Telefónica reduce el beneficio un 53% hasta junio por el efecto Covid y la caída de las divisas

Los ingresos en el primer semestre caen un 10%, y un 14% entre abril y junio

Mantiene el dividendo de 0,40 euros por acción y reduce la deuda hasta 37.201 millones

 José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, durante la junta general de accionistas de 2020.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, durante la junta general de accionistas de 2020.

Telefónica ha registrado un beneficio neto de 831 millones de euros en el primer semestre, un 53,5% menos que en el mismo periodo del año anterior. En el caso del segundo trimestre, el descenso es del 50,7%, hasta 425 millones. El beneficio por acción subyacente semestral alcanza los 0,23 euros.

TELEFÓNICA 3,47 1,17%

A su vez, los ingresos reportados del grupo cayeron un 10%, hasta 21.706 millones de euros. En términos orgánicos, el descenso es del 3,5%, según señala la teleco en el informe financiero semestral correspondiente al primer semestre, remitido a la CNMV.

En el segundo trimestre, los ingresos reportados ascienden a 10.340 millones y oibda a 3.315 millones, descienden un 14,8% interanual y un 25,3% respectivamente, reflejando el impacto negativo de la depreciación de las divisas, especialmente del real brasileño frente al euro, y del Covid-19, marcado por los confinamientos, que provocaron una reducción de la actividad comercial como consecuencia de los confinamientos decretados en los distintos países para hacer frente al contagio. El oibda reportado ésta impactado por un deterioro del fondo de comercio asignado a Telefónica Argentina de 109 millones de euros.

Los resultados son más débiles, si bien están en línea con lo esperado por el mercado en el actual escenario de pandemia. Las acciones de Telefónica se dejaban un 1,7% a la apertura, si bien con el paso de los minutos, la bajada ha profundizado. Pasadas las 11 de la mañana, las matildes caen un 4,26%, hasta 3,66 euros, cerca del precio mínimo de las últimas décadas de 3,53 euros, registrado en los primeros días del confinamiento decretado para hacer frente al contagio del Covid. Cerca del cierre, caen un 2,3%, hasta 3,74 euros..

La compañía precisa que los efectos negativos de la pandemia en la actividad comercial en los países donde está presente tuvo un impacto negativo de 729 millones; los movimientos desfavorables de los tipos de cambio tuvieron un impacto de 791 millones, mientras que los cambios en el perímetro registraron un impacto de 64 millones.

El margen oibda de Telefónica baja 3,5 puntos porcentuales reportados en el semestre, hasta el 32,6%, mientras que, en el segundo trimestre, el descenso es de 4,5 puntos porcentuales, hasta el 32,1%.

En términos orgánicos, y en los cuatro mercados principales de Telefónica la caída de los ingresos y oibda se contiene en -3,8% y -6,6% respectivamente.

La compañía ha confirmado sus objetivos para el año, que habían sido revisados al cierre del primer trimestre. Así, la teleco confirma el crecimiento orgánico interanual del ratio OIBDA-CapEx para 2020 de ligeramente negativo a estable. A su vez, el dividendo de 2020 se mantiene en 0,40 euros por acción. José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, ha destacado en la call conference con analistas que ha seguido a la presentación, que la compañía ha detectado una recuperación de la actividad desde el mes de junio, una vez que las tiendas han vuelto a abrir en su mayoría en los grandes países.

También se reiteran los objetivos de 2022, con un crecimiento orgánico de ingresos, y una mejora del ratio de (OIBDA-CapEx)/Ingresos en 2 puntos porcentuales frente a 2019.

Telefónica destaca que mantiene el foco en una continua reducción de deuda, que bajó un 7,5% interanual hasta 37.201 millones de euros a junio de 2020, con un descenso de 1,000 millones en el segundo trimestre. Una cifra mejor de la esperada, según Fidentiis. La deuda neta financiera incluyendo arrendamientos asciende a 43.637 millones de euros a junio de 2020 (frente a 45.123 millones a diciembre de 2019).

La operadora ha destacado su sólida posición de liquidez, de 23.698 millones de euros, con una posición de activos líquidos de 10.000 millones, con los vencimientos de deuda cubiertos más allá de los próximos dos años. El grupo, en el entorno actual de tipos de interés bajos, ha refinanciado 9.047 millones de euros de su deuda neta en el primer semestre, extendiendo así su vida media a 11,2 años (diciembre de 2019: 10,5 años). Además, el Grupo mantiene una liquidez adicional de 4.000 millones de libras para asegurar la financiación de la JV de O2 con Virgin Media, anunciada en mayo.

