Valores en la diana de las operaciones corporativas

Junto al eterno runrún que rodea a los bancos medianos, un puñado de compañías energéticas y farmacéuticas aparecen en las quinielas

Valores en la diana de las operaciones corporativas
GettyImages

El río revuelto que dejan las intensas caídas bursátiles provocadas por la pandemia está ofreciendo nuevas oportunidades para adquirir compañías atractivas a un precio mucho más atractivo. La incertidumbre económica a causa del coronavirus sigue siendo máxima y la actividad empresarial se va a resentir notablemente durante muchos meses. Pero en la adversidad, también hay compañías y grupos de capital riesgo en una posición holgada que buscan ahora el momento adecuado para lanzar una oferta de compra.

La reciente opa lanzada sobre MásMóvil es el ejemplo más claro de que, después de la parálisis del confinamiento, la actividad ha vuelto a las operaciones corporativas y de que los fondos de capital riesgo van a ser claros protagonistas.

MásMóvil, el imán que atrae al capital riesgo

MásMóvil

La opa que KKR, Cinven y Providence han lanzado sobre MásMóvil es un claro ejemplo del momento de ebullición que vive el sector de las telecomunicaciones. Los compradores se han visto atraídos por la solidez y el crecimiento de MásMóvil, y la opa es además una toma de posiciones en el tablero de un sector que previsiblemente registrará operaciones de fusión. “España, con cinco operadoras de telecomunicaciones a nivel nacional, es un caso único en Europa. El control del capital riesgo en MásMóvil bien puede ser el primer paso para una fusión”, señala Elena Fernández-Trapiella, analista de Bankinter. MásMóvil cotiza ligeramente por encima del precio de la oferta, si bien el compromiso de venta ya suscrito por buena parte de los accionistas dificulta una opa alternativa.

Grenergy, el caladero de un sector muy fragmentado

Grenergy

El ascenso en Bolsa de las renovables va mucho más allá de una moda pasajera, ante una tendencia ya consolidada y respaldada por planes de inversión multimillonarios. “Son activos relativamente escasos y en los que petroleras como Repsol o Total han puesto el foco en su proceso de transformación”, explica Gonzalo Sánchez, gestor de renta variable Iberia de Gesconsult. Grenergy, con una importante cartera de proyectos fotovoltaicos y eólicos, es una de esas compañías apetecibles, aunque su estructura accionarial haga difícil una adquisición. Su fundador y consejero delegado, David Ruiz de Andrés, posee más del 70% del capital. En Goldman Sachs apuntan que el sector de renovables está muy fragmentado y que las fusiones podrían elevar las valoraciones entre un 15% y un 30%.

CAF, el valor de una poderosa cartera de pedidos

CAF

El sector del transporte afronta un entorno desafiante y cambiante a causa del Covid-19. Los grandes fabricantes como Alstom, Siemens o Bombardier llegan a la crisis en una situación de sobrecapacidad, según explica Gonzalo Sánchez, de Gesconsult, que apunta también a la oportunidad que se abre con los autobuses eléctricos y el impulso al transporte urbano verde. En un sector donde a menudo suena el runrún de las fusiones, la constructora española de trenes y material ferroviario CAF es una opción atractiva. “Una compañía pequeña y bien posicionada, que ha caído mucho en Bolsa pero que va a recuperarse bien. Tiene pedidos para más de cuatro años”, explica Sánchez, que tiene a CAF en cartera por la solidez de su negocio, más allá de quinielas corporativas.

Cellnex, el atractivo de un líder sólido en su sector

Cellnex

Los rumores de compra de Cellnex apuntaron a American Tower hace ya tres años, cuando la opa de Atlantia por Abertis, principal accionista de Cellnex, abrió numerosas derivadas. La compañía española ha seguido creciendo desde entonces de forma exponencial, haciendo cada vez más apetitoso su negocio pero también más costosa su adquisición. Vale en Bolsa 18.800 millones, el octavo valor por capitalización del Ibex. Pero una oferta por Cellnex tendría sentido, según Gonzalo Sánchez, de Gesconsult, ya que el comprador se haría con el líder europeo en torres de telecomunicaciones. Su posición es tan holgada que, pese a la incertidumbre actual, ha comenzado a sondear otra ampliación de capital, la tercera desde febrero de 2019, por más de 1.000 millones de euros.

Moncler, moda italiana de lujo en el foco de los grandes

Moncler

El consumo de lujo vive un proceso de transformación por el que las grandes compañías lo son cada vez más y, en su afán de crecimiento, están acentuando el atractivo de compañías medianas y pequeñas del sector, continuamente en el disparadero de las compras. “Los grandes cada vez son más grandes a fuerza de adquisiciones y los pequeños lo saben y exigen una prima”, explica Elena Fernández-Trapiella, de Bankinter. La compra aún pendiente de Tiffany por parte de LVMH o la adquisición por Puig de la británica Charlotte Tilbury son algunos ejemplos. “Tienen más opciones de ser compradas compañías monoproducto y de marca puntera”, añade Fernández-Trapiella, que señala al grupo italiano de moda de lujo Moncler, especializado en ropa de esquí, como posible candidato.

