Bancos Centrales

El BCE vuelve a acelerar las compras de deuda con 39.000 millones la semana pasada

El programa antipandemia supuso adquisiciones por 25.463 millones

 Sede del BCE en Fráncfort.
Sede del BCE en Fráncfort.

El programa antipandemia de Christine Lagarde, anunciado el 18 de marzo, sigue trabajando con denuedo. La semana pasada, el BCE disparó hacia la deuda de todo tipo, con un total de 38.917 millones de euros, cuantía de la que el arma específica contra el Covid-19 sumó 25.463 millones. Precisamente el pasado jueves, el BCE decidió ampliar su bazuca, cargado con 750.000 millones de euros hasta finales de año, con 600.000 millones más, y esta vez su duración ha quedado fijada hasta junio del próximo año.

La semana pasada el anuncio del programa revitaminado tuvo más impacto en el mercado, con la prima de riesgo española cayendo por debajo de los 90 puntos básicos, que las propias compras de deuda. El BCE se hizo a través del programa de emergenecia pandémica (PEPP, por sus siglas en inglés) 25.463 millones de euros, de manera que el importe total gastado conforme a esta caja suma ya 260.128 millones de euros. Es el arma más efectiva, puesto que no tiene limitaciones de ningún tipo. Mejor dicho, solo una: que la deuda sea de grado de inversión (BBB-). Y esta condición ni siquiera es necesaria para la deuda griega.

A través del programa de deuda pública, adquirió 9.894 millones de euros, invirtió otros 2.316 millones en deuda de empresas con su correspondiente programa, 1.219 millones en cédulas y tan solo 25 millones en bonos de titulización. El cómputo de todos los programas arroja una adquisición de más de tres billones de euros por parte del BCE.

En total, el Banco Central elevó el ritmo en comparación con el de la semana concluida el 29 de mayo, cuando adquirió deuda por 31.800 millones. En la semana anterior, la que terminó el 22 de mayo, las compras sumaron 40.000 millones.

Normas
Entra en El País para participar