Santander sufre pérdidas históricas de 10.798 millones por la crisis del coronavirus

El grupo registra varios ajustes contables por el Covid por 12.600 millones

Prevé pagar el dividendo 100% en efectivo cuando "las condiciones de mercado se normalicen"

Banco Santander covid
Ana Botín, presidenta del Banco Santander

La crisis del coronavirus ha pasado a la cuenta de resultados de Banco Santander la factura más elevada de su historia. En los seis primeros meses del año ha registrado por primera vez en su historia números rojos, derivados de varios ajustes contables por el impacto del Covid.

SANTANDER 1,87 -1,32%

La entidad que preside Ana Botín sufrió pérdidas por 10.798 millones de euros en el primer semestre, frente al beneficio de 3.231 millones de un año antes, tras apuntar una actualización del fondo de comercio sus filiales y otros ajustes por 12.600 millones. Sin tener en cuenta ese apunte, el beneficio ordinario se sitúa en 1.908 millones, un 53% menos que en igual semestre del año pasado. Y el beneficio antes de provisiones sube el 2%, hasta los 11.865 millones.

Los resultados se han visto afectados por la crisis sanitaria, que se ha reflejado en un “entorno económico más débil”, señala el banco.Para el semestre actual el banco descarta nuevos saneamientos por el Covid, según ha declarado su consejero delegado, José Antonio Álvarez, en rueda de prensa telemática. Entre marzo y junio, la entidad ha registrado pérdidas por 11.129 millones. El margen de intereses en el segundo trimestre asciende a 7.715 millones.

Tras el impacto de la pandemia en las previsiones económicas, el banco ha actualizado el valor del fondo de comercio de sus filiales y se ha anotado en sus cuentas un cargo extraordinario sin efecto en caja de 10.100 millones. De ellos, 6.101 millones corresponden al negocio en Reino Unido, 2.330 millones a EE UU, 1.192 millones a Polonia y 477 millones a Santander Consumer. Además, el grupo ha realizado un ajuste de 2.500 millones en los activos por impuestos diferidos del grupo consolidado tributario en España.

Estos ajustes, señala la entidad y ha repetido Álvarez, no afectan “a la liquidez ni a las posiciones de riesgo crediticio ni de mercado del Banco, y es neutro en capital CET1; tampoco impacta en la importancia estratégica de los mercados afectados”.

Botín reconoce en una nota que los últimos seis meses “nos han planteado uno de los mayores desafíos de nuestra historia. El impacto de la pandemia nos ha puesto a todos a prueba y estoy muy orgullosa de la respuesta que ha dado el banco”. Así, aunque el banco ha registrado fuertes pérdidas por los ajustes contables “esta revisión no afecta a la fortaleza del balance. Las bases de nuestro negocio son sólidas, con un nivel de capital en la parte alta de nuestro objetivo”.
Los ingresos del grupo en el semestre disminuyen afectados por los tipos de cambio.

El margen de intereses baja un 8% hasta los 16.202 millones, aunque sin tener en cuenta el cambio de divisas se mantienen estables (alza del 0,2%). El margen bruto baja un 8,9% hasta los 22.268 millones.

La entidad sufre caídas en ingresos en Norteamérica, Sudamérica (del 2% en ambos casos) y, sobre todo, en Europa que baja el 8%, con bajadas generalizadas derivadas de los menores volúmenes de actividad, a lo que se une, en los casos de Santander Consumer Finance y Reino Unido, cambios regulatorios que afectan al cobro de comisiones.

España registra un beneficio ordinario de 251 millones hasta junio, frente a los 694 millones registrados un año antes.

En Brasil, el grupo ganó 995 millones, frente a los 1.482 millones del año pasado, y en Reino Unido el beneficio ordinario asciende a 477 millones (582 en 2019), con una aportación al grupo del 5%, frente al 25% de hace cinco años.

Pese a la caída de EE UU y Reino Unido, Álvarez ha defendido ambos mercados. “En EE UU hemos duplicado los beneficios en los últimos años y en Reino Unido penamos que ya hemos visto lo peor”, recalcó.

Botín ha anunciado que consejo tiene la intención de aplicar una política de dividendo 100% en efectivo "tan pronto como las condiciones de mercado se normalicen, sujeto a la recomendación y las aprobaciones regulatorias, y hemos reservado capital este trimestre para poder hacerlo".

Además, la presidenta ha reiterado el objetivo de la entidad de un retorno sobre el capital tangible (RoTE) del 13%-15% que marcaron en el Investor Day del año pasado y ha anunciado que dará "más información de los planes estratégicos en los próximos meses”.

Respecto al papel de la entidad durante el confinamiento, Botín ha destacado que la concesión de 1.600 millones de euros diarios de media en nuevos préstamos en el segundo trimestre. Además, ha concedido moratorias a más de cinco millones de clientes.

Previsiones de los analistas

El ajuste por el Covid invalida las previsiones de las firmas de análisis que esperaban que Santander anunciara un beneficio en el segundo trimestre de unos 828 millones, según Bloomberg. Entre marzo y junio, la entidad ha registrado pérdidas por 11.129 millones. El margen de intereses en el segundo trimestre asciende a 7.715 millones, por debajo de los 7.900 que preveían las casas de análisis.

Los ingresos del grupo en el semestre disminuyen afectados por los tipos de cambio. El margen de intereses baja un 8% hasta los 16.202 millones, aunque sin tener en cuenta los tipos de cambio se mantienen estables (alza del 0,2%). El margen bruto baja un 8,9% hasta los 22.268 millones.

La ratio CET1 sube al 11,84%, tras aumentar 26 puntos básicos en el trimestre, gracias por un lado a la fuerte generación orgánica y el impacto regulatorio positivo compensado en parte por el efecto negativo de operaciones corporativas, pensiones y mercados.

Normas
Entra en El País para participar