Canarias

El dilema de los hoteles ¿abrir o no abrir este verano?

Advierten de que sólo con turismo local y nacional no llega para todos. Para todas las empresas, a la falta de clientes se suma la dificultad de acogerse a los beneficios fiscales del REF.

Hotel en Maspalomas
Hotel en Maspalomas
Las Palmas de Gran Canaria

El dilema de los hoteles ¿abrir o no abrir este verano?

 

Advierten de que sólo con turismo local y nacional no llega para todos. Para todas las empresas, a la falta de clientes se suma la dificultad de acogerse a los beneficios fiscales del REF.

 

Con la desescalada sobre la mesa, los empresarios no está ni mucho menos tranquilos. Para muchos negocios de hostelería, la clave para mantenerse está en llenar el local, ya sea un bar o un hotel. Y esto parece que tardará bastante aún en llegar. La conectividad aérea de la que tanto depende Canarias obliga a tirar, de momento, del público local y, como mucho, del nacional. Pero los hoteleros creen que con eso no llega. “No es plausible pensar que esto se va a solucionar solo con la demanda interna” advierte Jorge Marichal, presidente de Ashotel y de la patronal nacional Cehat. Cree que abrir de golpe el mercado turístico español, pensado para acoger a 84 millones de turistas extranjeros intentando repartirse solo a los españoles, puede tener consecuencias muy negativas como “que los ERTES, que el Gobierno sigue sin prolongar, se conviertan en ERES, con empresas abiertas pero perdiendo dinero”. Por eso hay algunos hoteles que se plantean si abrir o no ante este panorama. Lo ve frecuentemente entre sus clientes hoteleros Eduardo Sánchez, asesor fiscal y socio de San Telmo Abogados y Economistas: “Muchos hoteles me dicen que a lo mejor no les interesa abrir en Agosto para el turismo local. A los grandes no les sale a cuenta estar al 50%. Están pendientes de cómo es la llegada de turistas y en función de eso decidirán abrir o esperar a final de año para tener rentabilidad”. La patronal hotelera también cree que la reapertura ha de hacerse con mucho cuidado y estudiando mucho la situación porque “correr a abrir no tiene por qué ser mejor que estar cerrado y si el panorama es tener los hoteles abiertos, pero a un 15% de ocupación flaco favor hacemos a la economía” afirma Marichal.

 

Creen que los hoteles más pequeños sortearán mejor el temporal. “El formato extra hotelero abrirá antes. Incluso el apartamento vacacional. Por mayor percepción de seguridad o de falsa seguridad, en realidad. Esos hoteles pequeños de Vegueta, con pocas habitaciones, son más flexibles y manejables” afirma Sánchez. Algo parecido sostiene Marichal, que confía en una recuperación más temprana del sector extrahotelero “sobre todo en islas no capitalinas”. El motivo es que el posible contacto con otros clientes es menor porque “estás en un sitio que tú controlas y dominas y en el que te puedes hacer tu propia comida”. Aunque no aventura previsiones ya que “también puede que la gente confíe más en sitios más grandes donde, por la capacidad el propio complejo, las restricciones sean mayores y los protocolos más exigentes”.

 

A los problemas de demanda hay que añadir el posible incumplimiento de los requisitos del Régimen Económico y Fiscal para acogerse a bonificaciones fiscales. La Cátedra del REF de la ULPGC analiza este problema en el informe “El REF ante la crisis económica y social de coronavirus”. Su director, Salvador Miranda, pide una interpretación “flexible” de las condiciones. Pone como ejemplo un hotel que para acogerse a los beneficios de la RIC tenga que mantenerse abierto 5 años, pero no los cumpla por la crisis sanitaria. “¿Va a venir una inspección a decirme que he incumplido y que tengo que pagar? Esa interpretación literal no tiene lógica. Estamos ante una causa de fuerza mayor y eso significa que si yo tenía que tener abierto ese negocio cinco años ahora debería tener cinco años más seis meses”.

Una flexibilización que también pide la patronal hotelera y que afecta a otras herramientas del REF como la Zona Especial Canaria de la que forman parte 656 empresas. “A nuestro despacho han llegado más de 10 y más de 15 empresas con estos problemas” señala Eduardo Sánchez. “El que se haya sumado a la ZEC en enero y tenga 6 meses para generar empleo, con esta situación a lo mejor no es capaz de hacerlo y se queda fuera” advierte.

El informe también sugiere cambiar el modelo productivo canario usando el REF. “Esta crisis ha descubierto nuestra dependencia hasta para comprar una mascarilla. Deberíamos tener un mínimo de industria que nos cubra en ciertos aspectos. Y ahí es donde vemos un nicho para que la Universidad invierta más en biomedicina y tengamos todo lo urgente para sanidad” señala Miranda.

Los cambios de la crisis

La banca. El informe de la cátedra del REF aborda el papel de la banca: “Al principio no daban créditos con facilidad por miedo a incumplir una legislación poco clara y perder el aval estatal” afirma Salvador Miranda. Ahora constata un cambio con respecto a la crisis anterior “entonces el dinero era para ellos. Ahora la autoridad ha aprendido y el dinero fluye poco a poco a las empresas”.

Comercio y restauración. Los asesores fiscales llaman a renegociar el contrato de alquiler de los negocios. “Es lo que se llama Rebus sic estantibus. La idea es que ha habido un cambio en las condiciones que no me son atribuibles y que me da derecho a renegociar la renta que pago” afirma Eduardo Sánchez.

Turismo local. Salvador Miranda confía en un repunte del turismo local este año “porque a nadie le apetece pasar por Madrid o Barcelona para hacer enlaces o irse al extranjero con el miedo a no poder volver”. Ese repunte podría permitir a hoteles “con no más de 20 personas en plantilla” llenar el 30% de las plazas “y al menos cubrir costes”.

Normas
Entra en El País para participar