Cero emisiones netas

Repsol ofrece a sus clientes de gasolineras compensar el CO2 que emiten sus coches

Cofinancia con el usuario proyectos de reforestación; Ha compensado ya más de 1.000 toneladas de CO2

Repsol ofrece a sus clientes de gasolineras compensar
el CO2 que emiten sus coches

El grupo Repsol se ha tomado muy en serio el objetivo de lograr cero emisiones netas en 2050, lanzado por su consejero delegado, Josu Jon Imaz, en diciembre de 2019. La empresa está llevando a cabo una serie de proyectos para acompañar a esta línea estratégica. De esta forma, ha puesto en marcha una iniciativa voluntaria de neutralización de emisiones, denominada Compromiso Cero Emisiones Netas, ofreciendo la oportunidad a sus clientes de gasolineras de neutralizar las emisiones de CO2 derivadas del uso del producto suministrado por la compañía multienergética.

De esta manera, cada vez que un cliente reposte en una de las más de 3.400 estaciones de servicio del grupo Repsol (Repsol, Campsa y Petronor) y realice el pago a través de la aplicación Waylet, tendrá la opción de compensar el 100% de las emisiones de CO2 del consumo de ese carburante de forma voluntaria, a través de la colaboración en proyectos forestales. “Repsol se ocupa de gestionar esta aportación, garantiza la trazabilidad del proceso y aportará la mitad del importe de la compensación”, informan a CincoDías en fuentes de la compañía.

La aplicación Waylet, que ya cuenta con un millón de clientes, da la oportunidad al consumidor de compensar su emisión de CO2 cada vez que reposte, no compensar nunca, compensar siempre o que le pregunten si quiere compensar cada vez que reposta.

La compensación está en función de los litros y el tipo de carburante que se utilice y de acuerdo con los factores de emisiones establecidos por el Ministerio de Transición Ecológica, entre otros organismos. A través de un procedimiento y metodología validados por un auditor externo, Repsol acude al mercado voluntario de carbono para comprar créditos de proyectos de compensación que irá cancelando. Cada crédito equivale a una tonelada de CO2. En función de los litros y el tipo de combustible repostado por el cliente, y de acuerdo con los citados factores de emisión, Repsol calcula los kilos de CO2 correspondientes al repostaje realizado.

30 euros, 52 kg de CO2

Para que sirva como ejemplo, un repostaje medio de 30 euros, se traduce en 52 kg de CO2 emitidos a la atmósfera. Esos 52 kg de CO2 generados se pueden compensar con 0,37 euros, según se indica en la aplicación. El cliente, si decide compensar, aportará la mitad (0,19 euros) y la otra mitad hasta 0,37 euros la pondrá Repsol. El dinero recaudado irá a dos proyectos medioambientales de reforestación, que contribuyen a la absorción de ese CO2 en la atmósfera.

Imaz: Cero emisiones netas en 2050

Repsol ha sido la primera compañía energética en asumir el objetivo de alcanzar cero emisiones netas en 2050, según anunció el grupo en diciembre. “Debemos fijarnos objetivos más ambiciosos en la lucha contra el cambio climático”, señaló su CEO Josu Jon Imaz. Esta “ambiciosa meta” incluye las emisiones resultantes de la producción, y también las derivadas del uso de sus productos. Para llegar a ese objetivo de cero emisiones netas de CO2 en 2050, el grupo ha establecido objetivos intermedios, esto es, alcanzar el 10% en 2025, el 20% en 2030 y el 40% en 2040. Tales objetivos serán incluidos en el nuevo plan estratégico de la multinacional española, que cuenta también con un viraje hacia el negocio de energías renovables. Así, planea duplicar hasta los 7.500 MW en 2025 su capacidad de generación de electricidad baja en carbono.

Aunque el plan Compromiso Cero Emisiones Netas se inició formalmente a mediados de marzo, Repsol, confía en que tome fuerza a partir de ahora, con la paulatina recuperación del consumo de carburante tras el confinamiento. Hasta la fecha han sido más de 5.000 usuarios los que han compensado emisiones al repostar y pagar con Waylet. Se han compensado 17.000 repostajes, lo que equivale a más de medio millón de litros de combustible. Así, desde el lanzamiento de esta iniciativa, Repsol ha podido compensar más de 1.000 toneladas de CO2. A final de año, Repsol baraja duplicar los usuarios de esta iniciativa y llegar a 12.000.

Los dos primeros proyectos seleccionados por Repsol para esta iniciativa son el Parque Nacional Cordillera Azul y Madre de Dios, ambos en la Amazonia peruana y enmarcados en el mecanismo REDD+ diseñado por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Los proyectos REDD+ se destinan a reducir las emisiones por la deforestación. Fuera de España. firmas del sector como Shell, BP y Q8 han iniciado iniciativas similares a las de Repsol.

Normas
Entra en El País para participar