Aerolíneas

Los sindicatos de TCP de Iberia se unen para tener voz ante el plan de ajuste

Stavla, Sitcpla y Candidatura Independiente tratan de reducir el protagonismo de CC OO y UGT

El presidente de Iberia y próximo CEO de IAG, Luis Gallego.
El presidente de Iberia y próximo CEO de IAG, Luis Gallego.

Cinco sindicatos en Iberia para 3.600 tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) parece demasiada dispersión ante las negociaciones sobre el ajuste que se avecina. Así lo han debido ver ­Stavla, Sitcpla y Candidatura Independiente de TCP, que han unido fuerzas de forma ocasional, dejando atrás viejas rencillas. Buscan mayor poder de interlocución ante la dirección de Luis Gallego.

También se adivina tras el movimiento un intento por sacar la cabeza en la compañía ante el poder de las centrales CC OO y UGT, con un 52% de representación en la mesa del ERE, merced a su fuerte implantación entre los colectivos de tierra.

La plataforma ha pedido ya un encuentro al presidente saliente, que toma el cargo de CEO de la casa matriz IAG el próximo 24 de septiembre. En esa cita se reclama la presencia del futuro presidente, Javier Sánchez Prieto; del director de producción, Rafael Jiménez Hoyos; del jefe de relaciones Laborales, Ángel Fernández, y del director del área de TCP, Bernardo Moya.

La plataforma sindical pide detalles a Luis Gallego y Javier Sánchez Prietol sobre el futuro a corto y medio plazo de la aerolínea

La coalición representa al 72% de los TCP, por el 28% que está en manos de las citadas UGT y CC OO o, simplemente, no está afiliado. “Ante las especiales circunstancias que afectan al sector aeronáutico a consecuencia de la pandemia, máxime en Iberia debido al proceso de renovación de la presidencia en el que estamos inmersos, entendemos que se hace más necesario que nunca convocar una reunión presencial con objeto de conocer de manera veraz los planes de futuro para el colectivo de TCP”, firman los tres sindicatos en la carta remitida a la dirección. “Cualquier decisión que pudiese afectar a nuestro colectivo, debería ser consensuada con quienes ostentan tan amplia mayoría de la representatividad”. Y no con sindicatos generalistas, se puede leer entre líneas.

Numerosos asistentes de vuelo han aplaudido la iniciativa, inspirada en la única voz que representa a los pilotos de la compañía, el potente Sepla.

Relevo en plena crisis

Fuentes cercanas a Iberia explican que el futuro ajuste, ante una demanda que podría no recuperar la normalidad hasta 2023 o incluso 2024, será ya negociado bajo la presidencia de Javier Sánchez Prieto. La afectación del ERTE por fuerza mayor marca el calendario.

Sin embargo, los sindicatos de TCP urgen el encuentro con Luis Gallego a la vista de que, desde su puesto en Londres, marcará la estrategia de las distintas aerolíneas de IAG como consejero delegado del holding.

Iberia entró en la crisis con cerca de 17.000 empleados, de los que un 90% han sido afectados por el ajuste temporal. La compañía ya ha retirado definitivamente 15 de sus mayores aviones, los A340, y estudiará minuto a minuto la demanda para decidir, entre 2021 y 2022, sobre el futuro de medio centenar de aviones arrendados. En plena tormenta, Luis Gallego lleva semanas avisando de la llegada de recortes para bajar el coste de personal, al igual que otros costes operativos fijos como el de flota y combustible.

La aerolínea mantiene vivo su interés por Air Europa, operación de compra en la que busca rebajar el precio, el perímetro de la adquisición y modificar la fórmula de pago. Se trata de adaptar la transacción con Globalia a la actual crisis.

La previa a las negociaciones del ajuste en Iberia se ha dejado para la vuelta del verano. El calado vendrá marcado por el devenir de la pandemia, el trato final con la familia Hidalgo sobre Air Europa, y la propia estrategia que marque IAG tras una ampliación de capital de emergencia por 2.750 millones de euros. Se trata de sobrevivir al coronavirus y a la inevitable quema de la caja.

El grupo, que cerró el primer semestre con unas pérdidas de 3.806 millones, tiene 8.100 millones de liquidez. De esa reserva, 6.016 millones están en la caja en efectivo, mientras hay líneas de financiación disponibles por 2.100 millones.

Sitcpla, contra una compensación millonaria a Vázquez

El sindicato Sitcpla, de larga tradición en Iberia, vuelve a oponerse a una indemnización millonaria a Antonio Vázquez, presidente de IAG.

Corría 2013 cuando el colectivo de TCP se opuso a una compensación por su salida de Iberia para centrarse en el holding. En plena crisis financiera y ante la reestructuración de la empresa, ese premio fue aplazado.

En similares circunstancias, aunque ahora la crisis es motivada por una pandemia, Vázquez dejará en enero IAG. Se especula en prensa con una compensación de 4 millones, contra la que ha alzado la voz el sindicato: “Con los tiempos que se avecinan nos parece una frivolidad”. Sitcpla subraya que IAG está pidiendo esfuerzos a los trabajadores. El grupo, que celebra junta de accionistas en septiembre, ha suspendido el dividendo y ampliará su capital.

Normas
Entra en El País para participar