Japón impulsará un plan de estímulos de un billón de euros contra el virus

Las medidas fiscales supondrán menos de la mitad del plan japonés, según un borrador al que ha tenido acceso Reuters; el paquete supone una quinta parte del PIB nipón

Calle del distrito de Shinjuku, en Tokio, vacía durante la emergencia nacional en Japón.
Calle del distrito de Shinjuku, en Tokio, vacía durante la emergencia nacional en Japón.

Japón impulsará un nuevo paquete de estímulos para expandir los pagos en efectivos a sus ciudadanos para contrarrestar la recesión económica en la que la tercera economía mundial está a punto de caer. El primer ministro Shinzo Abe presenta los nuevos estímulos dos semanas después de que su Gobierno aprobase un primer plan, de algo menos de 1 billón de euros, que detallaba pagos de en torno a 2.500 euros a los hogares cuyos ingresos se hubiesen visto afectados por la pandemia. Abe ha cedido a la presión de su equipo e incluirá un pago de unos 900 euros mensuales a cada ciudadano en vez de los 2.500 previstos solo para ciertos japoneses, afirman los analistas. La nueva suma al plan de estímulos triplica el coste del primer plan.

La revisión y ampliación del mismo supondría un apoyo al consumo privado, que equivale a más de la mitad de la economía japonesa. Otros expertos, en cambio, consideran que la mayor parte del pago terminaría en ahorros en lugar de favorecer el gasto.

"Los receptores de los pagos incluyen a los ricos y a las personas cuyos ingresos no se ven afectados, por lo que los ahorros también aumentarán", dice Ryutaro Kono, economista jefe de BNP Paribas Securities. "Incluso considerando que esta vez más gente sufrirá un dolor económico que durante la crisis financiera de 2009, la proporción de los pagos que se gastará se estima en alrededor del 40%. Por lo tanto, solo aumentaría el PIB en 0,3 puntos porcentuales".

Tras la nueva actualización, el plan presentado moverá un billón de euros, de los que menos de la mitad corresponderán a medidas fiscales, según un borrador al que ha accedido Reuters.  En torno a 220.000 millones de euros se financiarán con un presupuesto extraordinario.

Política fiscal y monetaria

Por su parte, el Banco de Japón se ha unido a otros bancos centrales paradesplegar estímulos que eviten un golpe económico de calado. El Banco de Japón flexibilizó la política monetaria el mes pasado prometiendo impulsar la compra de activos de riesgo y crear un nuevo plan de préstamos para bombear más dinero a las empresas afectadas por la caída de las ventas. El banco central discutirá más medidas para aliviar las tensiones de la financiación corporativa en la revisión de los tipos de este mes, a medida que el impacto golpee a los beneficios.

 El gobierno planea emitir bonos adicionales por valor de 25,69 billones de yenes para financiar el presupuesto suplementario, según el proyecto. El endeudamiento mayor del previsto aumentará la deuda en el que es el país con mayor pasivo del mundo (supera el 237% de un PIB de 5 billones de euros).

Japón registra hasta este lunes 200 muertes por Covid-19 con 11.000 casos positivos, una cuarta parte en Tokio, la capital.

Normas
Entra en El País para participar