Mediaset, una fusión paralizada en los tribunales

Mediaset

El grupo audiovisual abandonará el Ibex 35 el día 22 de junio después de que las recientes caídas bursátiles le hayan llevado a incumplir el requisito mínimo de capitalización. Los accionistas de Mediaset también acusan la incertidumbre que supone la fusión aplazada con la matriz Mediaset Italia, a la que Vivendi se opone con fuerza. Este grupo francés, que posee el 28,8% del capital de Mediaset Italia, impugnó la junta extraordinaria en la que se aprobó la operación de fusión y el próximo 22 de julio tendrá lugar una vista sobre este asunto. El grupo Mediaset quiere fusionar su unidad italiana y española para crear el conglomerado audiovisual MediaForEurope, pero el proyecto está paralizado en los tribunales desde octubre pasado ante la negativa de Vivendi.

Bankia, la fusión como salida para la privatización

Bankia

Su presencia en las quinielas para una fusión es una constante a raíz de su nacionalización y se ha intensificado a la vista de que el difícil entorno para el negocio bancario hace muy difícil su privatización y la venta del 60% del capital que conserva el Estado. La entidad insiste en su independencia y exhibe uno de los ratios de capital más holgados de la banca española, aunque también acusa unos niveles de rentabilidad muy bajos que la colocan en el candelero de las fusiones. Barclays da alguna pista y señala que el potencial de ahorro de costes por el cierre de oficinas dejaría los mejores resultados en la unión de Sabadell y Bankia o de Bankia y CaixaBank. Aunque la fusión más rentable y menos perjudicial para el empleo sería la de Sabadell y Bankia, según la entidad británica.

Sabadell, puntos débiles castigados en Bolsa con severidad

Sabadell

Es el banco español más castigado en Bolsa, con un derrumbe del 68,5% este año, y el que cotiza con mayor descuento, del 86% sobre el valor en libros. Su tortuosa evolución bursátil es el reflejo de una baja rentabilidad y de una posición de capital que, aunque reforzada de forma considerable, no termina de sacudir las dudas de los inversores. Es uno de habituales en las quinielas de fusión, con Bankia como pareja de baile preferente. El propio presidente de la entidad, Josep Oliu, coqueteó a principios de año con la posibilidad de una operación corporativa, insinuando que es la dirección hacia la que empuja el persistente escenario de tipos cero. El banco en todo caso insiste en que su objetivo se centra en la eficiencia de costes y mejora de la rentabilidad.

Liberbank, en el candelero pese a su ruptura con Unicaja

Liberbank

Sus largas negociaciones de fusión con Unicaja fueron la opción más cierta de fusión bancaria en España tras el intenso proceso de concentración de la pasada crisis. El proyecto chocó sin embargo con diferencias insalvables sobre el precio y el reparto de poder. Ambos bancos insisten en seguir en solitario aunque continúan en el candelero de una fusión. El reducido tamaño de Liberbank y el fuerte descuento con el que cotiza, del 84%, continúan poniendo a la entidad en el escaparate, ante la evidencia de que los bancos pequeños de negocio doméstico tienen un mayor desafío por delante. Además, Liberbank cuenta en su accionariado con el hedge fund Oceanwood, con el 17% del capital, lo que puede ser elemento de presión adicional en favor de una fusión.

Siemens Gamesa, nueva etapa tras la disputa accionarial

Siemens Gamesa

Gamesa acordó en 2016 su fusión con el negocio eólico de la alemana Siemens, y la pujanza de la energía renovable, y su reducido nivel de concentración, sitúan años después al grupo de nuevo en las quinielas de las fusiones. Está en el listado que elabora Goldman Sachs y en el que también aparecen las rivales Vestas y Nordex. La posibilidad de abordar una operación corporativa gana opciones toda vez que la compañía ha resuelto la agria disputa que mantenía Siemens con Iberdrola, que conservaba el 8% del capital y que había llevado sus quejas por la gestión del grupo alemán a los tribunales. Las diferencias no llegaron a resolverse en el juzgado y la eléctrica española vendió en febrero su parte a Siemens, ya con plenos poderes sobre la estrategia del fabricante de turbinas.

Naturgy, en el baile y con aspiración compradora

Naturgy

La compañía que preside Francisco Reynés aparece en la lista que elabora Goldman Sachs de compañías candidatas a participar en Europa en un proceso de concentración. Aunque el deseo de Naturgy es en todo caso hacerlo en el papel de compradora. “Vamos a ser un actor activo en el sector. Estaremos atentos a las oportunidades. Para nada vamos a estar esperando a que venga otro a que nos diga lo que tenemos que hacer”, declaró Reynés en el mes de febrero, aclarando aun así que el principal foco en la actualidad es el trabajo interno, sin “ninguna obsesión por una operación corporativa”. El Covid-19 obliga a revisar sin embargo todos los planes empresariales en un sector energético en el que la compraventa de activos es una constante.

Gilead, el interés de Astrazeneca pone en alerta al sector

Gilead

La posibilidad de que la británica AstraZeneca lance una oferta por su rival estadounidense Gilead saltó esta semana al mercado y ha puesto de manifiesto el pulso estratégico que se juega en el sector farmacéutico mundial. La búsqueda de un tratamiento eficaz para combatir el Covid-19 y de una vacuna han intensificado el interés de los inversores hacia este tipo de compañías, con perspectivas sólidas frente a la incertidumbre generalizada. La posible oferta es por el momento un rumor aunque sería la mayor fusión de la historia del sector y daría lugar al segundo gigante de la industria por volumen de ventas. Sin embargo, la operación también plantea dudas por la previsible oposición de EE UU a perder un laboratorio estratégico en plena pandemia. —Nuria Salobral

Normas
Entra en El País para participar