Financiación

BBVA reabre el mercado de titulizaciones en Europa al colocar 1.100 millones

Es la primera emisión pública de deuda respaldada por créditos desde que estalló el Covid-19

 Sede de BBVA en Madrid.
Sede de BBVA en Madrid.

El mercado de deuda está en ebullición. Los inversores no solo están dispuestos a comprar deuda soberana o de emisores de máxima calidad, también bonos de titulización. Un instrumento que tras la Gran Crisis Financiera que arrancó en 2008 con la quiebra de Lehman Brothers había caído en desgracia. BBVA reabrió ayer el mercado de titulizaciones en Europa desde que estalló el Covid con la colocación de bonos respaldados por créditos para la compra de vehículos nuevos y de segunda mano. Ha vendido 1.105,5 millones de euros entre grandes inversores, y la entidad transfiere así su riesgo al tiempo que obtiene liquidez.

El banco que preside Carlos Torres Vila ha tenido un grán éxito en la colocación, efectuada por el propio BBVA y por Deutsche Bank, al deshacerse de todos los tramos de la titulización, incluso los de más peligro, pese a la coyuntura de mercado que eleva el riesgo de impago de todo tipo de créditos, incluidos los concedidos para la compra de vehículos. El equipo de Capital Markets de Linklaters, con Juan Maria Lamo, counsel experto en titulizaciones, y Jorge Alegre, socio, han asesorado a Deutsche Bank.

La rentabilidad que se ha marcado para los bonos del tramo más sénior, de 951,1 millones de euros, ha sido de euríbor más 75 puntos básicos. La duración media se sitúa en los cuatro años y está previsto que esta deuda cotice en AIAF, el mercado regulado de renta fija de BME. Desde BBVA señalan que es la primera vez desde que estalló la pandemia que se efectúa una operación pública de este tipo y que se ha ejecutado al detectar una buena ventana de oportunidad. Se habían realizado colocaciones privadas de bonos respaldados por estos créditos pero de tamaño notablemente inferior.

Los préstamos que respaldan los bonos son más de 100.000, la mayor parte de ellos, en torno al 55%, se concedió para adquirir automóviles nuevos, mientras que el porcentaje restante fue para comprar coches de segunda mano. En más del 60% de los créditos, el vehículo no supone una garantía, explica la agencia de calificación Moody's, que concede al tramo más seguro una nota de Aa1, solo un escalón por debajo de la triple A. Los 154 millones restantes tienen notas entre A1, cuatro peldaños por debajo de la matrícula de honor, y Baa3, por debajo ya del grado de inversión. Incluso hay una pequeña cuantía sin nota.

La reapertura del mercado público de titulizaciones por parte de BBVA se produce después de que el BCE activara su programa de compras de deuda antipandemia, también con capacidad de comprar este tipo de bonos. Es clave en el mercado de renta fija europeo el papel del Banco Central, que está interviniendo de forma decidida. Fuentes del mercado señalan que la institución ha participado en la colocación, si bien la mayor parte de esta ha ido a parar a grandes inversores.

Normas
Entra en El País para participar