El Ibex remonta de la mano de Wall Street y la recuperación de China

El Ibex 35 sube un 0,89%, con la deuda presionada por las subastas

Viandantes ante un gráfico brusátil en Tokio (Japón)
Viandantes ante un gráfico brusátil en Tokio (Japón) AFP

Los inversores han tenido mucho que digerir en esta sesión. Si en la semana las referencias están siendo abultadas, la sesión de hoy ha sido un buen ejemplo de ello. A la publicación de nuevos indicadores sobre la evolución de la economía se suman las publicaciones de resultados. En una jornada en la que esta vez China ha sido el gran catalizador de los mercados, el Ibex 35 ha ido de menos a más y tras unas sesión a medio gas el selectivo ha concluido con una subida del 0,89%, ascenso que le ha servido consolidar la barrera de los 6.700 puntos.

Los mercados europeos amanecieron este jueves con una de cal y otra de arena. La noticia positiva llegaba desde el gigante asiático, que después de meses en los que aislamiento ha pasado factura a la que es ya la segunda economía del mundo, el dato de exportaciones ha arrojado un repunte del 3,5% en el mes de abril, frente a la caída del 13,5% que esperaban los analistas. Este indicador sirve oxígeno a los inversores que ven en China el espejo donde mirarse. Es decir, si después de meses de confinamiento el país empieza a recuperar el pulso económico puede que las economías que han iniciado paso a paso la reapertura vuelven en poco tiempo a registrar niveles previos a la crisis.

La parte negativa llegaba desde EE UU donde las declaraciones de Donald Trump en referencia a China no hacen más que caldear las ascuas sobre una futura ruptura comercial, una decisión que podría llegar a tomar en las próximas semanas sí se confirma que China incumple el pacto. La gencia de noticias Bloomberg apunta a que los representantes comerciales de las dos países prevén mantener contactos la próxima semana por primera vez desde que saltó la emergencia del coronavirus.

En medio de toda esta vorágine hoy antes de la apertura de Wall Street se ha publicado el dato de desempleo semanal. Las peticiones de subsido por desempleo aumentaronen 3,16 millones la semana pasada, ligerarmente por encima de los tres millones que esperaban los expetos. Con esta son ya 33,5 millones de personas las que pierden el empleo en las últimas siete semanas. A pesar de este dato y de la incertidumbre que existe sobre una reactivación de la guerra arancelaria, Wall Street sube más de un 1,5% al cierre de las Bolsas europeas.

Los principales índices europeos que a lo largo de la jornada han mantenido subidas cercanas al 1%, subidas que al cierre se vieron reforzadas. El Dax alemán se anotó un 1,44%; el Cac francés, un 1,54%; el FTSE británico, un 1,4% y el Mib italiano, un 0,5%.

De regreso a la Bolsa española hoy las miradas han estado pues en Telefónica, IAG y ArcelorMittal, las compañías encargadas de desfilar por la pasarela de resultados. Coindiendo con la presentación de sus cuentas trimestrales, la teleco ha anunciado la fusión de su negocio en Reino Unido con Virgin Media,informaciones que llevan circulando en el mercado toda la semana y que supone la mayor operación  desde que Álvarez-Pallete tomó las riendas.La cteleco que comenzó la jornada con subidas del 4% concluyó la sesión en tablas. Por su parte, la aerolínea volvió a ser la cotizada más penalizada tras registrar una caída del 3,23% y la siderúrgica, la más alcista con  un repunte del 6,81%. Junto a esta también destacaron los ascensos de Inditex (5,22%, CaixaBank (4%) y Mediaset (3,89%). En el lado de las caídas destacaron Colonial (-2,44%) y Grifols (-2,35%).

Los mercados de deuda, mientras, siguen presionados por la esperada avalancha de bonos; el Tesoro de EE UU prevé emitir tres billones de deuda en un trimestre. Mientras España ha colocado hoy deuda en la que es su primera emisión a medio y largo plazo desde que el Gobierno remitiera el Plan Estabilidad a Bruselas. Se trata además de la primera subasta en la que el Tesoro coloca por primera vez en su historia cinco referencias. En total ha adjudicado 7.120 millones.

La emisión de este jueves es un fiel reflejo de los esfuerzos del organismo que dirige Carlos San Basilio por acelerar sus emisiones y captar los recursos suficientes con los que financiar las medidas puestas en marcha por combatir el impacto del Covid-19. Tras la colocación realizada hoy, una subasta de deuda a largo plazo, los inversores han aprovechado para deshacer sus posiones en la deuda española lo que se tradujo en un repunte de las rentabilidades. Tuvo que ser de nuevo el BCE, el que calmó a los inversores. A pesar de la sen tencia del constitucional alemán, Christine Lagarde ha asegurado que mantendra el porgrama de compras. Esto sirvió de oxígeno a la renta fija. El bono español concluyó el 0,82% frente al 0,853% de ayer. El italiano bajó al 1,92% desde el 1,97% previo y el alemán profundizó los rendimientos negativos al caer al -0,51% desde el -0,54%. Por su parte, las primas de riesgo periféricas bajaron dos puntos básicos, hasta los 246 en el caso de la transalpino y la española permeció estable en los 136 puntos básicos.

El dólar sube, mientras el euro se ve castigado por las negras perspectivas económicas para la eurozona. Cotiza en 1,08 dólares por euro y ha marcado mínimo desde 2016 ante el yen, en 114,4 yenes.

En el mercado del crudo el Brent y el Texas retoman las alzas. El primero se anota un 2,76%, hasta los 30,5 dólares por barril y el segundo, un 4,9%, hasta los 25,17.

Normas
Entra en El País para participar