Tecnología

EE UU estudia prohibir TikTok mientras la aplicación abandona Hong Kong tras la nueva ley de seguridad

La aplicación, dirigida por un ex ejecutivo de Walt Disnay, busca distanciarse de sus raíces chinas para atraer a un público global.

Logo de TikTok
Logo de TikTok REUTERS

Los problemas se agravan para TikTok, la aplicación china que sirve para crear y compartir vídeos cortos que está arrasando en todo el mundo. Si la semana pasada fue la India quien prohibió su uso y el grupo hacktivista Anonymous lanzaba una campaña para que los usuarios dejen de usarla tras acusarla de ser un malware operado por el gobierno chino para ejecuta “espionajes masivos”, ahora son los gobiernos de EE UU y Australia quienes barajan restringir su uso.

Mike Pompeo, secretario de Estado de EE UU, indicaba en una entrevista a Fox News que están contemplando prohibir tanto TikTok como otras aplicaciones sociales chinas. Preguntado sobre si los estadounidenses deberían descargarse la aplicación, aseguró: “Solo si quieres que tu información privada llegue a manos del partido comunista chino”.

El Gobierno de EE UU lleva tiempo alertando sobre los riesgos de seguridad de TikTok, pues cree que el Gobierno chino usa la aplicación para vigilar y distribuir propaganda entre los ciudadanos, informó Reuters.

En el caso de Australia, no ha habido fuentes gubernamentales que hayan confirmado que planeen prohibir TikTok, aunque algunos medios como Herald Sun sí han publicado que lo están valorando por las mismas razones de seguridad. Una información que habría sido cuestionada por un portavoz de la compañía en ese país.

Una prohibición de TikTok por parte de EE UU, que ya ha vetado a Huawei y ZTE y ha presionado a otros países a seguir sus pasos, elevaría la tensión entre la Administración de Donald Trump y China, enfrascadas en una guerra comercial que dura ya casi dos años. De hecho, hay analistas que creen que la Administración estadonunidense está poniendo trabas a las empresas chinas por su superioridad tecnológica o por el éxito que están alcanzado a nivel global, muchas veces robando protagonismo a sus gigantes tecnológicos.

CEO y empleados estadounidenses

Un portavoz de TikTok ha señalado en respuesta a los comentarios de Pompeo que TikTok está dirigida por el ex ejecutivo de Walt Disney Kevin Mayor y que tienen cientos de empleados expertos en materia de seguridad, producto y políticas públicas en EE UU. No tenemos mayor prioridad que promover una experiencia segura para nuestros usuarios y nunca hemos proporcionado datos de nuestros usuarios al gobierno chino, ni lo haríamos si nos lo pidieran”. Algo que no coincide con los resultados de un análisis reciente de un ingeniero en Reddit, que destapaba serios problemas de privacidad en la aplicación.

Quizás tratando de distanciarse de sus raíces chinas para evitar su prohibición en diferentes países, TikTok (que pertenece a la empresa ByteDance) anunció este martes que se retirará de Hong Kong en unos días tras la entrada en vigor de la nueva ley de seguridad nacional que China ha promulgado para la excolonia británica. La app dejará de estar disponible para su descarga en las tiendas de Apple y Google a lo largo de esta semana. Lo que no se sabe es si su empresa matriz relanzará una versión “censurada” de la aplicación en Hong Kong, pues ByteDance opera en China una app gemela de TikTok llamada Douyin.

El movimiento de TikTok resulta interesante porque su salida supone que tanto los usuarios de la app de Hong Kong como los de China Continental quedan excluidos de la versión global de la aplicación, que lleva tiempo luchando para combatir las sospechas de que opera bajo el control del Gobierno de Pekín. La estrategia de ByteDance fue lanzar TikTok buscando una audiencia global y esta decisión estratégica de salir de Hong Kong podría ser un paso que le ayude a lograrlo.

Como recuerda la BBC, TikTok ha defendido de manera sistemática que los datos de sus usuarios no se almacenan en China ni dan acceso a ellos al Gobierno chino. Sin embargo, la controvertida ley de seguridad nacional de Hong Kong otorga nuevos poderes a las autoridades chinas, lo que ha disparado las preocupaciones sobre la privacidad de los datos.

Movimientos de las tecnológicas en Hong Kong

Esta situación ha provocado igualmente que grandes empresas tecnológicas como Facebook, Microsoft, Google, Twitter, Zoom y Telegram hayan anunciado en las últimas horas que dejan de colaborar con la policía de Hong Kong en la entrega de datos de sus usuarios mientras analizan las implicaciones de la controvertida nueva normativa y si esta atenta contra los derechos humanos.

King-wa Fu, profesor asociado del Centro de Periodismo y Estudios de Medios de la Universidad de Hong Kong, asegura que se espera que Hong Kong anuncie medidas para regular los medios e internet con un sistema de censura similar a la de China Continental, informa Reuters. “Por eso, [las plataformas] están suspendiendo su colaboración y evaluando la situación. No tengo una bola de cristal, pero creo que se van a imponer más restricciones”.

 

Normas
Entra en El País para participar