No hay una 'app' que te diga quién está infectado a tu alrededor: es una estafa

No hay una 'app' que te diga quién está infectado a tu alrededor: es una estafa

Android se convierte en el escenario de una estafa a costa del virus.

Todos sabemos que cuando se trata de hacer el mal, hay quien busca cualquier resquicio para estafar y robar al prójimo. Y esta pandemia en la que estamos inmersos es un caldo de cultivo perfecto para aprovechar el estado de ánimo de algunos usuarios de Android. Porque de existir un método, ¿no sería útil conocer quiénes tienen el coronavirus para que la eficacia del confinamiento fuera mayor?

Esa información no solo nos gustaría conocerla a todos los ciudadanos, sino al Gobierno, para replicar la misma estrategia de Corea del Sur en su lucha por contener los contagios. Así que si los organismos oficiales de España o Europa, no tienen localizados a todas las personas contagiadas por el Covid-19, ¿cómo lo va a saber una aplicación de Android?

Ni pagues ni hagas caso de los bulos

Así las cosas, en los últimos días ha proliferado una estafa que se está propagando por dispositivos Android y que ha sido denominada por los expertos como "Ginp". Se trata de un troyano que cuando se instala en nuestro teléfono inicia una ventana de diálogo donde nos indica cuántos infectados por el coronavirus viven a nuestro alrededor. 

El problema es que esa información, que seguramente nos gustaría conocer a todos, tiene un precio que tendremos que pagar vía tarjeta de crédito. Perder los 0,75 euros es un problema, pero más todavía que la numeración de los datos bancarios acaben en las manos de desconocidos que asaltan nuestro terminal con un troyano.

Estafa del troyano para Android por el coronavirus.
Estafa del troyano para Android por el coronavirus.

Y es, precisamente, esta información la que buscan los hackers para más tarde, realizar operaciones con esa numeración de las tarjetas e incluso desviar fondos a sus cuentas. Como podéis imaginar, cuando completamos el proceso de pago, ni hay información de casos confirmados de coronavirus a nuestro alrededor ni nada por el estilo. Es un simple engaño, una estafa en toda regla que puede acabar con resultados catastróficos si los piratas acceden a nuestra información bancaria.

¿Cómo podemos evitarlo?

Del mismo modo que en amenazas anteriores que ya os hemos contado, es fundamental no abrir enlaces ni realizar pagos en sitios web que no estén verificados ni sean de confianza. Este tipo de estafas se sirven de una apariencia de veracidad que no tienen, por lo que es necesario extremar las precauciones.

Es por eso que para evitar troyanos, instaléis en vuestros smartphones programas antivirus, capaces de detectar este tipo de amenazas y neutralizarlas. Existen multitud de soluciones, gratuitas en muchos casos, que os salvarán de terminar pagando por una información que no existe... de momento.

Normas
Entra en El País para participar