La compañía indica que ha habido una mejora del flujo de caja libre en el segundo trimestre, hasta 988 millones de euros, que se ha traducido en la citada reducción de deuda. En el conjunto del semestre, asciende a 1.222 millones. Esta evolución es consecuencia, principalmente, a menores pagos de intereses por 435 millones, menor consumo de capital circulante por 358 millones, menores pagos de principal de arrendamientos por 222 millones, parcialmente compensados por 167 millones de mayores dividendos pagados a minoritarios y reducción del OIBDA-CapEx.

Telefónica ha ajustado también las inversiones al escenario de la pandemia. Así, el capex disminuye un 19,6% interanual hasta los 2.721 millones de euros en el primer semestre. En términos orgánicos, desciende un 11,3% interanual debido a la efectiva gestión del capex durante la pandemia del COVID-19, que continúa enfocado en acelerar la excelencia de la conectividad (despliegue de redes LTE y fibra, incremento de la capacidad y virtualización de la red).

Además del impacto sobre la cuenta de resultados, la depreciación de las divisas de los países en que opera también ha castigado el patrimonio de Telefónica, que pasa de 25.450 a 19.501 millones, principalmente porque las diferencias de conversión (que recogen ese efecto cambiario) han sido negativas por importe de 5.079 millones y han hecho que el total resultado global del periodo haya sido de pérdidas de 4.619 millones.

Países

Por países, solo Alemania registró crecimiento, con un avance del 2% en el semestre y del 0,3% en el segundo trimestre.

España, el principal mercado, redujo sus ingresos un 3,4% entre enero y junio, hasta 6.106 millones de euros, con un retroceso en el segundo trimestre, marcado por la crisis del Covid-19, del 5,2%.

Brasil registró unos ingresos de 3.954 millones de euros en el semestre, un 21,4% menos reportado por el impacto de la depreciación del real frente al euro, y un 3,2% menos en términos orgánicos. En el segundo trimestre, los ingresos caen un 29,5% en términos reportados.

Telefónica Reino Unido, marcada por el anuncio de su fusión con Virgin Media, filial de Liberty Global, redujo los ingresos un 1,2% reportado y un 1,1% orgánico en el primer semestre. Entre abril y junio, el descenso es del 5,2% y el 3,8%, respectivamente.

Telefónica Infra, cuyo principal activo es Telxius, registró unos ingresos semestrales de 415 millones de euros, un 4,7% menos reportado y un 4,2% menos orgánico.

A su vez, Telefónica Hispam, en pleno proceso de reorganización registró unos ingresos semestrales de 4.085 millones de euros, un 18,6% menos reportado, como consecuencia del citado impacto de las divisas. En el segundo trimestre, el descenso es del 28% reportado y del 10,8% orgánico. La mayoría de los países incluidos en esta división se han visto afectados por la pandemia.

Telefónica, en cualquier caso, defiende que ha habido una aceleración en la ejecución de las prioridades estratégicas en los cuatro mercados claves: España, Reino Unido, Alemania y Brasil. El grupo destaca la resistencia del negocio, dado que el oibda-capex aumentó un 1,9% interanual (orgánico) y el margen en 1,3 puntos porcentuales en el segundo trimestre, con un aumento de la satisfacción del cliente. "Ha habido resiliencia en el negocio en estos países durante este periodo", ha dicho Ángel Vilá, consejero delegado de Telefónica, en la citada conferencia con analistas.

La teleco ha mejorado la posición en el Reino Unido a través de la combinación de O2 UK y Virgin Media, mientras que en Brasil se ha dado un impulso a la consolidación, con la oferta vinculante conjunta para los activos móviles de Oi presentada con TIM y Claro. En España, una de las apuestas ha sido la renovación de los derechos del fútbol televisado.

Riesgos para el negocio en España

En su informe semestral, Telefónica cita tres focos locales de incertidumbre; el primero, consecuencia de la situación política en Cataluña y su impacto en las condiciones de financiación de la economía española dado el calendario exigente de vencimientos que afronta el país y la notable dependencia del país al escenario e inversores internacionales.

El segundo foco estaría relacionado con la incertidumbre sobre las políticas económicas a ejecutarse de 2020 en adelante, dada la elevada fragmentación política existente y la falta de acuerdos en temas claves.

Finalmente, ser uno de los países más abiertos al exterior desde el punto de vista comercial y estar prácticamente entre los diez países del mundo más emisores y receptores de capital hacen que cualquier situación de reversión proteccionista pueda tener implicaciones significativas.

Normas
Entra en El País para participar