Telefónica lanza su pacto digital para reconstruir la economía y la sociedad

Prevé la reinvención digital de España, con plena cobertura de fibra e impulso al 5G

La teleco diseña la hoja de ruta para la digitalización de pymes, autónomos y Administraciones públicas

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Telefónica ha presentado hoy su propuesta para un Pacto Digital, una carta de navegación para el nuevo mundo digital. El proyecto, resumido en un informe de más de 50 páginas, llega con el lema “Un pacto digital para reconstruir mejor nuestras sociedades y economías”.

La operadora indica que, en la senda del Manifiesto de 2018, el Pacto Digital promueve el establecimiento de unas reglas del juego adaptadas a la nueva realidad post Covid-19 para evitar las desigualdades en el mundo digital, fomentar el acceso a la conectividad de nueva generación y a la protección de los derechos humanos frente a las amenazas tecnológicas. “Un Pacto Digital que, de nuevo, se centra en las personas y que está basado en el diálogo y el acuerdo entre Administraciones, sociedad y empresas”, dice Telefónica.

La compañía que preside José María Álvarez-Pallete señala que hará el mayor de sus esfuerzos para impulsar la digitalización completa de España, reiterando el compromiso anunciado hace un año de que en 2025 la fibra óptica cubra el cien por cien del país, y ser líderes en la implantación de la tecnología 5G. “Es el compromiso de servicio de Telefónica para reactivar la economía y reconstruir la vida”, dice la empresa, que insiste en que la digitalización es esencial.

La operadora, que asegura que hay que anticiparse y liderar esta profunda transformación, afirma que la reinvención digital de España podría tener un impacto anual de aproximadamente el 1,8% del PIB hasta 2025. “En España ya contamos con las mejores infraestructuras digitales. Las redes de nueva generación, fibra y 5G se revelan como críticas y un elemento crucial para avanzar hacia sociedades y economías digitales y sostenibles”, señala la compañía.

Cinco ejes

En términos específicos, Telefónica indica que el pacto tiene cinco ejes de prioridad: Impulsar la digitalización para una sociedad y economía más sostenible; abordar las desigualdades invirtiendo en las aptitudes digitales y adaptando el Estado de bienestar; construir una conectividad inclusiva y sostenible; garantizar una competencia justa mediante la modernización de los marcos fiscales, regulatorios y de competencia; y mejorar la confianza mediante un uso ético y responsable de la tecnología.

“Digitalizar el funcionamiento y los servicios de la administración pública y las pymes, cerrar la brecha digital, generar una actitud de aprendizaje a largo plazo mediante la reformulación del sistema educativo o trabajar en una nueva ética de los datos figuran entre los objetivos recogidos en el Pacto”, destaca la compañía, que afirma que ayudarán a que la sociedad en su conjunto pueda participar de los beneficios de la digitalización y contribuir a definir un humanismo digital que implique a todos.

Telefónica alude al acuerdo europeo alcanzado en la madrugada del pasado martes día 21 de julio, indicando que asigna un papel crítico a la transición verde y digital dentro de la recuperación económica y social europea. “Conocemos la importancia del desafío. Es el momento de pasar de las teorías a los hechos para la reconstrucción; de pasar de lo macro a lo micro, de que las ayudas lleguen cuanto antes a las personas. Debemos estar listos para aprovechar la mano tendida de Europa”, explica José María Álvarez-Pallete.

El pacto explica que construir la recuperación tras el Covid-19 es quizá el mayor desafío desde la Segunda Guerra Mundial. Según la compañía, el leitmotiv debe ser “¡reconstruir y hacerlo mejor!”.

El informe señala que las decisiones políticas reflejan la excepcionalidad de la situación económica y social y, en el caso de España, destaca la aprobación de la renta mínima vital, que contribuirá a erradicar la pobreza extrema y reforzar la inclusión social.

A nivel supranacional, el Fondo Europeo para la Reconstrucción, Next Generation EU, dotado con 750.000 millones de euros, junto con el próximo presupuesto plurianual 2021-2027 representa el 5% del PIB de los 27 países que forman la Unión Europea (con un impacto para muchos países superior al que tuvo el Plan Marshall tras la Segunda Guerra Mundial), reforzarán el proyecto de solidaridad europeo y preparará al continente para los dos principales desafíos que se le plantean en el futuro próximo: avances más profundos en el imparable proceso de digitalización y sostenibilidad ambiental y social.

“Desde una perspectiva macroeconómica, los Estados y gobiernos se han convertido en inversores de primer recurso (y no en prestamistas de último recurso) y en agentes para estimular la inversión privada en áreas estratégicas, un paso acertado para luchar contra la fragilidad social”, dice Telefónica.

Manifiesto digital de 2014

La operadora asegura que lanza su Pacto Digital como el siguiente paso relevante en el camino evolutivo del Manifiesto Digital de 2014, consciente después de que esta Revolución Digital encuentra a España no sólo preparada, sino a la vanguardia, gracias a una infraestructura de conectividad de primera clase a nivel mundial. “Dijimos que la pandemia había hecho inaplazable la necesidad de un Pacto Digital. Y aquí está el Pacto Digital de Telefónica”, insiste Pallete.

El directivo afirma que “ahora, más que nunca, necesitamos un Pacto Digital que recoja las contribuciones, las aspiraciones y los anhelos del conjunto de la sociedad. Ahora tenemos la oportunidad única de entrar de lleno en la Cuarta Revolución Industrial y conseguir una cooperación eficaz entre gobiernos, empresas y sociedad civil. Este es el camino hacia una sociedad más sostenible, justa, inclusiva y digital”.

El presidente de Telefónica destaca que este pacto debe traducirse en una reducción real de la desigualdad a través de una mejora de las habilidades digitales de las personas. “Telefónica hace un llamamiento a favor de programas de digitalización de los trabajadores y de los estudiantes de todos los niveles formativos, y una modernización de la legislación social que esté en consonancia con la transformación digital que vivimos”, afirma.

Nuevas normas de la economía digital

La propuesta de Telefónica indica que la nueva economía y las nuevas dinámicas exigen nuevas normas en muchas áreas, desde la competencia a los impuestos.

Así, señala que las normas de competencia deben adaptarse y la definición de los mercados pertinentes debe modificarse para tener en cuenta los nuevos competidores digitales y el papel de los datos.

Del mismo modo, afirma que las mismas reglas de juego deben aplicarse a todos, para permitir una igualdad de condiciones en la que las empresas puedan competir en pie de igualdad.

Según Telefónica, la fiscalidad no es una excepción, y recuerda que las reglas del mundo digital no deben ser diferentes de las del mundo físico y deben tener en cuenta el lugar donde se realizan las transacciones y se utilizan los servicios. “Igualmente las infraestructuras digitales deben ser gravadas con impuestos semejantes a los demás sectores de la economía”, dice.

Normas
Entra en El País para participar