Castellana Properties, primera socimi en reconocer que sus activos valen menos por la pandemia

La menor tasación afecta a la inmobiliaria en una reducción del beneficio

En el último año registra un alza del 63,4% en ingresos por rentas, hasta los 55,1 millones

Castellana Properties
Centro comercial El Faro, en Badajoz, propiedad de Castellana Properties.

Castellana Properties es la primera socimi en reconocer que la pandemia de Covid-19 y el confinamiento obligatorio ha afectado al valor de mercado de sus activos. La inmobiliaria cotizada en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) es una de las grandes propietarias de centros comerciales en España. Presentó este martes sus resultados anuales, cerrados a 31 de marzo, en los que registra un recorte neto de 23,3 millones de euros en la tasación de sus 18 activos, lo que implica que su cartera tiene un valor bruto (GAV) de 1.003 millones.

La tasación ha sido realizada por la consultora Colliers, según se reflejan en sus cuentas. El cierre de tiendas durante el confinamiento ha provocado un menor valor bruto de esas propiedades, en concreto de 30,9 millones. En principio, la compañía no prevé que en los próximos meses haya más perdida de valor de sus inmuebles. “Depende del Covid. Depende de que la pandemia no se extienda y de que no haya otro estado de alarma”, reconoció Alfonso Brunet, consejero delegado de Castellana Properties, en un encuentro virtual con la prensa.

La pérdida de valor impacta directamente en el resultado de la compañía, ya que las socimis incorporan tanto las apreciaciones (que impulsan su beneficio) o las depreciaciones (que lo rebajan) como un mero efecto contable. Así, al incluir la merma en la tasación, la inmobiliaria obtuvo un beneficio neto de 17,1 millones en su último ejercicio fiscal frente a los 46,4 millones del año anterior. El auditor de las cuentas, PwC, explica en su informe que la propia compañía refleja “una incertidumbre material de valoración” por los efectos de la pandemia.

Las cuentas de Castellana, una socimi controlada por el fondo sudafricano Vukile, se vieron afectadas a partir de marzo por el estado de alarma. Ese mes, la afluencia a sus centros cayó un 60,3%, situación que se agravó hasta un 94% en abril y un 78% en mayo. Sin embargo, coincidiendo con el avance de la desescalada, en junio (hasta el día 21), la caída es solo de un 38% respecto al año anterior, con una recuperación de visitantes de seis puntos cada semana.

La pandemia ha cortado la trayectoria ascendente de esta socimi, que en los últimos meses había crecido con fuerza con viarias adquisiciones y que pretende dar el salto desde el MAB al mercado continuo, aunque Brunet reconoció que de momento, por las actuales circunstancias, no se va a dar el paso. Ese crecimiento se puede comprobar en que la inmobiliaria ha registrado en el último año un alza del 63,4% en ingresos por rentas (alquileres de los locales comerciales), hasta los 55,1 millones. “Son resultados muy positivos que se han visto empañados por el Covid”, opinó Brunet. La inmobiliaria también informó de un reparto de un dividendo de 0,47 euros por acción, un 20% más en un año.

Ese crecimiento se explica por la compra de centros comerciales como Bahía Sur y Los Arcos, adquiridos ambos a El Corte Inglés, o Puerto Europa en Algeciras.

El CEO de Castellana Properties se mostró convencido de una recuperación rápida del flujo de asistentes y ventas, que podría llegar al 100% a inicios de 2021, una opinión basada en una encuesta realizada a los operadores de las tiendas de sus centros comerciales. En ese estudio, la media de los operadores asegura que en enero se recuperarán las ventas habituales. Por tipos de negocio, los más dañados en sus resultados serán los locales de ocio, comida y bebida y, también moda y accesorios.

Negociación con los operadores de las tiendas

Alquileres. La compañía bonificó a sus operadores la renta del mes de abril y está renegociando caso por caso los alquileres del resto del año. “No queremos dejar a nadie atrás”, aseguró Alfonso Brunet, CEO de Castellana Properties, quien reconoció que todavía es pronto para calcular el impacto que tendrá en sus cuentas.

Seguridad. El 100% de la superficie comercial de Castellana Properties está de nuevo funcionando. La inmobiliaria controlada por Vukile detalló que ha implantado un protocolo con más de 200 medidas de higiene y sanitarias en cada uno de sus centros “para garantizar la máxima seguridad y salud para empleados y clientes”.

Normas
Entra en El País para participar