VW y Daimler aprietan el acelerador del coche eléctrico en China

Pueden lamentarlo si los planes pro coches limpios de Pekín se estancan

E-Golf de Volkswagen, en el salón del motor de Canadá, en Toronto, en febrero.
E-Golf de Volkswagen, en el salón del motor de Canadá, en Toronto, en febrero. REUTERS

Volkswagen se convertirá en el mayor accionista del proveedor de baterías chino Gotion High-Tech, con un 27%, por valor de más de 1.000 millones de euros, además de comprar la mitad de la matriz de JAC Motors (de carácter estatal) por una suma similar. Daimler podría respaldar la OPV de 480 millones de dólares en Shanghái del fabricante de baterías Farasis Energy. Son operaciones audaces, en un momento en el que la tibia demanda, el desigual apoyo político y los bajos precios del crudo han debilitado en conjunto las perspectivas del coche eléctrico.

Las ventas de estos modelos ya se estaban moderando en China antes de la pandemia, y en abril cayeron un 27% interanual, incluso aunque el mercado en general se recuperara. Pekín ha reducido en un 10% el valor de los subsidios, aunque ampliará su duración hasta 2022. Pese a ello, VW quiere quintuplicar su proporción de coches eléctricos hasta una quinta parte de las ventas en los próximos cinco años. Se prevé que China, que ya es el mercado más importante para VW, supondrá la mitad de sus ventas de coches eléctricos para 2025 (unos 1,5 millones de máquinas). Además, a más largo plazo, pretende reducir el coste medio durante su vida útil de los coches de batería por debajo de los de gasolina.

Ello requiere que VW aumente masivamente su capacidad de producción. Dado el gasto de transporte de las pesadas baterías en largas distancias, VW se propone aumentar la producción local. Comprar la mitad de la matriz de JAC, y elevar su participación en la joint venture que ya tenía con ella hasta el 75%, así como invertir en Gotion, podría allanar el camino.

Gotion cotiza en China, y no es barata, con un múltiplo de 58 veces. El de JAC es de 68. Así que VW probablemente no esté comprando barato. Pero al establecer relaciones accionariales con proveedores clave, tanto ella como Daimler estarán mejor colocadas ante rivales como Tesla. Si los planes pro coches limpios de China se estancan, los alemanes pueden lamentar su apuesta. Pero si el mercado se reactiva pronto, tendrán las baterías totalmente cargadas.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías