Un perito, condenado a pagar 13.400 euros por desdecirse de su informe en el juicio

Deberá abonar dicha cantidad a la perjudicada, que presentó su denuncia basándose únicamente en su texto

Un perito, condenado a pagar 13.400 euros por desdecirse de su informe en el juicio

La Audiencia Provincial (AP) de Madrid ha confirmado la condena de 13.400 euros a un perito por haberse desdicho de su propio informe durante el juicio. Los magistrados consideran que tal actuación resultó "cuanto menos negligente", porque las conclusiones plasmadas en el texto fueron la motivación única de la afectada para iniciar su acción judicial. Al no sostenerlas en juicio, la sala, que avala el fallo de instancia, le hace responsable de los gastos soportados por la demandante.

La denuncia inicial se produce después de que la afectada solicitara un informe pericial que aclarara si su marido había sido asesinado a sangre fría o en defensa propia. Según relata la sentencia, en un procedimiento judicial anterior se había determinado que este había recibido un disparo durante un forcejeo y era aplicable, según las circunstancias del caso, la eximente de legítima defensa. Disconforme con tal decisión, la mujer solicitó otro informe pericial.

En el texto redactado por el condenado no solo se cuestionaba la versión de los primeros peritos, sino que se afirmaba que no concurría "requisito alguno para poder siquiera entrar a valorar la posible existencia de una legítima defensa, desde el punto de vista médico-forense". De hecho, los acusaba de "una grave e inexcusable negligencia inconsciente o una pericia falsa a sabiendas".

Tras comprobar el contenido del informe, la mujer del fallecido acudió a su abogado para presentar una denuncia contra los mencionados médicos forenses por un delito de falso testimonio.

Una vez en el juicio, sin embargo, el perito no respaldó las afirmaciones contenidas en su texto. Según relata la sentencia, de hecho, llegó a admitir que se había "extralimitado" empleando tales expresiones y terminó afirmando que "siempre" había tenido en su cabeza "que otras opciones científicas eran defendibles". Su posición conllevó la desestimación de la denuncia y la condena en costas de la afectada.

La AP de Madrid da la razón a la afectada en su reclamación contra el perito porque su denuncia se fundaba en un informe que ha quedado "totalmente desmontado", pero que, de no haber existido, la denuncia "no hubiera tenido base jurídica". Por todo ello, los jueces le condenan a devolverle el precio del informe pericial y a compensarle por el gasto de abogado y procurador y las costas procesales; en total, 13.400 euros.

Si quiere conocer todo lo que necesita saber sobre los efectos del coronavirus, pinche aquí.

Normas
Entra en El País para participar