El Teatro Real prepara un regreso por todo lo alto con 15 óperas

El coliseo madrileño arranca la nueva temporada el 18 de septiembre con 7 nuevas producciones nuevas, dos de ellas estrenos mundiales

Ignacio García-Belenguer, director del Teatro Real, Gregorio Marañón, presidente del patronato, y Joan Matabosch, director artístico.
Ignacio García-Belenguer, director del Teatro Real, Gregorio Marañón, presidente del patronato, y Joan Matabosch, director artístico.

Después casi tres meses con el escenario vacío de artistas y las butacas sin espectadores debido a la pandemia, la vida en el Teatro Real pretende volver a la normalidad. “Nos proponemos devolver la vida que la pandemia nos ha amenazado con quitarnos, presentando una extraordinaria programación”. Con estas palabras anunció, en una rueda de prensa celebrada en la parte trasera del impresionante escenario del coliseo operístico madrileño, el presidente del patronato del Real, Gregorio Marañón, el cartel para 2020-2021. Este arrancará el próximo 1 de julio con La Traviata, una introducción a la nueva temporada, la número 100 desde la primera representación en 1850 y la 24ª después de la reinauguración, que oficialmente comenzará el 18 de septiembre.

Puede que el Real sea el primer teatro europeo que reabra tras la pandemia, según señaló el director artístico, Joan Matabosch, “pero tiene que estar en primera fila del liderazgo y dar pasos hacia la normalidad”. Esto significa, detalló, continuar hacia adelante sin esperar que esa normalidad llegue por sí sola, “ya que es una conquista de todos”. Y este es el primer paso para una nueva era en la que los teatros de todo el mundo tendrán que “reinventarse”, subrayó.

Sin avanzar en los protocolos sanitarios, debido a la pandemia, que se aplicarán en la apertura del teatro, el director general, Ignacio García-Belenguer, manifestó que se hará con todas las medidas de seguridad, aunque “no sabemos la situación sanitaria que habrá en ese momento y adelantarlo ahora sería descabellado”. En este sentido, apuntó a que será el 23 de junio, cuando se ofrezcan los detalles de la reapertura y del aforo con el que podrán contar, coincidiendo con la presentación oficial de la citada ópera de Verdi, de la que se hará una versión semiescenificada con cuatro repartos y para la que se precisará una semana de ensayos escénicos y una para la música, cuando se ofrezcan los detalles de la reapertura y del aforo con el que podrán contar.

El Teatro Real es la primera sala que presenta el programa de actividades para el nuevo curso, porque “la auténtica desescalada es la próxima temporada, y podremos superarlo con imaginación, ganas y todos los recursos a nuestro alcance”, insistió Matabosch, que destacó los 15 títulos que componen la “ambiciosa programación, capitaneando coproducciones con los más importantes teatros europeos y ofreciendo grandes títulos del repertorio lírico con algunos de los cantantes más aclamados mundialmente”.

Entre las óperas, habrá siete nuevas producciones del Teatro Real ­–Rusalka, Peter Grimes, Lessons in Love and Violence, Norma, Viva la Mamma, Marie y Tránsito (estas dos últimas serán estrenos mundiales)–; cuatro producciones invitadas ­–Un ballo in maschera, Don Giovanni, Sieg­fried y Tosca–, y otras tantas en versión de concierto –El nacimiento del Rey Sol, Elektra, Don Fernando, el emplazado y Orlando Furioso–. “Es una temporada que habla por sí sola, es la que queremos que sea desde el punto de vista artístico, con un discurso valiente de primer nivel, a la que ha habido que hacer algún ajuste”, precisó Matabosch, sobre los cambios que han tenido que adoptar debido al coronavirus.

En este sentido, matizó la apuesta por óperas de más calidad, con una mejor realización, especialización y mejora en los procesos de grabación. De la programación, Matabosch, que estuvo acompañado en la mesa por el director musical, Ivor Bolton, y por Pablo Heras-Casado, principal director musical invitado del Real, que estará al frente de Siegfried, la tercera parte de El anillo del nibelungo, de Wagner, destacó como auténticos tesoros de la nueva temporada dos de las coproducciones internacionales que tendrán su estreno absoluto en Madrid: Rusalka, de Antonin Dvorak, la popular ópera romántica checa que se estrenará en noviembre en coproducción con los teatros de ópera de Dresde, Bolonia, Barcelona y Valencia, y que hace un siglo que no se escucha en el escenario del Real; y Peter Grimes, de Benjamin Britten, prevista para abril, y de cuya música se ocupará Ivor Bolton, así como Deborah Warner en la parte escénica, en coproducción Royal Opera House de Londres, la Ópera de París y la Ópera de Roma.

Otra coproducción destacada, así lo resaltó Matabosch, será Lessons in Love and Violence, de George Benjamin, que llegará en abril, dos temporadas después de su estreno absoluto, con dirección de orquesta de Josep Pons y puesta en escena de Katie Mitchell, "una de las grandes damas del teatro británico junto con Deborah Warner".

El coliseo madrileño colabora con otros dos teatros de la ciudad para acoger dos estrenos mundiales de compositores españoles: Marie, de Germán Alonso, con libreto y dramaturgia de Lola Blasco, que se presentará en el Teatro de la Abadía; yTránsito, con música y libreto de Jesús Torres, que se representará en las Naves de Matadero.

La programación de danza llevará al Real tres compañías que representan a diferentes estilos coreográficos y estilísticos: el Ballet de Múnich que interpretará a Giselle, La Compañía Nacional de Danza que presentará tres obras, Apollo, de George Balanchine, Concerto DSCH, de Alexei Ratmanski, y White Darkness, de Nacho Duato; y el Real Ballet de Flandes, que ofrecerá una nueva versión de la obra In memoriam, concebida por su director, Sidi Larbi Cherkaoui.

Normas
Entra en El País para participar