archipiélago balear dan por cerrado el verano

Turistas regresando ayer a Alemania desde el aeropuerto de Mallorca.
Turistas regresando ayer a Alemania desde el aeropuerto de Mallorca.

Los hoteleros de Baleares empiezan a hacer cuentas sobre el impacto que tendrá en sus cuentas la decisión de TUI, el primer turoperador del mundo, de suspender sus operaciones en Baleares hasta el día 24 de agosto, a la espera de que el Ejecutivo alemán renueve o derogue la recomendación de no viajar a esa autonomía en España por el elevado número de casos. Esa suspensión de las operaciones es el enésimo contratiempo en el año del coronavirus, pero es el más duro, porque supone certificar el final de la temporada alta en Baleares y el cierre de su primer mercado emisor, con más de 7 millones de viajeros al año, el 55% del total.

Sustitución de demanda

Fuentes hoteleras consultadas por Cinco Días apuntan a que la situación no es tan dramática como la del primer cierre generalizado, decretado el pasado 19 de marzo, y que la primera estrategia que se va a seguir es la de proceder a una “repatriación” progresiva de los alemanes que estén pasando sus vacaciones en Baleares hacía sus lugares de origen. En segundo lugar apuntan a que se va a tratar de sustituirlos por otros viajeros cuyos países no hayan puesto a España en la lista negra de destinos por la elevada tasa de contagios por el coronavirus. Y para ello toman como ejemplo lo sucedido en Canarias con la cuarentena que fijó Reino Unido a finales de julio para los viajeros que optaran por destinos españoles. “Se logró sustituir toda la demanda británica con alemanes y españoles”.

La prioridad, por lo tanto, será sustituir a los alemanes por otras nacionalidades europeas más los viajeros españoles. El segundo, quizá más importante, es el de trasvasar todas las reservas futuras desde Alemania a Canarias, el único lugar de España que el Ejecutivo de Angela Merkel recomienda para viajar por sus bajas tasas de contagio de coronavirus. Los cuatro grandes grupos afectados (Meliá, Iberostar, Barceló o RIU) cuentan con una presencia destacada de hoteles en ambas comunidades autónomas y estarían trabajando ya en esa línea para limitar el impacto. Y para ello cuentan, tal y como confiesan esas mismas fuentes consultadas, con el apoyo imprevisto de TUI, que ya está ofreciendo Canarias como alternativa a aquellos alemanes que tenían contratadas sus vacaciones a partir del 24 de agosto para evitar cancelaciones masivas.

Meliá augura que los turistas que viajen por su cuenta seguirán yendo a Baleares

Meliá es el grupo que más hoteles tiene en Baleares (28) y también uno de los que más establecimientos tiene en Canarias (16), seguido por Iberostar, con 18 en Baleares y 9 en Canarias. En tercer lugar figura RIU, con 10 en Baleaes y 17 en Canarias, y Barceló, con 9 en Baleares y 19 en Canarias.

Cuarentena y PCR

Desde el grupo dirigido por Gabriel Escarrer distinguen el veto del Reino Unido, que obligaba a la cuarentena, y la recomendación de Alemania, que solo obliga a realizar una prueba PCR. Además aseguran que, si bien los grandes turoperadores alemanes han suspendido sus contrataciones, la operación aérea no se ha anulado y creen que los clientes que viajen por su cuenta y no compren paquetes vacacionales seguirán adelante con sus viajes. Pese a que las cifras globales en España muestran que el peso del turismo británico es mucho mayor que el del alemán, desde Meliá se sienten especialmente dolidos por la decisión del Ejecutivo germano. “Se podría haber evitado explicando mejor la situación epidemiológica y las medidas adoptadas”.

Armengol dice que los afectados podrán acogerse a un ERTE “más beneficioso”

A la espera de ver cómo funcionan la sustitución de alemanes por turistas de otros mercados y el trasvase de viajeros a Canarias, todas las cadenas son conscientes de que el 24 de agosto es la fecha marcada para el cierre ordenado de la planta hotelera en Baleares. Asimismo prevén que miles de trabajadores recuperados de los ERTE de fuerza mayor tendrán que volver de nuevo a la anterior situación. La presidenta balear, Francina Armengol, aseguró que las empresas afectadas “podrán acogerse a una modalidad de ERTE, prevista para estas situaciones, que contempla más bonificaciones que los de fuerza mayor”.

Normas
Entra en El País para participar