Seat estudia salir del negocio del carsharing y vender Respiro

La compañía está reorientando su estrategia de movilidad en un momento en el que los usuarios de coche compartido han caído por el Covid-19

Vehículo del servicio de carsharing Respiro (Seat).
Vehículo del servicio de carsharing Respiro (Seat).

Seat se está planteando abandonar el negocio del carsharing y está analizando soluciones y opciones para su compañía Respiro y sus 28 empleados, que comunicará "próximamente".

Según fuentes de la automovilística española, la compañía está replanteando su estrategia y prioridades en los servicios de movilidad, en un momento en el que tiene que concentrarse en asegurar su liquidez debido al impacto que está teniendo en el sector el coronavirus.

"La situación extraordinaria en la que nos encontramos originada por el Covid-19 ha causado una importante caída en el número de usuarios de carsharing y las previsiones a corto y medio plazo apuntan a que esa demanda no se recuperará por la desconfianza a utilizar esta forma de transporte compartido", aseguran desde la empresa.

No obstante, desde la enseña de Martorell (Barcelona) apuntan que, a pesar de este nuevo planteamiento, Seat continúa con su "firme compromiso" respecto a los productos y soluciones de movilidad.

Entre las opciones que baraja la empresa para salir del negocio de coche compartido se encuentra la búsqueda de un potencial comprador de Respiro, adquirida por Seat en 2018 por unos cinco millones de euros y que fue fundada en 2010 por Ian Paterson e Inés de Saralegui, según ha adelantado Expansión.

La automovilística, propiedad del grupo Volkswagen, puso en marcha a finales del año pasado Seat Urban Mobility, una unidad de negocio en la que concentrará sus soluciones de movilidad, relacionadas tanto con el producto como los servicios y las plataformas.

Normas
Entra en El País para participar