Energía

Repsol lanza el primer biocombustible para aviones 'made in Spain'

Produce 7.000 toneladas de biojet en la planta de Puertollano

Complejo industrial de Repsol en Puerto Llano (Ciudad Real).
Complejo industrial de Repsol en Puerto Llano (Ciudad Real).

El complejo industrial de Repsol en Puertollano (Ciudad Real) ha lanzado el primer lote de biocombustible para aviación (biojet) producido en España, según informa esta mañana la petrolera, después de años de investigación sobre este tipo de soluciones para el transporte.

De la planta han salido las primeras 7.000 toneladas que, según cálculos de la empresa evitarán la emisión de 440 toneladas de CO2 a la atmósfera, el equivalente a 40 vuelos entre Madrid y Barcelona. La producción de este combustible con baja huella de carbono se extenderá a otras instalaciones de Repsol en todo el país. El desafío paralelo es obtener combustible para el sector aeronáutico a partir de residuos.

La empresa ha enmarcado este avance en su iniciativa de descarbonización, con un compromiso de cero emisiones netas en 2050. Para el sector aéreo el avance hacia los combustibles con baja huella de carbono resulta clave en un contexto de creciente concienciación sobre los efectos del transporte en el cambio climático. La otra vía de trabajo, antes de la crisis del coronavirus, era la renovación de flotas hacia modelos con una notable reducción del consumo.

La producción de este combustible con bajas emisiones se extenderá a otras instalaciones de Repsol, que también trata de obtener fuel a partir de residuos

En 2018, la aviación comercial fue responsable del 2,4% de las emisiones de CO2 motivadas por combustibles fósiles, según cuantifica el Consejo Internacional para el Transporte Limpio. El ritmo de crecimiento de estas emisiones en los cinco años previos fue de un 32% de la mano de un fuerte incremento de la oferta y al demanda de vuelos.

Las 7.000 toneladas de biojet obtenidas por Repsol equivalen a un centenar de vuelos entre Madrid y Los Ángeles (EEUU). Sometido a estrictos controles, se obtiene a través de biomasa o de residuos, estando incluido en el listado de combustibles sostenibles.

Giro estratégico

Repsol habla esta mañana de un hito en la nueva estrategia de la compañía, anunciada el pasado mes de diciembre y tendente al cumplimiento del Acuerdo de París. Además del nuevo fuel para aviones, se incluyen la generación renovable, los combustibles sintéticos, el hidrógeno verde o el autoconsumo.

La compañía también ha anunciado recientemente que pondrá en marcha dos proyectos industriales de descarbonización en la refinería de Petronor. El primero consiste en la construcción de una de las mayores plantas del mundo de producción de combustibles cero emisiones netas a partir de CO2 e hidrógeno verde, generado con energía renovable. “Será una instalación de referencia en Europa por su avanzada tecnología y por el uso, como materia prima, del CO2 capturado en la refinería de Petronor”, explica la empresa.

El segundo es una planta de generación de gas a partir de residuos urbanos, que sustituirá parte del consumo de los combustibles tradicionales utilizados en el proceso de producción de Petronor.

Normas
Entra en El País para participar