Banca

Convenio de las antiguas cajas: sin subida salarial hasta 2022, pero se mantienen en parte los trienios

El plus por rentabilidad se aplicará a partir de 2022 si el ROE llega al 8%

Oficina de Liberbank
Oficina de Liberbank

Al final las entidades asociadas a la CECA (CaixaBank, Bankia, Unicaja, Ibercaja, Abanca, Liberbank, Cajasur Banco, Caixa Ontinyent, Caixa Pollença, CECA y Cecabank) llegaron a última hora del martes a un preacuerdo sobre el convenio colectivo que afecta a unos 68.000 empleados (los de Kutxabank tienen su propio convenio). El acuerdo definitivo se firmará en septiembre.

Como ya adelantó este periódico a través de su web, el convenio colectivo, primero que se acuerda en la pandemia del coronavirus, tendrá una vigencia de cinco años (2019-2023), lo que le convierte en el más amplio de los firmados hasta ahora, y ha sido acordado por la patronal del sector, la CECA, y los tres principales sindicatos del sector, CC OO, FINE y UGT, que representan al 80%.

Con este acuerdo, la antiguas cajas retiran varias de sus peticiones, como ampliar la movilidad geográfica hasta los 50 km (se queda en 25 kilómetros); se retira su pretensión de establecer la jornada partida de lunes a jueves para toda la plantilla, como horario general, y continuada exclusivamente los meses de julio y agosto; condicionar la promoción por experiencia a una evaluación del desempeño, o la supresión del plus convenio dos años y su variación vinculado a la rentabilidad (ROE) a partir de 2023.

a patronal también retira su objetivo de suprimir los trienios, las ayudas de formación y guardería para salarios a partir de 35.000 euros y las pruebas de capacitación.

A cambio la plantilla de estas entidades aceptan no incrementar su salario en 2019, 2020 y 2021. Será en 2022 cuando comience a subirse el salario: 0,75% en 2022 y 1% en 2023. Además de un pago adicional del 0,25% vinculado a dividendos/beneficios en 2022, 2023 y 2024, y otro pago adicional del 0,25% vinculado a un ROE mayor o igual al 8% en dicho periodo.

El acuerdo aborda la regulación del teletrabajo o la desconexión digital y fija el marco económico y de condiciones laborales que estarán vigentes en los próximos tres años (aunque tiene carácter retroactivo desde 2019).

También se ha acordado un incremento de la parte fija lineal del plus de convenio hasta 517,15 euros (los 309,86 euros más 207,29 euros que trasladamos de la parte variable de todos los niveles), mientras que se suspenderá el cobro del resto de la parte variable de cada nivel durante 2021 y 2022, volviendo a percibirse en su totalidad a partir de 2023.

Sobre el tiempo de trabajo, la jornada anual se establece en 1.650 horas más 30 de formación, se consolida un día más de libre disposición, se ofrece la posibilidad de fraccionar las vacaciones hasta en cuatro periodos, se crea un permiso retribuido por violencia de género de hasta tres meses en caso de necesidad acreditada de alejamiento y se da la posibilidad de solicitar reducción de jornada los jueves por la tarde para el cuidado de hijos de hasta 12 años, entre otras medidas.

Las entidades también han retirado sus propuestas en materia de clasificación de oficinas, como la pérdida de nivel si hay cambio de función, la desaparición de la figura del subdirector , o la consolidación de 1 nivel cada 2 años.

CECA ha señalado que, en el actual contexto de incertidumbre económica y emergencia sanitaria, el convenio colectivo proporciona “un marco de estabilidad regulatoria que empresas y trabajadores consideran necesario, tanto por el complejo momento en que se encuentra el sector financiero, como por su importante contribución a la recuperación de la economía y la estimulación de acceso al crédito”.

Los tres sindicatos han valorado positivamente el acuerdo alcanzado porque se mantiene el convenio en un momento “extremadamente delicado”, se introducen “mejoras significativas en materia de tiempo de trabajo y permisos, salarios, préstamos y salud laboral”.

Normas
Entra en El País para participar