Distribución

Mercadona se queda sin tramos libres de entrega en la venta online de Madrid

El servicio, abierto el lunes, ya no ofrece fechas para entrega de pedidos

Almacén de Getafe en Mercadona.
Almacén de Getafe en Mercadona.

La alta demanda que está teniendo el canal online en las cadenas de supermercados desde el inicio del confinamiento vuelve a impactar en Mercadona. La compañía de supermercados que preside Juan Roig estrenó el pasado lunes su nuevo servicio de venta online en Madrid con la inauguración de su almacén logístico de Getafe, dedicado en exclusiva a este tipo de venta, y que en un inicio se reduce a siete códigos postales de la capital (28001, 28006, 28007, 28009, 28010, 28014, 28045).

Sin embargo, el número de pedidos recabado en esas cuatro jornadas ha sido tal que ya no existen tramos de entrega disponibles en ninguno de los códigos postales habilitados, según ha podido comprobar este diario. Estos códigos corresponden a las zonas de Retiro, Barrio de Salamanca y Méndez Álvaro. Es decir, los clientes que quieran hacer un pedido no pueden tramitarlo ahora mismo al no poder elegir una hora para recibirlo.

Fuentes de Mercadona reconocen a CincoDías que “se están completando” y que la empresa trabaja para “llegar al mayor número de clientes lo más pronto posible”. La valoración del inicio del servicio, en cualquier caso, es positiva. “Estamos muy satisfechos de la respuesta que estamos teniendo por parte de nuestros jefes [forma en la que Mercadona denomina a sus clientes]”.

La compañía líder del sector en España con un 25% de cuota tuvo que suspender la venta online en toda España el pasado 11 de marzo, salvo en Valencia y Barcelona donde ya tenía el nuevo sistema basado en almacenes logísticos exclusivos. Con el anterior, los pedidos se realizaban en base al stock de las tiendas, y la afluencia masiva de clientes durante la semana previa al confinamiento hizo que Mercadona tomase esa decisión.

Algo que, al mismo tiempo, hizo acelerar los plazos para poner en marcha el almacén de Getafe y el nuevo sistema en Madrid. Algo que estaba previsto para el segundo trimestre, como confirmó Juan Roig en la presentación de los resultados de 2019, pero no para finales de abril.

Juana Roig, directora general del proyecto de compra online de Mercadona, ya indicó el lunes que en la empresa eran conscientes de que “no vamos a poder dar servicio a toda la demanda de Madrid, pero nos vamos a esforzar al máximo para llegar al mayor número de clientes lo más pronto posible”.

La intención de la empresa, como ha sucedido en Valencia y Barcelona, es la de ampliar paulatinamente las áreas en las que da este servicio online en Madrid. Sin embargo, no lo hará hasta consolidar la operativa en los códigos postales en los que ahora lo presta.

El canal online ha sido un quebradero de cabeza para los operadores de supermercado desde el inicio del confinamiento. La demanda ha sobrepasado a las cadenas, acostumbradas a que este canal apenas representase el 2% de sus ventas. En algunos casos ha llegado a suponer el 25% en las peores semanas de la crisis, siempre con plazos de entrega muy amplios.

Normas
Entra en El País para participar