El déficit público se disparará en España al 9,5% este año y el 6,7% en 2021, según el FMI

La deuda pública alcanzará su máximo en más de un siglo, muy por encima del 100%

Deficit España Pulsar para ampliar el gráfico

La economía española sufrirá una debacle histórica este año como consecuencia de la pandemia del Covid-19, con un desplome del 8% del PIB en un solo ejercicio al que le seguirá una recuperación parcial en 2021, con un repunte del 4,3%, según las previsiones avanzadas ayer por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe Perspectivas de la Economía Mundial (WEO, por sus siglas en inglés).

Pero la secuela en las cuentas públicas del país amenaza con ser aún más grave, legando un desequilibrio presupuestario crónico que será difícil de revertir según las previsiones publicadas este martes por el FMI en las últimas páginas del citado informe.

En concreto, el FMI estima que el déficit público de España pasará del 2,6% del PIB en que cerró 2019 a multiplicarse casi por cuatro, hasta el 9,5%, este año, según las previsiones publicadas este martes en el WEO. Un incremento de unos 80.000 millones de euros en términos del PIB actual, que solo se rebajaría al 6,7% en 2021 (lo que supondría un recorte de más de 30.000 millones a lomos del rebote de la economía), siempre según el citado informe, publicado este martes por el organismo.

Aunque la Unión Europea ha activado la llamada cláusula general de escape del Pacto de Estabilidad para liberar a los socios de su obligación de reducir el agujero fiscal, con el tiempo se impondrá de nuevo la búsqueda del equilibrio presupuestario.

Hasta la fecha, superar un agujero del 3% suponía someterse al llamado procedimiento de déficit excesivo, que España abandonó en 2019 tras 10 años de excesos por la crisis anterior. Recuperar esos niveles conllevaría cuantiosos recortes y/o fuertes subidas de impuestos.

“El déficit que se va a alcanzar está muy cercano a los peores momentos de la crisis anterior y la recuperación que el FMI espera para el año que viene no es suficiente para una corrección significativa, con lo cual, volver a la senda del 3% va a ser complicado para España”, dice María Jesús Fernández, economista senior de la fundación de las cajas de ahorro (Funcas), quien cree que “lo más negativo de las previsiones del FMI, más que la caída del PIB este año, es la moderada recuperación del año que viene”. “Incluso en un escenario de rebote más intenso, la huella que va a quedar es la de un endeudamiento público muy elevado, del 110% del PIB”, dice. El máximo en más de un siglo, tras caer al 95,5% en 2019.

Una estimación con la que coincide Rafael Doménech, responsable de análisis económico de BBVA Research, quien recuerda que el agujero fiscal y la deuda crecerán tanto por el impacto presupuestario de atender la emergencia sanitaria, social y económica, como por la fuerte reducción del PIB, medida de referencia de estas magnitudes.

Por ahora, el Gobierno ha movilizado ya 128.000 millones de euros públicos, si bien 100.000 corresponden a avales del ICO que solo desembolsará si las empresas financiadas con esta cobertura impagan a la banca.

Con todo, el problema es global. El FMI también prevé que el agujero fiscal del resto de grandes países de la UE supere el 5%, como en el caso de Alemania (5,5%), Francia (9,2%), o Italia (8,3%) y que en países como EE UU llegue al 15,4%.

Normas
Entra en El País para participar