Gonzalo Lardiés (Andbank): “Se puede abrir una ventana en los cíclicos en dos o tres meses”

El gestor cree que las compañías defensivas tienen ganada la batalla pero apuesta por tomar posiciones tácticas en algunas ligadas a la marcha económica

Gonzalo Lardiés, gestor de Bolsa española y europea de Andbank
Gonzalo Lardiés, gestor de Bolsa española y europea de Andbank

Es un veterano de la gestión de Bolsa española y ahora comienza nueva etapa, justo en el momento de mercado más complicado de los últimos años. Gonzalo Lardiés fichó en marzo por Andbank para hacerse cargo de los vehículos de renta variable española y europea de la entidad, Sigma Iberian Equities y Simga European Equities. Procedente de A&G, con una larga trayectoria que le ha llevado por Aplha Plus, Banco Madrid, Rothschild y Metagestión, cree que la crisis que ha desatado la pandemia no ha hecho sino agravar los cambios estructurales larvados en un largo ciclo económico expansivo.

¿Cómo afronta su estreno en la gestión de dos fondos nuevos en un momento tan incierto como el actual? ¿Es una ventaja empezar ahora y comprar barato?

Si me hubiesen dado a elegir habría preferido un entorno más calmado...La realidad de mercado es la que es. Como se suele decir, con estos bueyes hay que arar. Ahora tendré la posibilidad de contar desde el inicio con un vehículo de Bolsa europea, que era algo que me llamaba desde hace tiempo. Y creo que no somos conscientes aún de la trascendencia histórica que tiene la pandemia. Ha acelerado profundamente dinámicas que venían, de forma más tenue, produciéndose desde hace tiempo, como que la economía no sepa reaccionar si no es con el apoyo incondicional de los bancos centrales. Ha precipitado todo ese proceso, el de una economía que no encuentra fuerzas para salir adelante por sí misma, con un endeudamiento muy elevado y compañías con márgenes reducidos. Y a eso se añade la falta de visibilidad.

¿Prevé más caídas en Bolsa ante tanta incertidumbre económica?

Sin la oleada de estímulos de los bancos centrales, habría que ver dónde estaría hoy el mercado. Desde los mínimos de marzo hemos visto en muchos índices una recuperación bursátil inducida pero no sé hasta qué punto realista. Los bancos centrales han tenido que salir a parar ese deterioro financiero tan importante pero la realidad de mercado, en renta fija y variable, está muy alejada de la realidad del negocio de las compañías. No hay que olvidar que el dinero está yendo básicamente hacia las cinco grandes compañías tecnológicas de EE UU. Al fin y al cabo el sector de tecnología e información pesa el 26% en el S&P y si lo juntamos con farmacia y salud, suman un 42%. Casi tienes la mitad del S&P con dos sectores que lo están haciendo, por circunstancias determinadas, mucho mejor que el resto. Eso es representativo no de lo que ha pasado sino de una realidad de esos sectores.

"La realidad de mercado, en renta fija y variable, está muy alejada de la realidad de negocio de las compañías"

¿ Cómo está construyendo la cartera de Bolsa española?

En Bolsa española tenemos un equilibrio entre pequeñas y grandes compañías. Pequeñas que tenían un castigo importante y que para mí son un indicador más fiable de la realidad economía. Ahí estamos cómodos en el medio y largo plazo, con compañías con niveles de solvencia buenos y en las que te puedes centrar en valoración activos y negocio. Son el caso de Rovi, Logista, Zardoya Otis. En la otra pate de la cartera vamos a un componente más de grandes compañías, donde estábamos menos ponderados. Estamos en general bajos en financiero y si tomamos algún posicionamiento es más táctico, a dos tres meses vista, porque las incertidumbres es banca son elevadas. Vamos buscando oportunidades de mercado, como cuando Repsol bajó a los 6 euros o Amadeus por debajo de 40 euros.

¿Qué otros valores del Ibex le gustan?

La aproximación es por el horizonte temporal de cada inversión. En Cellnex estamos pagando futuro, un negocio que a medio y largo plazo va a ser uno de los grandes ganadores. En Repsol la realidad es totalmente distinta, los ratios de valoración pueden ser muy atractivos pero hay que ser conscientes de las dificultades a medio plazo, con el impulso a las energías verdes. Ahí el horizonte temporal de la inversión es limitado. En Telefónica hemos entrado hace un par de semanas, porque el castigo había sido importante, pensamos que podía tener algo de mejora en el corto plazo. Pero somos conscientes de que el problema sigue siendo la elevada deuda, y ver cómo evolucionan partes problemáticas de su negocio, como España y sobre todo emergentes.

"Gestionar solo Bolsa española es más ingrato. Resulta más difícil hacer una gestión eficiente”

¿Y la banca? En su anterior etapa llegó a tener un peso importante en la cartera.

Ya a principios de 2019 se vio que la posibilidad de un alza de tipos quedó totalmente aparcada. Se iban cayendo los argumentos del potencial en cuanto a valoraciones. La situación de la banca europea y española no es muy distinta a la de EE UU, puedes añadir quizá solo un poco de incertidumbre política. La realidad es difícil para todo el sector. En las compañías cíclicas, si ya teníamos un escenario complicado anteriormente, este entorno es ahora mucho menos predecible.

¿Se inclina por los defensivos en lugar de los cíclicos?

Esa parece la realidad. En el sector farmacéutico no es raro encontrarte con valoraciones de 25-30 veces beneficios y el mercado está cómodo con esos ratios de valoración porque esos ratios más exigentes compensan con una visibilidad del negocio mucho más elevada que otras compañías. En sectores cíclicos que venían muy castigados se podría abrir una ventana en los próximos dos o tres meses si parece que a partir de junio mejoran los datos económicos. Podrían tener un momentum temporal ante cierta recuperación. Pero más allá de esto, hay sectores que arrastran problemas estructurales del pasado.

¿Cree que va a ser más fácil gestionar Bolsa europea que española?

En Europa buscamos más un posicionamiento sectorial que nombres concretos. Y a partir de ahí, ver qué compañías tienen más o menos riesgo. El horizonte temporal de la inversión es más reducido que en condiciones normales porque la visibilidad es la que es. Estamos rotando desde negocios defensivos, como farmaceúticos, y jugamos con los niveles de liquidez, reduciendo esa liquidez para entrar en cíclicos pero con mucha cautela. Pero si quiero apostar por el sector farmaceútico en un momento determinado en España hay solo tres o cuatro compañías,. La segregación geográfica es algo que aún buscan los inversores pero reconozco que es más ingrato gestionar solo Bolsa española. Las dificultades para hacer una gestión eficiente son elevadas.

Normas
Entra en El País para participar