Industria pide a Nissan que recapacite: "Zona Franca es económicamente sostenible"

La CEOE advierte de una "peligrosa tendencia" hacia el nacionalismo en el sector del automóvil

Trabajadores de Nissan protestan ante un concesionario de la marca en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), el sábado pasado.
Trabajadores de Nissan protestan ante un concesionario de la marca en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), el sábado pasado. EFE

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha pedido a Nissan que "recapacite" y mantenga activa la planta de la Zona Franca de Barcelona porque, en su opinión, es la "mejor" solución y es "económicamente sostenible".

Maroto ha asegurado que el Gobierno lleva dos años trabajando para mantener las capacidades productivas de las tres plantas catalanas del fabricante japonés. "Seguimos trabajando porque nosotros no damos por perdido que esa fábrica continúe. Hay, además, unidad de acción de todas las administraciones", ha reivindicado este lunes en una entrevista en Telecinco.

La titular de Industria ha subrayado la necesidad de crear "oportunidades" en la Zona Franca de Barcelona y ha recordado que el coste para Nissan de cerrar las fábricas ascendería a más de 1.000 millones de euros, mientras que un proyecto industrial para mantenerlas activas costaría en torno a los 400 millones.

Los trabajadores de Nissan en Barcelona retomarán este martes las movilizaciones contra el cierre de sus plantas llevando la protesta a los concesionarios de Renault, que se encargará de gestionar el mercado europeo bajo su alianza con la marca nipona. El comité de empresa ha hecho un llamamiento a la plantilla y a sus familiares para desplazarse a algunos concesionarios de la firma del rombo para dejarles mensajes sobre los sentimientos que les ha provocado el anuncio del cierre de las fábricas de Nissan.

Por su parte, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha advertido de que observa una "cierta tendencia muy peligrosa" hacia el nacionalismo en el sector del automóvil, refiriéndose en concreto a Francia y Renault.

"Cuidado con hablar de esto en España. Es cierto que como a Francia se le ocurra pensar que solo se va a fabricar todo allí, en España tendremos un problema", ha dicho Garamendi en declaraciones a la Cadena SER.

Además, ha subrayado que, empezando por el Ejecutivo, los empresarios y los sindicatos, "se tiene que cuidar entre algodones" a la automoción para evitar deslocalizaciones. "Entre todos tenemos que retenerla, con talento, con ganas y demostrando que España es un gran país para fabricar coches", ha apuntado Garamendi.

En opinión del presidente de la patronal de empresarios, el caso de Nissan habría que "ponerlo en un aparte" porque sus problemas venían de antes de la pandemia.

"No hay causa que justifique el cierre"

UGT ha exigido al Gobierno que apruebe lo antes posible el plan de apoyo anunciado este domingo por el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y ha instado a enviar el mensaje a las multinacionales instaladas en España de que "no pueden irse cuando quieran" si han recibido ayudas públicas.

En un comunicado, la federación de industria del sindicato ha pedido además que el plan "sea una puesta clara y valiente para el sector", y que esté a la altura de los que han avanzado otros países europeos. "Hay que dejar claro a las multinacionales de nuestro país que no pueden irse cuando quieran después de cobrar durante años millones en ayudas públicas", ha subrayado.

Asimismo, ha resaltado que no existe ninguna causa que justifique el cierre de Nissan y ha considerado que esta decisión es "un error estratégico evidente de la alianza" Nissan-Renault-Mitsubishi, ya que le lleva a "perder los únicos centros productivos que tiene en Europa".

"Le hace perder capacidad de expansión en Europa, dejando a Renault sola en un mercado muy potente en expansión y debilitando el papel de Nissan dentro de la alianza", ha aseverado el responsable de automoción de UGT-Fica, Jordi Carmona.

La Mesa de la Automoción de Cataluña, creada por Foment del Treball para reforzar la industria del automóvil, se reunirá este mes con Maroto, la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y con el vicepresidente del Gobierno catalán, Pere Aragonès.

Normas
Entra en El País para participar