La CNMV portuguesa rechaza cancelar la opa de Cofina sobre Media Capital

Refuerza los argumentos de PRISA en el arbitraje derivado del incumplimiento del contrato de compra venta de la filial lusa

La CNMV portuguesa rechaza cancelar la opa de Cofina sobre Media Capital

La Comissao do Mercado de Valores Mobiliários (CMVM) de Portugal ha decidido no aprobar la cancelación de la opa de Cofina sobre Media Capital. De esta forma, descarta la solicitud del grupo luso de extinguir la operación. La opa era complementaria al acuerdo de compra de la mayoría del capital a PRISA, grupo editor de Cinco Días, un acuerdo finalmente incumplido por Cofina.

En un comunicado, la autoridad bursátil lusa señala que no ve claro que sea verdad que el grupo Cofina no haya podido completar la ampliación de capital destinada a financiar la transacción. En principio, le da un plazo de diez días para alegaciones.

El regulador portugués considera que Cofina no proporcionó información para respaldar la invocación de un artículo de la ley que permite la revocación de la opa sobre Media Capital en caso de cambios impredecibles y sustanciales en las circunstancias. La autoridad bursátil entiende, de manera preliminar, que "se verificaron todas las condiciones" para la conclusión del aumento de capital, incluso aludiendo a la decisión de Cofina de contribuir de forma decisiva a no colocar un número residual de acciones.

La situación, en principio, afecta solo al capital flotante de Media Capital, que supone en torno al 5,31% del total.

Fuentes jurídicas señalan que este pronunciamiento del supervisor portugués de los mercados financieros refuerza los argumentos de PRISA en el arbitraje contra Cofina, por la marcha atrás en la compra de Media Capital. PRISA afirmó en su momento que Cofina había incumplido de manera voluntaria su obligación contractual.

El 11 de marzo, la compañía lusa informó al mercado de que no había completado la ampliación de capital destinada a captar recursos con los que financiar la compra de Media Capital a PRISA.

En este sentido, el Grupo PRISA comunicó su intención de emprender acciones legales contra Cofina, una vez que hizo pública la cancelación del aumento de capital aprobado en enero y que estaba vinculada a la compra de Media Capital. PRISA pactó en diciembre del año pasado la venta de Vertix, sociedad que posee el 94,69% de Media Capital. Ambos grupos acordaron la transacción, por 123,3 millones de euros, sobe la base de un valor de empresa ('enterprise value') de 205 millones de euros.

La operación estaba pendiente, como condición suspensiva, de la inscripción en el registro de la ampliación de capital, aprobada por los accionistas de Cofina el 29 de enero. Además, de acuerdo con lo manifestado por Cofina en sus comunicaciones al mercado, la empresa tenía los compromisos para cerrar la operación con éxito. "A la vista de todo lo anterior, la sociedad iniciará a partir de este momento todas las acciones frente a Cofina previstas bajo el Contrato de Compraventa", dijo PRISA a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a principios de marzo.

Días después, PRISA notificó a la CNMV que el contrato de compraventa de Media Capital por parte de Cofina había quedado resuelto, habiendo incumplido Cofina, de manera voluntaria su obligación contractual.

Con posterioridad, PRISA ha alcanzado un acuerdo para la venta del 30,22% de Media Capital a Pluris Investments, sociedad del empresario portugués Mario Ferreira.

Normas
Entra en El País para participar