NH iniciará la desescalada en mayo abriendo 30 hoteles en Alemania y Holanda

La hotelera cuadruplicó pérdidas hasta los 57 millones en el primer trimestre y dispone de una liquidez de 675 millones.

Ramón Aragonés, consejero delegado de NH Hotels
Ramón Aragonés, consejero delegado de NH Hotels

NH ha sufrido el impacto del coronavirus con la misma intensidad que el resto de grandes cotizadas ligadas al turismo, como IAG, Amadeus o Meliá. En el primer trimestre, los ingresos de la hotelera propiedad de Minor se redujeron un 21% hasta los 279 millones, castigados por la nula actividad en el mes de marzo, lo que condujo a una caída en picado de los niveles de ocupación (29,7% menos en el trimestre) y de los ingresos por habitación disponible (-27,1%).

En ese escenario, las pérdidas se cuadruplicaron pasando de los 14,7 millones registrados en el primer trimestre de 2019 a los 57,2 millones en el mismo período de 2020. "Covid-19 representa el mayor desafío al que se ha enfrentado la industria hotelera en todo el mundo y está midiendo nuestra fortaleza. La oportuna transformación operativa y financiera que hemos llevado a cabo en el pasado, junto con las medidas de eficiencia que hemos implementado en la actualidad, nos permitirá superar esta situación, mantener el liderazgo y ser más competitivos cuando retorne la normalidad”, aseguró el consejero delegado de NH, Ramón Aragonés.

La hotelera asegura que los planes de contigencia adoptados en marzo se centran en reforzar la posición de liquidez y en rebajar todos los gastos y que tendrán reflejo en las cuentas del segundo trimestre. En concreto se dispuso de 275 millones de euros en varias líneas de crédito en marzo y se cerró un préstamo sindicado por 225 millones en mayo, avalado por el ICO, con lo que la posición actual de liquidez de la firma se sitúa en 675 millones. En paralelo se ha procedido a la paralización o aplazamiento de las obras de reformas en marcha, lo que ha significado un ahorro de 80 millones de euros, y se están renegociando los precios del alquiler en los 230 hoteles donde NH es gestor, que ascienden a una factura de 276 millones de euros al año. "Se han alcanzado acuerdos de reducción de renta con un número elevado de propietarios y se mantienen abiertas las conversaciones con el resto", reconoce la compañía. También se anuló el dividendo de 0,15 euros con cargo a los resultados de 2019, lo que supuso un ahorro de 59 millones de euros.

A esos planes de contingencia le seguirá la vuelta a la normalidad, en la que todos los hoteles de la compañía habrán implementado los protocolos desarrollados con SGS para garantizar los máximos estándares de seguridad a los clientes. El proceso de desescalada arrancará en Alemania y Holanda, con la apertura de 30 hoteles en mayo. Posteriormente le tocará el turno al área del sur de Europa, donde los hoteles abrirán entre finales de mayo y principios de junio, mientras que América será la última región en abrir, ya que también fue la última en resultar afectada por el coronavirus. La hotelera da por hecha que el arranque de la actividad vendrá impulsada por el turismo doméstico en los principales destinos de Europa y Latinoamérica y que el turismo corporativo se activará más tarde, por lo que prevé que el 70% de sus clientes en los próximos trimestres serán particulares.

Normas
Entra en El País para participar