Alemania defiende un MEDE sin condiciones ni vigilancia de una Troika

Italia podría obtener de ese instrumento 39.000 millones en "dinero fresco" y España podría recurrir a él por valor de 28.000 millones

La canciller alemana Angela Merkel en una intervención ante medios de comunicación durante la crisis del coronavirus.rn
La canciller alemana Angela Merkel en una intervención ante medios de comunicación durante la crisis del coronavirus. REUTERS

El Gobierno alemán considera que los medios financieros que aporte la Unión Europea (UE) a los países más afectados por el impacto en la economía de la epidemia del Covid-19 "no tienen que estar vinculados a innecesarias condiciones" ni a la vigilancia de una troika. Berlín entiende que no es el momento de vincular las ayudas a unas condiciones que "equivaldrían a una caída en la política de austeridad como la aplicada tras la crisis financiera", escriben los ministros alemanes de Exteriores, Heiko Maas, y de Finanzas, Olaf Scholz, en una tribuna que publican este lunes diarios de España, Italia, Francia, Portugal y Grecia, entre ellos el diario EL PAÍS.

En su opinión, además de las decisiones anunciadas por la Comisión Europea (CE), en concreto para relajar las condiciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, la UE dispone del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), del que dicen que ya puede aportar a los países del euro "capital en las mismas condiciones favorables" para todos ellos.

Y señalan que eso significaría que Italia podría obtener de ese instrumento 39.000 millones de euros en "dinero fresco" y que España podría recurrir a él por valor de 28.000 millones de euros. "Esos medios podrían aprovecharse para todos los objetivos necesarios en la lucha contra el coronavirus", agregan. "No necesitamos troika, controladores o comisión que desarrollen programas de reformas para un país, sino ayudas rápidas y precisas. Eso es precisamente lo que ofrece el MEDE, si lo desarrollamos de modo razonable", defienden Maas y Scholz.

La denominada troika, compuesta por representantes de la CE, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), fue el instrumento que vigilaba que se cumplían las condiciones impuestas a los rescates financieros de crisis económica de 2008-2009.

Además, los ministros proponen activar un "fondo paneuropeo de garantía" que pueda disponer de créditos para que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) apoye con liquidez a las pequeñas y medianas empresas. Los ministros agregan que con la iniciativa que la Comisión Europea presentó la semana pasada, el fondo temporal "SURE" dotado con 100.000 millones de euros, los países podrán obtener medios similares a los apoyos que en Alemania presta a las empresas el instrumento conocido como "Kurzarbeit", una modalidad de jornada reducida.

En el texto los ministros alemanes no mencionan los coronabonos, un instrumento pedido en las últimas semanas por los Gobiernos de varios países del sur de la UE para afrontar las consecuencias económicas de la pandemia.

El documento se hace público en la víspera de una reunión del Eurogrupo para precisar los mecanismos europeos a disposición de los países.

Empresarios alemanes no descartan los "coronabonos" si se agrava la pandemia

Los empresarios alemanes no descartan que los coronabonos o alguna fórmula de mancomunación de la deuda en la Unión Europea acabe imponiéndose en el bloque si se agrava la pandemia de coronavirus.

En un documento publicado este lunes, la poderosa Federación de la Industria de Alemania (BDI) describe la situación económica en Alemania, Europa y el resto del mundo a raíz de la propagación del Sars-Cov2 y no excluye los controvertidos "coronabonos".

Recuerda que en la UE se ha discutido "intensamente" en los últimos años sobre "bonos comunes con garantías comunes" por las cuestiones legales y prácticas que suscitan.

Reconoce a continuación que no hay propuesta de implementación "rápida", pero no descarta que en los próximos meses puedan darse las condiciones para lograr un consenso sobre el que poner en marcha esta fórmula para apoyar financieramente a los países más afectados por la crisis de la COVID-19 con el respaldo crediticio de los 27.

Normas
Entra en El País para participar