Redes sociales

TikTok y su semana 'horribilis': prohibida en India y acusada de ser una ‘app’ espía de China

Anonymous pide que se deje de usar la red social china. La ‘app’, que suma unos 700 millones de usuarios, niega que censure contenidos y acceda a datos sin autorización

Una joven india con una mascarilla con el logo de TikTok.
Una joven india con una mascarilla con el logo de TikTok.

TikTok, la red social china que permite visualizar, crear y compartir microvídeos, no ha parado de crecer en los últimos años. Ya suma unos 700 millones de usuarios en el mundo, tras ser una de las compañías beneficiadas por el confinamiento por el coronavirus y arrasar entre los adolescentes. La aplicación ha superado incluso a Instagram en popularidad en países como EE UU, Reino Unido y España. Pero esta semana se ha convertido en una auténtica pesadilla para la plataforma, propiedad de ByteDance, una start up china respaldada por SoftBank, que ya ha sido valorada en 140.000 millones de dólares, según los datos de CBInsights.

La app, con más de 2.000 millones de descargas, ha sido prohibida en la India (su primer mercado fuera de China), una situación que podría ocasionarle unas pérdidas de 500.000 dólares al día, según los cálculos de ByteDance, y ha sido acusada por el grupo hacktivista Anonymous de ser un malware operado por el gobierno chino para ejecuta "espianajes masivos". A través de una cuenta en Twitter, aparentemente vinculada a este conocido colectivo, Anonymous pedía a los usuarios “eliminar TikTok ahora" y avisar de su peligrosidad a la gente conocida que lo utilice.

La reacción de Anonymous llegaba tras una publicación en Reddit de un ingeniero que afirmó haber “manipulado por ingeniería inversa” TikTok y otras aplicaciones, incluidas Twitter, Instagram y Facebook. Según denunció, nunca había visto algo tan invasivo y preocupante en cuanto a captura de datos del usuario, del terminal que utiliza y de sus patrones de conducta. También hubo fuertes críticas a la red social tras desvelarse que la aplicación accedía secretamente a los portapapeles de los usuarios de la versión beta de iOS 14 de Apple, lo que le permitiría conocer la información que se copiaba.

Aunque la compañía ha negado la mayoría de las acusaciones (también la de censurar contenidos) y algunas acusaciones no han sido aún verificadas, Enrique Dans, profesor del IE Business School, no duda sobre el peligro de usar TikTok. “Lamentándolo mucho, de TikTok me lo creo todo. No es un problema de descuidos, de errores o de ingenuidad: es un cuidadoso trabajo de ingeniería social para obtener todos los datos posibles del usuario final, con total desprecio a cualquier norma”, asegura.

Problema cultural

Para este experto en innovación y tecnología, estamos antes “un problema de cultura corporativa, de desarrollarte en un entorno en el que todo se justifica, y de pretender, además, modificar los valores de las propuestas en la industria para proponer un modelo diferente, más basado en los valores sociales actuales de China y en su cultura de pretendida ingenuidad”.

Dans no cree que TikTok vaya a cambiar su forma de operar tras las críticas o el veto indio. “Es imposible que lo hagan. Es un problema de filosofía vital. TikTok no es una red social, sino la auténtica avanzadilla de la sinificación de Occidente, del intento de exportar la sociedad y los usos de China al resto del mundo, como lo es WeChat y como veremos venir muchas cosas más. Crecimiento a toda costa y normalización de conceptos que hasta ahora, en el entorno occidental, no queríamos considerar normales”.

En cuanto a la decisión de India de vetar TikTok y otras 58 apps chinas porque “son perjudiciales para la soberanía y la integridad” del país, al usarse “para robar y transmitir de forma subrepticia los datos de los usuarios sin autorización a servidores ubicados fuera de la India”, Dans asegura que se trata de una decisión puramente política. “Buscan distanciarse de alguien con quien mantiene contenciosos fronterizos, y hacer ver que China no les ataca solo físicamente en la frontera, sino también en términos de colonización cultural”.

El veto a las aplicaciones chinas llega mientras China e India tratan de diluir la tensión desatada entre ambas potencias tras el grave incidente fronterizo ocurrido el pasado 15 de junio en el Himalaya Occidental, que dejó al menos 20 soldados indios muertos y más de 70 heridos.

El jefe de TikTok en India, Nikhil Gandhi, aseguró a través de un comunicado que se reunirá con las autoridades del país para tratar la situación, y defendió que la compañía cumple con todas las exigencias de la ley india y que no comparte información con el gobierno chino. TikTok suma más de 120 millones de usuarios en la India, país donde la aplicación fue descargada 611 millones de veces en el primer trimestre de 2020, casi el doble que en todo el 2019.

Pese a todo, el profesor del IE Business School no cree que el crecimiento de TikTok se resienta especialmente. “Todos sabemos que la difusión de este tipo de redes se basa más en lo social, en la presión del entorno, en el mis amigos la tienen o en el funciona para lo que quiero, y la propuesta de valor de convertirte en el protagonista de una especie de vídeo musical teniendo a mano todas las canciones y un portfolio de efectos especiales es muy potente para muchos, especialmente jóvenes que no piensan mucho en temas de más calado”.

Facebook intentará copiar a la red china

TikTok se enfrenta también a otra amenaza: el esperado lanzamiento por parte de Instagram (de Facebook) de su herramienta Reels, que permitirá a sus usuarios grabar vídeos de 15 segundos y ponerles música, entre otras cosas, de manera similar a como funciona la función Duet en TikTok. Facebook buscará restar usuarios a la red china como ya hiciera con Snapchat al lanzar los Instagram Stories. Reels está actualmente en fase de prueba únicamente en Brasil.

Dans no cree, sin embargo, que a TikTok le preocupe especialmente lo que hace Facebook en ese sentido, “porque por cada vez que aciertan, fallan nueve o diez. Los lanzamientos de herramientas de tipo me-too por parte de Facebook deberían verse con perspectiva: para uno que le funcionó, Instagram Stories, hay unos cinco ejemplos previos, y otros muchos más en otros ámbitos, fallidos. Esta misma semana ha cerrado dos”.

El profesor de Tecnología se refiere al cierre del servicio de clips Lasso, una plataforma que la empresa de Mark Zuckerberg lanzó en 2018 también para competir con TikTok, y el cierre de Hobbi, la app de Facebook para rivalizar con Pinterest.

La fórmula del éxito

TikTok se lanzó en 2016, aunque su popularidad explotó en 2018, tras fusionarse con Musical.ly. La compañía que está detrás de la aplicación, ByteDance parece haber encontrado la fórmula mágica en su afán por convertirse en una big tech: una base de usuarios jóvenes y altamente comprometidos (dos tercios de sus usuarios en todo el mundo tienen menos de 30 años y en EE UU, el 60% tiene entre 16 y 24 años), productos diseñados para la viralidad (los 50 principales creadores de contenido en TikTok tienen más seguidores que las poblaciones de México, Canadá, Reino Unido y Australia combinados), y algoritmos de personalización y recomendación.

Según un reciente informe de CBInsights, ByteDance no es tanto un creador de plataformas de contenido como un laboratorio de inteligencia artificial que se especializa en desarrollar algoritmos que pueden relacionar a los usuarios con contenido, desde vídeo y música hasta noticias y comercio electrónico.

Normas
Entra en El País para participar