BP asumirá un impacto de hasta 15.000 millones en el segundo trimestre por amortizaciones

Es consecuencia de la revisión por parte de la compañía de las estimaciones del precio de la energía a largo plazo

Almacén de productos de la petrolera BP en Vietnam.
Almacén de productos de la petrolera BP en Vietnam. BP

La petrolera británica BP calcula que asumirá un impacto adverso de entre 13.000 y 17.500 millones de dólares (de 11.571 a 15.576 millones de euros) en el segundo trimestre por la amortización del valor de sus activos como consecuencia de la revisión por parte de la compañía de las estimaciones del precio de la energía a largo plazo en el marco de sus planes para convertirse en una compañía de "cero emisiones" para 2050 como muy tarde y ante el impacto de la pandemia de Covid-19. Las acciones de BP caían casi un 6% en la apertura de la Bolsa de Londres.

La petrolera ha señalado que "BP aprecia la posibilidad de que la pandemia tenga un impacto duradero en la economía global, con potencial de una demanda de energía más débil durante un período sostenido", y anticipa que las secuelas de la pandemia acelerarán el ritmo de transición hacia una economía y un sistema energético con menos carbono, ya que los países buscan "reconstruir mejor" para que sus economías sean más resistentes en el futuro.

De este modo, la compañía británica ha rebajado a 55 dólares por barril su expectativa de precio a largo plazo para el Brent de referencia para la evaluación de sus inversiones y hasta 2,90 dólares por millón de unidades térmicas británicas (Btu) de gas.

El consejero delegado, Bernard Looney, ha declarado: "Hemos revisado nuestra perspectiva de precios para reflejar ese impacto y la probabilidad de mayores esfuerzos para 'reconstruir mejor' (...) Todo ello dará como resultado una carga significativa en nuestros próximos resultados, pero estoy seguro de que estas decisiones difíciles, enraizadas en nuestra ambición neta cero y reafirmadas por la pandemia, nos permitirán competir mejor a través de la transición energética".

La semana pasada, BP anunció que llevará a cabo el recorte de alrededor de 10.000 puestos de trabajo en todo el mundo, lo que representa aproximadamente el 14% de su plantilla, para "reinventar" la compañía en respuesta al impacto sobre su actividad de la caída de los precios provocada por la pandemia de la Covid-19.

BP registró pérdidas de 4.365 millones de dólares (3.865 millones de euros) en el primer trimestre de 2020, frente al beneficio neto atribuido de 2.934 millones de dólares (2.598 millones de euros) contabilizado en el mismo periodo del año anterior, como consecuencia del doble impacto negativo del desplome del precio del petróleo y la pandemia de Covid-19.

El beneficio subyacente de la petrolera británica ajustado por costes de reposición alcanzó en el primer trimestre los 791 millones de dólares (700 millones de euros), un 66,4% por debajo de los 2.358 millones de dólares (2.087 millones de euros) del mismo periodo de 2019.

Normas
Entra en El País para participar