Bancos centrales

El BCE mantiene el ritmo de compra de deuda con más 33.000 millones

El plan antipandemia sumó adquisiciones por 28.248 millones de euros la semana pasada

 La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde.
La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde.

El BCE siguió apretando el botón de comprar deuda la semana pasada. Y repetidamente. La institución ha informado de que sus compras de deuda fueron de 33.058 millones de euros, y, de esta cantidad, 28.248 correspondieron a su programa especial antipandemia, del que ya ha empleado 315.508 millones, de los 1,35 billones que tiene, por el momento, de munición total.

Las compras con el resto de los programas sumaron 4.810 millones: 2.883 millones del destinado a comprar deuda soberana y 1.927 millones del designado para adquirir deuda de empresas. Los activos netos de sus programas de cédulas y de bonos de titulización, sin embargo, se redujeron, con un descenso de 560 millones y de 102 millones de euros, respectivamente. Esto se debe a los vencimientos, aunque, en todo caso, el importe que ha recuperado el BCE se reinvertirá hasta finales de 2022 como mínimo. 

El pasado 4 de junio, el Consejo de Gobierno del BCE decidió incrementar la dotación de su programa PEPP en 600.000 millones de euros, llevando así la capacidad total del mismo hasta 1,35 billones de euros. El instituto emisor también decidió ajustar el horizonte de finalización del programa, extendiendo por seis meses el plazo para realizar compras netas, hasta junio de 2021.

Un análisis de los datos realizado por Bloomberg revela que el Banco Central que preside Christine Lagarde tiene bonos de 10 nuevas empresas empresas, entre ellas de ACS, que salió el mercado el pasado 8 de junio. Entonces, captó  750 millones de euros mediante la colocación de una emisión de bonos con vencimiento a cinco años.

ACS tenía inicialmente previsto colocar bonos por 500 millones, si bien la emisión se ha aumentado hasta el máximo previsto de 750 millones ante la demanda de títulos recibida. En concreto, la compañía de construcción, concesiones y servicios recibió peticiones de bonos que multiplicaban por 3,5 veces el importe inicial de la emisión.

Finalmente, la emisión se ha cerrado a un tipo de interés del 1,375%. BNP Paribas, CaixaBank, HSBC, ING, JP Morgan, Santander y Unicredit han actuado como entidades colocadoras de la operación, según informa Bloomberg.

 

Normas
Entra en El País para participar